PUBLICIDAD

Opinión

En Chihuahua estamos juntos por la paz

Cuando se trata de garantizar la seguridad y la paz de los chihuahuenses, es imprescindible contar con estrategias y líneas de acción bien pensadas, planeadas, y sobre todo bien ejecutadas

Maru Campos

domingo, 15 enero 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

Cuando se trata de garantizar la seguridad y la paz de los chihuahuenses, es imprescindible contar con estrategias y líneas de acción bien pensadas, planeadas, y sobre todo bien ejecutadas. 

Ante la compleja cultura de la violencia que se encuentra de fondo –una realidad lamentablemente presente en gran parte del país y del mundo– empuñamos la impostergable responsabilidad de evitar todo el dolor que sí podamos evitar.

PUBLICIDAD

Tenemos que enviar el mensaje de que una vida distinta es posible; una vida honrada dentro de los marcos de la ley, y que hemos construido en comunidad para disfrutar de nuestras libertades. Este mensaje de esperanza y la posibilidad de comenzar una vida distinta, vale también para quienes están cursando alguna pena judicial en los Centros de Reinserción Social.

El sistema penitenciario es una directriz fundamental en el eje de seguridad de cualquier Estado. Una correcta política penitenciaria siempre impactará en lo que sucede en nuestras calles; sin embargo, la desconexión entre estas dos realidades lamentablemente ha sido y sigue siendo aprovechada por los grupos criminales.

Es por eso que hoy más que nunca, la reinserción social debe ser verdadera y efectiva. Este proceso debe estar determinado por el humanismo y la garantía de los derechos humanos, pero también con la firmeza y responsabilidad que exige volver a confiar en las personas que cumplen su condena.

El denominado “autogobierno” al interior de los penales debe llegar a su fin, y en Chihuahua ya estamos trabajando en ello. Las cárceles nunca más deben funcionar como centros de operaciones delincuenciales o como “universidades del crimen”. Este es uno de los grandes retos a nivel nacional. 

Los costos de la omisión y los años de descomposición en los penales son muchos. Pero aunque el reto es grande, estoy convencida de que la realidad del sistema penitenciario sí puede ser transformada. Esto requiere no solo una transformación al interior de los centros, sino también de una estrategia integral de seguridad, en donde los esfuerzos por la paz social sean realizados desde todos los frentes posibles. Hoy ya podemos ver resultados.

Ante un abandono sistemático por más de cinco años, nos hemos enfocado en la dignificación de la labor policial, equipando a los policías del Estado con patrullas, uniformes, equipamiento balístico, de protección personal, vehículos tácticos blindados, cámaras de solapa, caninos, equipamiento y vehículos para el K9.

El camino de la dignificación y legitimación de la función policial es también el camino a la seguridad de los chihuahuenses. Las acciones en esa dirección han sido contundentes, como la promoción y ascenso de 59 policías; otorgamiento de plazas de base para el 100 por ciento del personal operativo incorporado al Sistema de Carrera Policial; incremento a los montos de seguro de vida, gastos funerarios, y gratificación por jubilación y/o pensión del Fideicomiso Policía Amigo. 

Desde el inicio de la administración la misión sigue siendo consolidar el Estado de Derecho y la cultura de paz. Hoy nuestra seguridad es mayor, porque la Plataforma Centinela ya es una realidad para los chihuahuenses. Con el inicio de operaciones de la plataforma en Ciudad Juárez, así como en el Subcentro de Cuauhtémoc, estos dos municipios y sus regiones contarán con la protección y vigilancia que brinda esta estrategia integral de seguridad de primer mundo, y que aumenta de manera directa nuestra tranquilidad y bienestar como ciudadanos.

El decremento del 17 por ciento en homicidios dolosos en el 2022, sumado a otros grandes logros señala a un porvenir más seguro para todos. Esta cifra es la más baja registrada en los últimos cinco años, con lo cual el Estado de Chihuahua se posicionó en el primer lugar con mejores resultados a nivel nacional en cuanto a baja en incidencia delictiva, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Nuestro Estado está unido contra la violencia. Gracias al diálogo y la cooperación, hoy contamos con el Pacto por la Prevención con la participación de los tres niveles de gobierno, la academia, el sector privado, cámaras empresariales, asociaciones civiles, y líderes ciudadanos que estarán enfocados de manera coordinada en la prevención de la violencia y la delincuencia.

Juntos, uniendo esfuerzos y voluntades, tanto de Recursos Humanos de la Secretaría de Hacienda, como de por lo menos 10 instancias gubernamentales y ciudadanas, se armó una carpeta de beneficios para el personal sustantivo de seguridad pública. La carpeta se compone de cuatro grandes ejes: protección familiar, vida digna, educación y salud digna. Esto convierte a Chihuahua en el Estado con las mejores prestaciones, pero también significa que la sociedad chihuahuense comprende muy bien la urgencia de cuidar de nuestros policías y sus familias.

La conformación de los 61 Consejos Municipales de Seguridad y Prevención, incluyen por primera vez el tema de Prevención en sus agendas e integran miembros ciudadanos que trabajarán en la implementación de mecanismos para fortalecer la cohesión social y fomentar una cultura de la paz en cada región. 

Todo esto es una prueba de lo mucho que hemos avanzado como sociedad. Ciertamente, el camino por recorrer aún es largo, y los retos en materia de seguridad seguirán presentes, pero el compromiso con nuestro Estado de que todos podamos vivir, crecer y trabajar en paz, es y seguirá siendo nuestra máxima prioridad. Porque juntos sí podemos tener un Chihuahua más seguro.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search