PUBLICIDAD

Opinión

El origen de todos los males

Es verdad que muchos de los males que padece actualmente el estado de Chihuahua provienen de las malas decisiones tomadas en la pasada administración estatal

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 11 enero 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

Es verdad que muchos de los males que padece actualmente el estado de Chihuahua provienen de las malas decisiones tomadas en la pasada administración estatal.

Al tomar posesión de su cargo, las autoridades que hoy tienen el control del Gobierno del Estado, recibieron finanzas públicas hechas pedazos. Fue tal el desastre financiero que recibieron, que todavía se resienten en los 67 municipios del estado los efectos de la pésima administración ejercida en tiempos de Javier Corral Jurado. El de Juárez en especial, fue uno de los municipios más perjudicados en muchos sentidos. Una serie de graves, incongruentes y absurdas decisiones tomadas por el ingrato gobierno corralista sigue teniendo en jaque a esta frontera. Escasa obra pública, mal planeada, pésimamente ejecutada y sumamente cara es la herencia del corralismo en Ciudad Juárez. Tan solo hay que ver lo que el gobierno de Corral hizo con el Centro Histórico de esta noble y heroica población, lo despedazó. Iniciaron obras profundas enfrente de la Plaza de Armas de Ciudad Juárez para el fallido proyecto del transporte semimasivo.

PUBLICIDAD

Pero fue tan mal diseñado que finalmente no pudieron realizarlo y lo abandonaron sin importarles el tiradero creado. Intentar construir un paradero subterráneo para el transporte semimasivo fue una de las más absurdas ideas de Corral. Porque por lo apresurado del plan nunca realizaron los estudios técnicos adecuados. Años de mala imagen, de molestias para los ciudadanos y visitantes, y de grandes cantidades de recursos dilapidados en balde. Solo eso dejó la pasada administración estatal en la zona Centro.

En materia de transporte público y movilidad, ni se diga, puros fracasos heredó el corralismo a esta frontera. Intentaron poner en marcha un proyecto mal concebido y ejecutado, que fue impuesto a la de a fuerzas y que presenta tantas fallas que es la hora que no se pueden corregir y recomponer por fin la situación. Y hacerlo costará muchos millones de pesos y demorará muchos meses más su terminación.

Ha sido mucho el daño que ha dejado la pasada administración. Eso es innegable. El problema es que sigue habiendo muchos elementos del Gobierno estatal anterior en puestos clave. De hecho, la gobernadora María Eugenia Campos no pudo arrancar su administración con un ejército propio. Pero ya han pasado muchos meses y sigue inexplicablemente habiendo muchos corralistas que sabotean los esfuerzos de las actuales autoridades. La crisis de inseguridad recientemente vivida en esta frontera apunta a otra herencia del corralato. El actual Gobierno estatal reconoció que en el sistema carcelario en el estado de Chihuahua la estructura heredada sigue intacta. 

Sin embargo, esto ya no puede ser excusa. Al contrario, ya han sido muchos meses de dormir con el enemigo. Esto no puede continuar, es urgente una limpia en todas las áreas del Gobierno del Estado. Ya se están tardando en barrer del mapa el corralismo, que es el origen de la mayoría de todos los males que padece esta entidad federativa. Porque si quieren resultados diferentes por fuerza tienen que hacer las cosas de manera diferente y con gente que sea leal a la actual gobernadora.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search