Opinión

¿Empresarios o mafiosos?

La actividad empresarial, invertir en un negocio para generar riqueza

Francisco Ortiz Bello
Analista

domingo, 11 julio 2021 | 06:00

La actividad empresarial, invertir en un negocio para generar riqueza, ha sido el principal motor de desarrollo de todas las sociedades, de todas las comunidades, de todos los países, actividad que necesariamente conlleva competencia empresarial y de negocios, competencia dura y brutal, pero sana y legal, para posicionar la empresa propia como la mejor opción comercial ante el consumidor. Cuando se sobrepasan esos límites, de la legalidad y la competencia comercial limpia, se cae en peligrosos extremos que rayan en la delincuencia encubierta.

Las empresas de un mismo giro, o similar, buscan siempre prevalecer ante sus competidores y para eso son válidas todas las estrategias comerciales, de marketing, de publicidad y de competencia comercial en general, lo que no se vale es actuar como verdaderos mafiosos para intentar desprestigiar a otra empresa o competidor.

El razonamiento anterior tiene como base un principio de prácticas empresariales básicas, la libre competencia de mercado, pero “libre” no quiere decir a costa de lo que sea, o “haiga sido como haiga sido”.

Aunque le quedan unas cuantas semanas de vida al Gobierno estatal actual, eso no es razón para que se haga como que la Virgen le habla en este tema, es su responsabilidad absoluta entrar con todo a la investigación a fondo de un asunto que está estrechamente vinculado a la competitividad y a la legalidad, en cuestiones mercantiles, lo cual por supuesto no puede evadir Corral.

Desde principios de 2019, cuando la guerra contra el huachicoleo encabezada desde la Presidencia de la República tomó su mayor auge, resultó evidente que en Chihuahua, bajo el actual gobierno de Javier Corral Jurado, no le entrarían a fondo a este asunto, como si protegieran a determinados grupos empresariales o de huachicoleros disfrazados de empresarios. De hecho, ese fue uno de los primeros temas que rompieron la relación del Gobierno estatal con el federal.

En la semana que hoy termina, ocurrieron sucesos graves que ilustran a la perfección esta situación de privilegio mercantil que el gobierno de Corral otorga a determinados personajes.

Aquí en El Diario de Juárez, a principios de la semana, se consignó la nota sobre la detención de una pipa cargada de gasolina mezclada con gua, en la capital del estado, misma que hacía pensar en un acto de abuso por parte de la compañía propietaria de la pipa, en este caso de la marca US Fuel, antes Rendichicas de la capital de estado.

Hasta ahí, todo parecía cobrar sentido, una empresa dedicada a la comercialización de gasolina tratando de “hacer rendir” su producto mediante la mezcla con agua, lo que incluso ocasionó severos daños a vehículos automotores que cargaron combustible en sus estaciones, de lo cual también dimos cuenta en este rotativo. La empresa que quedó en entredicho fue US Fuel, antes Rendichicas.

La nota en diversos medios de la capital cobró especial relevancia y difusión, precisamente porque se trataba de una práctica especialmente condenada por los consumidores, en general por toda la sociedad, pero, a la postre resultó algo peor que eso.

Al final, resultó que una empresa, de la marca comercial Carvel, a través de un ex empleado de ellos, chofer de pipa para US Fuel, se prestó a la encomienda de llenar su pipa con combustible mezclado con agua para desprestigiar a la segunda marca comercial mencionada, lo que por supuesto implica una práctica comercial no sólo desleal e ilegal, sino verdaderamente perversa, digna del mejor de los ingenios mafiosos que se le puedan ocurrir.

En la nota publicada ayer sábado en estas mismas páginas, titulada “Confirman venta de gasolina con agua”, se da cuenta de que “la Fiscalía de Distrito Zona Centro aseguró una pipa con 33 mil litros de gasolina en la estación US Fuel, luego de que en un operativo se revisó una muestra y salió que el combustible estaba mezclado con agua”.

