PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

El muerto número 12 y varias preguntas

Justo una semana después de ocurrido el fatídico jueves negro fue dado a conocer el muerto número 12, uno de los supuestos delincuentes que enfrentaron a la Policía Municipal en una “casa de seguridad” de la colonia Ampliación Aeropuerto

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 18 agosto 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-El muerto número 12 y varias preguntas

-Otra gran piña, el Cefereso 9, Cereso-Productivo

PUBLICIDAD

-Deserción y despidos dejan sin policías las calles

-Cambia de caballo Movimiento Naranja

Justo una semana después de ocurrido el fatídico jueves negro fue dado a conocer el muerto número 12, uno de los supuestos delincuentes que enfrentaron a la Policía Municipal en una “casa de seguridad” de la colonia Ampliación Aeropuerto.

“La formulación de William Serafín L.P. y/o Francisco Alejandro M.A. había quedado pendiente, ya que era atendido en un hospital debido a las lesiones que presentó cuando intentó escapar de los policías aprehensores”, dio a conocer la Fiscalía en un comunicado oficial.

Coincidió esa muerte y ese boletín con la acusación lanzada desde la mañanera por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, contra supuestos custodios del Cereso estatal 3 que se habrían opuesto a un operativo con la intervención del Ejército durante la riña del 11 de agosto que provocó adentro dos muertes y 10 más afuera del penal.

Esto dijo el titular del Ejecutivo federal, responsable principal de atacar al crimen organizado. Calificó aquella situación adentro del penal como “un poco extraña”. Advirtió que la investigación será “profunda”.

De inmediato surgieron varias preguntas frente a lo dicho por el presidente y la relación con el comunicado del muerto número 12: ¿Los custodios tienen autoridad para frenar un operativo como ese o el operativo fue frenado desde antes y por quién?

La “investigación profunda” fácilmente llevará a esas y otras respuestas faltantes de la historia completa, pero ni remotamente serán hechas del conocimiento de la población en general, la más afectada con el asesinato de civiles.

Falta mucho Gobierno federal en ese entramado.

***

Así como la pasó cinco años brincoteando por la obra negra del famoso Hospital de Especialidades erigido en terrenos del exhipódromo, Javier Corral hizo exactamente lo mismo en las instalaciones del abandonado Cefereso 9.

Dicho penal es contemplado hoy de nuevo para su reapertura frente al hacinamiento de reos en el Cereso estatal 3 y al último conflicto-motín que originó el jueves negro de la semana pasada en esta ciudad.

Presentamos en versión digital las fotos de mayo del 2019 donde aparecen Corral; el entonces secretario de Seguridad del Gobierno federal, hoy gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, y muchos otros funcionarios.

Todos ellos participaron en un recorrido por el Cefereso 9. Corral anunció la creación de un Cereso “con modelo productivo que contará con naves industriales para desarrollar un verdadero trabajo penitenciario y reinserción social”.

No se les caía a Corral y a sus funcionarios de la boca el famoso “Cereso productivo”, pero nomás la lengua movieron para concretarlo; fuera de ahí, ni un solo dedo.

Desde el 5 de octubre del 2018 hablaba el corralato de ese proyecto. En la ciudad de Chihuahua fue llevada a cabo la “Segunda Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario”, en la que fue prometido el nuevo Cereso.

El entonces fiscal, César Augusto Peniche, saboreaba ya las mieles de ese penal remodelado y convertido en “productivo”. Aseguró ante los jefes del sistema nacional carcelario que estaría funcionando durante el año siguiente, 2019.

Nada, fue una piña de las piñas que alegre anduvo desparramando el patrón Corral durante los cinco años que fue gobernador para jugar golf, tenis, billar; pasear en teleférico gratis y tomar café de Starbucks con cargo al dinero de los chihuahuenses.

***

Mientras el grupo parlamentario de Morena dio muestras de unidad al lanzar a Benjamín “Benjamón” Carrera como su carta para la Presidencia del Congreso del Estado, los priistas se dividieron en dos bloques pese a que eran vistos como la alternativa más viable para encabezar el siguiente periodo ordinario de sesiones.

