PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

El secreto defensor de sacerdote violador

Ayer en sesión de Cabildo, la regidora Patricia Mendoza promovió un punto de acuerdo para retirarle al sacerdote, Aristeo Baca, la presea Fray García de San Francisco

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 15 septiembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-El secreto defensor de sacerdote violador

-Candidato Cruz a delegado nacional guinda

PUBLICIDAD

-Se acomodan las calabazas a periodistas

-Narra Fierro el desastre recibido en Fiscalía

Ayer en sesión de Cabildo, la regidora Patricia Mendoza promovió un punto de acuerdo para retirarle al sacerdote, Aristeo Baca, la presea Fray García de San Francisco, máximo galardón que se entrega a personajes destacados en el aniversario de nuestra ciudad.

El tema ya venía siendo cocinado desde hacía semanas por algunos regidores particularmente de izquierda y algunos de derecha con genecillo izquierdista.

Baca, que fue sentenciado a 34 años de prisión por violación agravada y abuso sexual en contra de una menor, fue reconocido en el año 2006 por el Ayuntamiento por su altruismo a favor de los más necesitados.

El hecho cimbró a la Iglesia Católica y dejó atónita a la población juarense que creyó en una auténtica buena fe del cura y su filantropía con los más desposeídos.

La Fiscalía General comprobó el hecho delictivo y los jueces dictaminaron su culpabilidad en una primera y en segunda instancia. Hoy su categoría es de sentenciado aunque en “prisión domiciliaria” por enfermedades y la edad.

Durante la sesión de ayer, la mayoría de los regidores prefirió hacer mutis al respecto para evitar cualquier enfrentamiento con la Iglesia Católica, pero luego se evidenciaron en favor de retirar el reconocimiento.

El resultado de la votación fue de 10 abstenciones, un voto en contra y 10 a favor, pero en las cuentas del secretario del Ayuntamiento, Héctor Ortiz, la presea debía ser retirada porque solo se registró un voto en contra.

De acuerdo al Reglamento Interior del Ayuntamiento, las abstenciones no justificadas deben ser consideradas votos en contra.

Ante el error cometido por el secretario, luego saltó en favor de Aristeo, aunque muy discretamente, el regidor priista, Jorge “Tetito” Gutiérrez Casas, quien prepara un recurso de nulidad contra el retiro de la presea.

Claro que “Tetito” se dio cuenta del error, pero prefirió seguir calladito durante la sesión y no entrar en una discusión que sin duda excomulgará a más de uno de la Iglesia Católica.

***

Los próximos 17 y 18 de septiembre será llevado a cabo el Congreso Nacional de Morena en la Ciudad de México, donde se efectuará la simulada renovación del Comité Ejecutivo Nacional. Simulada porque habrán de cambiarse algunos puestos, pero no los que ocupan Mario Delgado y Citlalli Hernández, presidente y secretaria general del partido.

Fuera de lo cuestionable del procedimiento interno morenista, está interesante el cuadro que enviará el partido guinda de Chihuahua a participar de la renovación, en la que se incluyen además las vacantes de consejeros nacionales que faltan por ser electos.

Al Congreso asistirán los delegados nacionales Brigithe Granados de la Rosa, dirigente estatal, así como Omar Holguín y Hugo González, quienes ya tienen asiento asegurado en el Consejo Nacional de Morena.

Pero, además, asistirán aspirantes a ser elegidos delegados nacionales, entre los que destacan Cruz Pérez Cuéllar y el director de Gestión y Atención Ciudadana, José Mauricio Padilla, quien opera para lograr su reelección como consejero (lo fue en la gestión de la dirigencia anterior), y además le busca votos al alcalde juarense.

Acorde a las reglas internas del partido, es posible que un consejero estatal logre votos de otros consejeros nacionales de otros estados para integrarse al Consejo Nacional de Morena. Por esa línea es que quieren llevar a Pérez Cuéllar a lograr la posición.

