Opinión
OPINIÓN

El regalo navideño del PRD y el PRI a Corral

Tampoco el PRI ha perdido el toque fino para las jugadas astutas. Fue no por nada el patriarca en la especialidad durante décadas

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 25 diciembre 2020 | 06:00

-El regalo navideño del PRD y el PRI a Corral

-Topan en un millón a Maru, Madero y Borruel

-Arman protestas contra dirigencia de Morena

-La ineptitud en Palacio brinda y se carcajea

Tampoco el PRI ha perdido el toque fino para las jugadas astutas. Fue no por nada el patriarca en la especialidad durante décadas.

A nivel nacional anduvo muy cantada la alianza del tricolor con el PAN y el PRD desde hace semanas, pero los detalles finos, los que corresponden específicamente a Chihuahua, fueron concretados unos minutos antes de las 12 de la noche del 23 de diciembre.

Horas antes del 24 le adelantaron su Santaclos a Javier Corral bajo el árbol navideño del Instituto Estatal Electoral.

A nivel estatal bajó una coalición parcial solo entre el PRD y el PRI que seguramente será litigada en tribunales electorales porque cayó como patada de mula al aspirante a dueño de la sucesión gubernamental estatal, Corral Jurado, quien trató de una manera muy poco comedida y poco caballerosa a la presidenta de su partido, el PAN, Rocío Reza, por haberlo “permitido”.

Así fue la llegada de la lideresa panista a uno de los días más grandes para la humanidad, la Navidad. A las 11:42 del 23 de diciembre quedó con sello de recibido en el Instituto Estatal Electoral (IEE) la “coalición parcial” entre el PRD y el PRI para lanzar juntos candidatos comunes a la gubernatura, en 21 distritos locales, 28 ayuntamientos y 28 sindicaturas.

Esa misma noche llegó al órgano electoral una representación en Chihuahua de las dirigencias nacional del PRD y del PAN para tratar de hacer inválida la coalición, pero el documento ya había sido entregado al IEE y firmadito por los presidentes del PRI y PRD, Omar Bazán y José Luis “El Chero” Acosta Corral.

Esa decisión estaría echando abajo de entrada la postulación perredista para gobernador que se dio durante la víspera en favor de Pavel Aguilar, quien permanece en un solo grito de dolor agarrado de los dedos de los pies por Corral con el tema de la nómina secreta.

Con esta jugada del PRI y del PRD chihuahuense obligaría al PAN a designar mujer candidata a la gubernatura porque ya agotaron sus abanderados hombres entre los otros estados del país con elección de gobernador.

Ese es el punto. Hay revolución civil en los estómagos de los partidos coaligados y consecuencias impredecibles en las próximas semanas.

***

La Tesorería del Comité Ejecutivo Nacional del PAN mandó sus lineamientos de gasto para la contienda interna mediante la cual se habrá de elegir al candidato a gobernador de Chihuahua. Entre los apartados impuso topes modestos de precampaña a los que deberán someterse los aspirantes.

A pesar de que el Instituto Estatal Electoral (IEE) fijó hace unas semanas el tope más realista de nueve millones 678 mil para los precandidatos, en Acción Nacional se fueron jefes en materia de austeridad y solo les autorizaron un millón 161 mil pesos por aspirante.

A eso deberán ceñirse la alcaldesa María Eugenia Campos; el senador con licencia Gustavo Madero y el exalcalde Carlos Borruel.

Entonces serán apenas poco más de un millón de pesos para 20 días de precampaña y la “operación acarreo” del día de la elección, el 24 de enero. Ni modo que no la conozcan los panistas.

El gasto que tendrán los aspirantes a la candidatura será exclusivamente privado, pues el partido no les dará ni medio centavo. Bastante tiene con la carga de la organización del proceso interno que también conlleva un fuerte costo.

Cada precandidato podrá poner de su bolsillo poco más de 406 mil 500 pesos; por parte de los militantes estarán en posibilidades de recabar, en efectivo o en especie, unos 464 mil pesos y podrán además recibir de simpatizantes hasta 290 mil 362 pesos.

Los montos están muy claros y definidos en el acuerdo del CEN, cuya copia puede verse en la versión digital de La Columna.

Obviamente se prohíben aportaciones de los tres niveles de gobierno, de empresas mexicanas o extranjeras, de personas no identificadas, sindicatos, ministros de culto y demás entes que también aparecen restringidos en la legislación electoral.

Estos montos representan poco menos de 60 mil pesos diarios para gastar durante el proceso, algo muy conservador en los tiempos en que la política se hace con dinero.

Así que quienes pensaban echar la casa por la ventana en la precampaña panista deberán repensar la estrategia, porque disimular los recursos y burlar los mecanismos de fiscalización que les impone el PAN y la autoridad electoral les puede salir contraproducente.

***

Si en Chihuahua hubo un aspirante morenista, el senador Cruz Pérez Cuéllar, que quedó molesto y anunció la impugnación del proceso para elegir candidato a gobernador, en los otros 14 estados que están en juego las inconformidades se multiplican.

Era obvio porque, como se recordará, a principios de diciembre se inscribieron 150 precandidatos por los 15 estados con elecciones de gobernador, por lo que apenas el 10 por ciento quedarían satisfechos con el regalo de Navidad que les dio su dirigente nacional, Mario Delgado.

Los demás no quedarían conformes, salvo los que por anticipado sabían que irían de puro relleno para dar la impresión del juego democrático de las encuestas que nadie conoce.

Pues bien, tanto en el estado como en los otros 10 donde ya se definieron candidatos de Morena, se organizan para ir a protestar la siguiente semana. Se prevé que tomen la avenida Insurgentes en la Ciudad de México, la dirigencia nacional y de forma simultánea las sedes estatales del partido.

Van con la exigencia de la renuncia de Delgado por lo que consideran imposiciones en cada una de las entidades, y lo harán antes de que acaben de definirse las entidades que faltan, especialmente los conflictivos estados de Michoacán y Guerrero, por los que ya han habido manifestaciones.

El movimiento que sale de Chihuahua es independiente a la vía jurídica que ha tomado Pérez Cuéllar, al menos eso se dice, pero es casi imposible desligar una cosa de la otra.

***

“La chinga es la que risa”, dice el vulgar adagio, perfectamente aplicado a un brindis que tuvo Javier Corral con sus funcionarios.

Pudo ser una reflexión seria de un año que por fin se está acabando. ¿Qué necesidad entonces de tanta carcajada?

Han fallecido más de cuatro mil chihuahuenses con motivo de la terrible enfermedad de Covid-19. En estos momentos hay casi 100 intubados al borde de la muerte.

Solo este año, la violencia desbordada ha enlutado dos mil 400 hogares; se romperá el récord de homicidios de 2019, 2018 y 2016.

Los feminicidios colocan a la entidad en los primeros lugares, sin alerta de género.

El sistema de salud colapsado con Pensiones Civiles en la quiebra; manejo irresponsable y discrecional de las finanzas, deuda galopante, corrupción en las filas corralistas.

¿A qué viene entonces la risa?

Por supuesto, la reacción fue airada con adjetivos subidos de tono en la misma publicación en Face realizada por el mandatario estatal.

***

P.D. Feliz Navidad a nuestros lectores de La Columna.