PUBLICIDAD

Opinión

El pueblo manda y decide

Los mexicanos han ido aprendiendo y tomando conciencia de que la democracia no radica solo en la libertad de acudir a votar el día de la jornada electoral

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 20 julio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Los mexicanos han ido aprendiendo y tomando conciencia de que la democracia no radica solo en la libertad de acudir a votar el día de la jornada electoral. La democracia va mucho más allá del solo hecho de ir a votar. La democracia se construye todos los días, es dinámica y requiere la participación de todos, gobernantes y ciudadanos. 

Recientemente, se llevó a cabo con bastante éxito la consulta para decidir los proyectos del Presupuesto Participativo. Un interesante ejercicio democrático que sentó las bases de una necesaria práctica que tiene que llegar para quedarse. Por primera vez los ciudadanos tienen la posibilidad de incidir en la toma de decisiones sobre proyectos específicos en beneficio de la ciudad.

PUBLICIDAD

Ahora se han destinado recursos para que sea la ciudadanía la que seleccione los proyectos que considere más necesarios. Se busca que sea la propia ciudadanía la que proponga y también decida sobre proyectos prioritarios. Este tipo de mecanismos en donde los ciudadanos tienen la posibilidad de cogobernar con las autoridades en turno ha sido un modelo utilizado en Europa y recientemente en la Unión Americana con resultados bastante aceptables. Desde luego que para que resulte realmente exitoso, lo primero que se debe hacer es aumentar el presupuesto que Ciudad Juárez recibe año con año.

Para una urbe con la complejidad y las necesidades como las que tiene esta frontera, es insuficiente a todas luces lo que se presupuesta para Ciudad Juárez. Con un presupuesto anual que ronda los siete mil millones de pesos, de los cuales el gasto corriente y los intereses de compromisos financieros adquiridos tiempo atrás, se llevan la mayor parte. Queda poco para invertir en obra pública y en proyectos de equipamiento para la ciudad.

Se aplaude, sin embargo, el interés de la administración municipal por ser incluyente a la hora de decidir el destino de recursos públicos. Y lo más seguro es que esa será la tendencia. De ahora en adelante serán los ciudadanos los que decidan de qué manera se invierten los recursos de los juarenses. Desafortunadamente, esta nueva práctica llega tarde para los fronterizos, quienes han padecido infinidad de proyectos que no han aportado beneficios y que solo han entorpecido la vida de los juarenses y enriquecido a unos cuantos.

El caso más reciente son los proyectos heredados por la administración corralista. Obras que siguen perjudicando a los habitantes y visitantes de Ciudad Juárez. Porque si se le hubiera escuchado a los juarenses cuando se oponían en algunos aspectos del proyecto de la segunda ruta del BRT, mucho de lo que hoy se padece en la zona Centro o en la Gómez Morín, no estaría ocurriendo. Se gastaron miles de millones de pesos en un proyecto que desde su concepción carecía de sentido común y de la aprobación de los ciudadanos.

No tomar en cuenta al pueblo significó el fracaso del proyecto. El problema más grave es que a pesar de que se malgastaron grandes sumas de dinero, el consenso es que cancelen el proyecto. Tantos recursos desperdiciados y molestias en balde, parece ser la queja generalizada por doquier.

Por eso el ejercicio de consulta ciudadana realizado en esta ciudad puede representar el parteaguas en la administración pública en el estado de Chihuahua. El Gobierno municipal que encabeza Cruz Pérez Cuéllar ya puso la muestra de que se puede impulsar una nueva manera de gobernar y administrar los recursos públicos. Estando la situación tan complicada se debe revisar cada peso que se invierte. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search