“El camión de la empresa transportadora Rohana fue detenido en la estación de servicio ubicada en Vicente Lombardo Toledano y calle Zubirán, donde el pasado domingo resultaron dañados varios vehículos, cuyos propietarios denunciaron que les habían echado combustible con agua en el tanque de sus unidades cuando llegaron a comprar”.

Lo que deja en claro que se trató de una acción deliberada y previamente  concertada para establecer un hecho mediáticamente, que la empresa o marca US Fuel comercializa este tipo de combustible, lo cual, al análisis simple de los hechos resulta insostenible, porque de lo que se puede deducir en esa misma nota, que los daños a los vehículos fueron inmediatos, es decir, apenas antes de salir de la estación de carga, claramente se puede concluir que eso no estaba ocurriendo antes de este hecho.

Ante lo ocurrido, directivos de US Fuel realizaron un operativo de seguimiento y vigilancia a sus cargas y recargas de combustible, conscientes de que su política comercial no incluía el menoscabo en la calidad del combustible ofrecido a sus clientes, y lo que encontraron fue en verdad sorprendente y alarmante.

Cabe destacar en este punto que Rendichicas, la anterior marca y concepto comercial de la empresa, había tenido una gran aceptación entre los consumidores de gasolina, tanto que también en su momento fueron objeto de ataques mediáticos para menoscabar su penetración comercial.

La investigación ordenada desde los más altos mandos de US Fuel dio resultados positivos. El pasado viernes 9 de julio, aproximadamente a las 8:30 de la mañana, arribó a la estación la pipa del proveedor Transportes Rohana, con combustible Regular para ser descargado en el tanque de la estación “Robinson” ubicada en Lombardo Toledano y Zubirán.

Al realizar los protocolos de recepción, el personal de la estación se percató que el producto dentro de la pipa contenía agua, por lo que se solicitó de inmediato el apoyo de un notario público y un perito para que dieran fe de lo ocurrido.

Al lugar se presentaron el notario público número 7, Alejandro Burciaga Molinar, quien dio fe de las pruebas realizadas por el perito del Laboratorio Petroquímico del Norte, las cuales arrojaron que efectivamente el combustible contenía agua.

Al arribar las autoridades para el seguimiento legal a estos hechos, se procedió a la detención del chofer de la pipa, de nombre Gustavo Flores Carrasco, mismo que, hasta hace unos meses, trabajaba para Grupo Carvel –competidor natural de US Fuel–, quien fue turnado a las autoridades correspondientes y quien, ante esa instancia, reconoció ampliamente haber operado en favor de Carvel, para poner en mal a sus competidores.

Cabe señalar que este modus operandi corresponde al mismo que se llevó a cabo en los hechos del pasado domingo, por lo que podemos concluir que se trata de un intento de sabotaje contra la marca.

La primera estación US Fuel en Chihuahua se inauguró en diciembre del 2019 y hasta el momento cuentan con 13 estaciones, las cuales se han caracterizado por sus largas filas debido al bajo precio, combustible importado y la certificación Top Tier.

Es por ello por lo que, la primera línea de investigación será el sabotaje a la marca por parte de la competencia, siendo esta una práctica ya utilizada en el sector en otras ocasiones y que denota la ausencia de autoridad en el tema.

Sin embargo, queda claro que esta problemática obedece a estrategias comerciales que claramente pretenden descalificar a un competidor específico, y que está en manos de la autoridad investigadora estatal, hoy prácticamente de salida, por lo que se presume el poco interés que ponen en este tema.

No obstante, para los chihuahuenses representa un tema altamente sensible, porque a diario se consumen miles de litros de gasolina para la circulación de los vehículos de los chihuahuenses, por sus propias y naturales ocupaciones, es por eso por lo que resulta vital y urgente la intervención oficiosa de la autoridad investigadora. ¿En manos de quién estamos? Los chihuahuenses y los juarenses esperamos del Gobierno una intervención inmediata siempre en favor de los ciudadanos, así le queden unas cuantas semanas de ejercicio.

Notas de Interés

close
search