PUBLICIDAD

Opinión

El reconocimiento a quienes velan por la seguridad ciudadana

Cada día 2 de enero se celebra el Día Internacional del Policía, como reconocimiento al trabajo que realizan los funcionarios policiales

Antonio Salas Martínez
Analista

martes, 10 enero 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

Cada día 2 de enero se celebra el Día Internacional del Policía, como reconocimiento al trabajo que realizan los funcionarios policiales, tanto los que se encuentran en activo, como los caídos en cumplimiento de su deber, reconociendo su disciplina, compromiso y dedicación en su desempeño de velar por la seguridad ciudadana y garantizar el orden público. 

Además, se honra el trabajo realizado por las y los policías, ya que implica riesgos y peligros porque son el primer respondiente en la defensa de la paz ciudadana, la prevención del delito y la delincuencia y la construcción de una sociedad de paz.

PUBLICIDAD

El sitio diainternacional.com señala que esta efeméride se originó en México, a raíz de los sucesos ocurridos el 2 de enero de 1927. Hubo un enfrentamiento entre reos del Penal de Andónegui en Tamaulipas (México), con una baja considerable de funcionarios policiales. En honor a estos policías que fallecieron en el cumplimiento de su deber se comenzó a celebrar este día internacional a partir del año 1932, siendo conocido inicialmente como Día del Gendarme. Posteriormente, se cambió su denominación a Día Internacional del Policía.

El 2 de enero de este año 2023 se llevó a cabo en nuestra ciudad la ceremonia solemne donde se honró y reconoció la labor del funcionariado policial en el resguardo del orden público, la prevención y la seguridad de los ciudadanos juarenses y su patrimonio, además de rendir un merecido homenaje póstumo, a los oficiales de policía que fallecieron en el cumplimiento de su deber.

El acto conmemorativo consistió en dos grandes momentos, el primero de ellos consistente en una celebración eucarística, un reconocimiento a grupos representativos de policías que realizaron intervenciones de gran relevancia, policías que realizaron actos heroicos, entrega de estímulos económicos para finalizar con un desayuno. 

Un segundo momento consistió en una sesión solemne de Cabildo donde se reconocieron a seis agentes como policías del año 2022 de un total de 83 postulaciones, a través de un reconocimiento y un  estímulo económico, por su trayectoria y acciones concretas como su intervención contra la inseguridad en hechos que se registraron el 11 de agosto, la detención de sospechosos de robos y asaltos a tiendas de conveniencia, detenciones por delitos contra la salud, ejecuciones de órdenes de aprehensión y aseguramiento de vehículos con reportes de robo y destacando la detención de dos personas con mil pastillas de fentanilo.   

Además, sobresale el diseño e implementación de un proyecto de consultas de las intervenciones del personal operativo por medio de un aplicativo móvil, así como la obtención de la condecoración del mérito docente y ser clave en la formación inicial de los nuevos cadetes que egresan de la academia y en la formación profesional continua de las y los policías. 

Estos actos simbólicos de reconocimiento a la función que realizan con valentía nuestras y nuestros policías es sólo una muestra de que somos conscientes de que la seguridad pública es la tarea más importante a desempeñar en un Estado constitucional democrático y de derecho, por lo que se deben generar las condiciones para que un individuo desempeñe sus actividades y se desarrolle integralmente, lo anterior de acuerdo a lo que señala Alejandro Porte Petit González en su libro Policía en México, 75 años de su implementación. 

En al año 2012, Ricardo Valero, en su capítulo La seguridad colectiva en América Latina, dentro del libro Estado de Derecho Internacional, establece que el enfoque actual de la seguridad se relaciona con el desarrollo humano como una nueva dimensión de la seguridad humana, con una visión amplia que busca garantizar a las personas una vida segura y digna, libre de necesidades y temores. Así, el bienestar de las personas se sitúa como el principal objetivo de la seguridad humana, aunado a los tratamientos asociados con la fuerza pública, con el mantenimiento de la ley y el orden público, así como de la erradicación de la violencia y la inseguridad.

Lo anterior nos obliga a reflexionar que los desafíos que enfrentan las y los policías para garantizar la seguridad de los ciudadanos juarenses no son fáciles de solventar, por lo que los esfuerzos permanentes para lograrlo deben ser valorados por la sociedad y reconocer que trabajan bajo siete valores que portan en el pecho, en el corazón y en la mente los cuales son lealtad a la patria, a sus instituciones y a la ley; disciplina en todos los actos del servicio, hasta los más particulares de su vida; moral que debe imperar en cada uno de sus actos, como una forma de pensar y ser: autoridad representada con profundo sentido de equidad y justicia; Dignidad a través de la excelencia y nobleza en el porte del uniforme y del comportamiento individual; ser íntegro en todos los actos de la vida; honor por pertenecer a la Institución a la que sirven, labrada con la sangre de los caídos en el cumplimiento del deber y finalmente, sacrificio hasta con la vida en el cumplimiento del deber.

Amplio reconocimiento a esas mujeres y a esos hombres que trabajan de manera incansable por salvaguardar la seguridad de las y los ciudadanos juarenses y tomando algunas frases dedicadas a los policías en cartas que algunos niños escribieron a la sede Policial de Jefatura Departamental de Uruguay me atrevo a dedicarles las siguientes:

“No hay premios, dinero o medallas por los riesgos que corren en estos tiempos difíciles…”.

 “En épocas muy difíciles pocas personas tienen el valor de defender y proteger a los demás…”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search