Los consejeros nacionales del partido son figuras clave en la toma de decisiones para la renovación de sus órganos internos y elección del CEN. Ellos serán quienes tengan la posibilidad de incidir en la estrategia para las elecciones de 2024.

***

Finalmente, los medios de comunicación van consiguiendo atención sistemática de algunos actores fundamentales de gobierno más allá de las improvisadas entrevistas banqueteras que se prestan a confusiones y explicaciones pobres, mochas, en temas esenciales.

El fiscal general, Roberto Fierro, como buen técnico que es, alumno introvertido y reservado en sus tiempos de estudiante en la facultad de Derecho, no es aficionado a cámaras, grabadoras ni libretas pero ayer al fin sostuvo una conferencia de prensa en forma en la ciudad de Chihuahua. Parece que lo hará de manera recurrente en el futuro.

También brincó a escena la presidenta del Congreso del Estado, la juarense Adriana Terrazas. Tendrá una conferencia de prensa por semana de manera similar como la lleva a cabo también el alcalde de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar. El alcalde también maneja formato semanal con los directores del Municipio. Deben tener una conferencia con la misma periodicidad.

El gobierno abierto debe ser en los hechos no solo en el discurso y debe abarcar a todos. La gobernadora del estado, Maru Campos, nunca rechaza los cuestionamientos de los periodistas. Casi a diario permite las entrevistas; también el alcalde de Chihuahua, Marco Bonilla.

Resta mayor frecuencia en atención del otro poder de gobierno fundamental, el Poder Judicial, a cuyo edificio en Chihuahua le llaman ahora “Ciudad Ferragamo” porque muchos de sus inquilinos suelen ostentar vestimentas y accesorios de marca, nada republicanos para servidores públicos encargados de un rubro tan sensible como la justicia.

La presidenta del Tribunal, Miriam Hernández, atiende de buena gana a los reporteros en entrevistas improvisadas, pero ni hay conferencias de prensa ni es nada sencillo el acceso a la información general del Tribunal, sus funcionarios y sus jueces. Es todo lo contrario, casi infranqueable.

Esperemos se compongan las cosas con el ejemplo puesto en otras instancias.

***

En el antiguo Hotel San Francisco, hoy Quality Inn, en la ciudad de Chihuahua, se plantó, en ese sentido el fiscal, Roberto Fierro, ante los medios para ofrecer información sobre el desorden en que recibió la institución y adelantar un tema de mucha sensibilidad, especialmente para Villa Ahumada y todo lo que esa ciudad representa para Chihuahua.

De lo primero, se refirió el responsable de la persecución de los delitos a nivel estatal al nivel de impunidad con el que encontró a la Fiscalía, casi del 100 por ciento, cero efectividad en los trabajos de investigación y castigo a los delincuentes.

La puerta giratoria del nuevo sistema de justicia penal es bebé de pecho frente al desastre dejado por el corralismo. Solo el uno por ciento de efectividad construyó la Fiscalía en cinco años.

La cifra negra de delitos dada a conocer recientemente por el Inegi es nada frente a esa abulia oficial.

Mostró el fiscal avances en el incautamiento de droga, armas y detención de criminales que son factor de generación de violencia.

De Villa Ahumada el anuncio es que irán detrás de la aseguradora Qualitas y los propietarios del camión para que respondan por los daños provocados en el lamentable accidente donde murieron 10 personas y resultaron lesionadas otras 16.

Si la aseguradora ni la empresa se acercan, estarán ministeriales tocándoles la puerta, con citatorios, primero amables, después con cargos de responsabilidad solidaria, ante la insolvencia del chofer, que carece de cualquier propiedad o patrimonio para responder ante los deudos y personas lesionadas.

Es inhumano, más allá de lo legal, que la empresa y la aseguradora naden de muertitos, en la impunidad de esperar la exigencia legal mediante juicios que se prolongarán por años, en una justicia denegada.

PUBLICIDAD

Notas de Interés

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search