PUBLICIDAD

Opinión

El rescate del Centro Histórico necesita aún más

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se llegue, y como ya se les había dicho a los comerciantes ambulantes del Centro Histórico de nuestra ciudad, el lunes 9 del presente mes, el permiso que tenían para expedir su mercancía en el primer cuadro de la ciudad llegó a su fin

Erasto L. López
Analista Ciudadano

martes, 10 enero 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se llegue, y como ya se les había dicho a los comerciantes ambulantes del Centro Histórico de nuestra ciudad, el lunes 9 del presente mes, el permiso que tenían para expedir su mercancía en el primer cuadro de la ciudad llegó a su fin. 

Muy de madrugada, elementos de la Policía Municipal, Dirección de Comercio y Protección Civil, a fin de impedir que los vendedores ambulantes se volvieran a instalar, y en caso de intentarlo, reubicarlos en zonas cercanas, por ejemplo, terrenos frente al Gimnasio Josué Neri Santos y un espacio en la Plaza de Guadalupe. Como se observa, el problema está lejos de solucionarse, pues solo se le pone un ligero parche a una gran grieta que se ha ido abriendo desde hace décadas, pero con un poco de optimismo diremos “por algo se empieza” y “vamos poco a poco”. 

PUBLICIDAD

La Ley de Fomento al Comercio, define al comercio informal “como aquel en que las personas laboran por su cuenta en micronegocios comerciales que operan en la vía pública, y de manera irregular, ya que no cuentan con los permisos o procesos fiscales por las autoridades para ejercer su actividad”. Ciertamente, uno de los atractivos de la informalidad es el no pagar impuestos al SAT, no dar de alta a los trabajadores al IMSS y hasta salvarse de las contribuciones del Infonavit, pero esto no quiere decir que los comerciantes estén libres de toda carga, ya que el Gobierno municipal ha sabido monetizar muy bien esta situación; durante años se han concedido permisos a diestra y siniestra sin importar el giro ni locación, por lo que se convirtió en una entrada de dinero para las arcas municipales y para los bolsillos de uno que otro inspector de Comercio.

La problemática del comercio informal no solo corresponde a quienes lo practican, sino que es un problema socioeconómico, y sobre todo de una falta de oportunidades laborales por parte de los tres órdenes de gobierno, sin contar la precariedad de los salarios. Actualmente, la situación de la informalidad ha ido más allá; con la incursión en la venta de comida, ropa, y muchos otros artículos en redes sociales como Facebook, no solo se ha logrado una evasión fiscal ante el SAT, IMSS e Infonavit, sino que muchos se han liberado de la cuota de los permisos municipales y las visitas de los inspectores; sin duda alguna, de lo que se trata es estar lo más alejado de la legalidad, pues en ello radica la rentabilidad del negocio. 

Regresando al punto de esta columna, el problema del Centro Histórico no se soluciona con el simple hecho de retirar a los vendedores ambulantes de la zona. Desde hace décadas que el Centro ha sido tomado por puchadores, carteristas, charlatanes, asaltantes, prostitutas, picaderos, indigentes y demás. El verdadero problema del Centro es, y siempre ha sido, la inseguridad. En muchas ocasiones nos ha tocado decir o escuchar a los visitantes extranjeros “no vayas solo al Centro”, pues se entiende que es un lugar peligroso, y sobre todo NADA TURÍSTICO. Con esto no quiero decir que el Centro carezca de lo necesario para serlo, simplemente, en este momento es “todo lo malo que puedas pensar” menos turístico, ni cultural, ni mucho menos seguro. 

A manera de conclusión, solo puedo decir que aplaudo las acciones del Gobierno municipal de querer arreglar el Centro Histórico de nuestra ciudad. Desde mi punto de vista, retirar a los comerciantes informales no es suficiente, pero es un inicio. Para lograr un verdadero cambio en el primero cuadro hay que retirar la droga, la prostitución, la indigencia y garantizar la seguridad para todos, juarenses, extranjeros, locatarios, ambulares, hacer de nuestro Centro un verdadero espacio digno para compartir, convivir y recorrer con familia y amigos. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search