La jugada del coordinador morenista, el juarense Cuauhtémoc Estrada, sorprendió por tempranera. Pudo el martes en la tarde sacar un acuerdo de toda la bancada, hecho público ayer por la mañana, a favor de uno de los legisladores.

La apuesta incluso entre la militancia morenista era que los 11 diputados guindas terminarían fragmentándose al haber más de tres legisladores apuntados para conducir la Mesa Directiva.

Así, hoy Estrada Sotelo subirá ante la Junta de Coordinación Política del Congreso la propuesta para que Carrera Chávez sea el próximo presidente por el lapso de un año, en relevo de la panista Georgina Bujanda. Pero dicha jugada del coordinador morenista seguramente tuvo mayores alcances fuera de su propia bancada.

El coordinador de la bancada del PRI, Noel Chávez, había dado su venia al diputado Édgar Piñón para que fuera considerado como la carta tricolor para encabezar los trabajos del Congreso a partir del mes que viene, pero ayer su compañero de grupo, Omar Bazán, sacó su propia ficha.

El exdirigente estatal del tricolor propuso a su compañera Georgina Zapata, heredera de la CTM, como otra propuesta para ser presidenta. La nueva variable hizo ruido y complicó la ecuación para los que daban por sentado que el PAN apoyaría mejor a un priista que a un morenista para presidir el siguiente período.

En los pasillos de la Torre Legislativa dicen, por alguna razón, que es mérito del coordinador morenista esa ruptura del bloque tricolor.

Desde luego, todavía falta que la bancada mayoritaria, encabezada por Mario Vázquez Robles, acepte darle la primera posición del Legislativo a sus rivales morenistas, cuando la ley marca que la Presidencia será “preferentemente” (no obligatoriamente) para la segunda fuerza política con representación en el Congreso.

***

Mañana habrá conferencia de prensa con el senador del Movimiento Ciudadano y Coordinador Técnico de la Junta de Coordinación Política del Senador de la República, José Manuel del Río.

Viene oficialmente a darle banderazo a la Comisión Operativa naranja en Juárez que estará a cargo del líder de ese partido en la ciudad, Rodolfo “El Güerito” Martínez.

Ese es el motivo oficial, público, pero en realidad el senador viene para nombrar coordinador estatal de esa Comisión Operativa a quien fuera candidato del MC a la Presidencia Municipal.

“El Güero” es ahora el dirigente municipal naranja en Juárez pero va en caballo de hacienda hacia el control estatal de su partido. Dicen, tiene mejor velocidad en los carriles de carreras que otros competidores internos

***

Veremos estas próximas 48 horas si hay realmente una decisión de echar a perder las elecciones de dirigencias estatales por parte de John Ackerman y compañía o si las impugnaciones fueron únicamente para levantar la mano en busca de posiciones al interior de Morena.

Lo decimos porque todavía es hora que no hay una determinación de la autoridad u órgano que corresponda al interior del partido guinda, en relación con las impugnaciones intentadas por el grupo del intelectual morenista.

Simplemente, mandaron decir en voz del profe Martín Chaparro, dirigente estatal, que no habían procedido, pero sin darle cauce legal al procedimiento, sino solo dándole el avión a los impugnantes.

Recordemos que esas impugnaciones fueron bateadas por el IEE, porque de acuerdo al procedimiento establecido, primero deben ser resueltas por los órganos correspondientes del partido, antes de ser turnadas para su revisión en los órganos electorales.

Una simple petición a la Sala Guadalajara del Trife podría bastar para aguar la fiesta.

La asamblea estatal, como es de dominio público, será este sábado en la capital, y en ella los 90 consejeros electos hace más de quince días, tendrán la voz cantante para designar presidenta y demás funcionarios del Comité Estatal.

Una actitud maliciosa podría ser que Ackerman, con convocatorias en mano en las entidades federativas, acudiera al TRIFE para denunciar la simulación morenista de no resolver las impugnaciones, y pidiera como medida cautelar la suspensión de las elecciones estatales.

Hay tiempo para esta jugada, pero no lo creemos, porque se respira en el ambiente un arreglo de los grupos predominantes –no la entelequia de Ackerman- para llevar la fiesta en paz y concluir el procedimiento sin mayores sobresaltos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search