Opinión

Embarazo adolescente, estrategias y logros

El embarazo en adolescentes es considerado un problema de salud pública que puede ser determinante...

Sergio Pacheco González
Analista

martes, 28 enero 2020 | 06:00

El embarazo en adolescentes es considerado un problema de salud pública que puede ser determinante en el desarrollo que puedan alcanzar las mujeres, además de poner en riesgo su salud y la de sus hijas e hijos durante el embarazo, parto y puerperio. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 16 millones de mujeres de entre 15 y 19 años y cerca de un millón de niñas menores de 15 años dan a luz cada año, la mayoría de estos alumbramientos en países de ingresos bajos y medianos, categoría esta última en que se ubica nuestro país.

De hecho, México ocupa el primer lugar, indica el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años. Una de las razones por las que el Gobierno federal ha desplegado, a partir del 23 de enero de 2015, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea), en el que participan 16 dependencias del Gobierno federal, junto con otros actores sociales y de la academia.

Los datos correspondientes a los años posteriores a la puesta en acto de la Enapea son positivos. Así, a nivel nacional, el porcentaje de nacimientos en menores de 20 años parece configurar una tendencia a la baja. En 2013 estos embarazos representaron 19.4 por ciento, para disminuir en los años siguientes 2014 (19.2), 2015 (18.2), 2016 (17.8), 2017 (17.9), presentado en 2018 el registro más bajo con 17.5, como reporta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las cifras son alentadoras con relación a los objetivos planteados en la Enapea, consistentes en reducir, para el año 2030, la tasa de fecundidad en adolescentes y jóvenes de entre 15 a 19 años, en 50 por ciento, así como disminuir a cero los embarazos en niñas de 14 años o menos.

Con respecto a este segundo objetivo, el Consejo Nacional de Población (Conapo) estima que en 2016 ocurrieron 11 mil 808 nacimientos en niñas y adolescentes de 10 a 14 años (32 nacimientos diarios), con tasas de 2.15 nacimientos por cada cien mil en madres de 10 a 12 años y de 3.55 en las de 12 a 14 años.

Con datos del Inegi, se observa que el estado de Chihuahua ha ocupado, al menos desde el año 2000, una de las diez primeras posiciones como entidad en la que se presenta el mayor porcentaje de embarazos en menores de 20 años. De hecho, en 2018 ocupó el segundo lugar con 20.4 por ciento de embarazos, sólo después de Coahuila, que cuenta con 20.5 por ciento del total de embarazos en la entidad dentro de ese límite de edad.

El dato que ya ha destacado el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Gepea, instalado el 31 de mayo de 2017), es la disminución, en un punto porcentual, de este indicador con respecto a 2017, en el que ocupaba el primer lugar, logro que alcanzaron también Jalisco y Tabasco al pasar de 17.2 a 16.1 y de 18.8 a 17.7, respectivamente. Como a nivel nacional, se pretende para Chihuahua, indica el Secretario de Desarrollo Social, “que en 2030 se reduzca en un 50 por ciento la tasa de embarazo en adolescentes entre 15 y 19 años y en erradicar la tasa de embarazo infantil”.

De éste, se reporta una disminución de siete por ciento, al pasar de 487 a 454 casos en menores de entre 10 y 14 años.

Al respecto, Marco Pizarro Murguía, jefe del Departamento de Institucionalización de la Perspectiva de Género del Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres), informó que en embarazo en adolescentes, los municipios con mayor prevalencia son Juárez (40 por ciento), Chihuahua (19.5 por ciento), Cuauhtémoc (8.8 por ciento), Delicias (7.4 por ciento), Parral (4.7 por ciento), Nuevo Casas Grandes (4.5 por ciento), Guachochi (4.4 por ciento), Bocoyna (3 por ciento), Guadalupe y Calvo (1.8 por ciento) y Camargo (1.8 por ciento). (http://www.cambio.gob.mx/spip.php?article12858&var_mode=calcul)

De este resultado, se dan razones en el Informe Ejecutivo de Gepea Chihuahua 2018, en el que se enlistan las dependencias participantes y se enumeran las acciones llevadas a cabo.

Resulta pertinente conocer de las y los jóvenes, las razones que permitan comprender los cambios señalados, sin dejar de considerar que no se trata, a nivel estatal, de una tendencia, sino de un dato que puede ser la base de un logro mayor.

Te Puede Interesar