Opinión

El fenómeno de las candidaturas independientes

El 23 de mayo de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales

Alejandro Núñez
Catedrático

sábado, 08 febrero 2020 | 06:00

El 23 de mayo de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; la normativa relativa a las candidaturas independientes quedó estipulada en el libro séptimo de los artículos 357-439.

Las candidaturas independientes forman parte de los derechos políticos y derechos humanos; de acuerdo con lo estipulado por el Instituto Nacional Electoral los derechos políticos son aqauéllos por medio de los cuales los ciudadanos pueden participar en la integración y ejercicio de los poderes públicos, y en generación de las necesidades de su comunidad.

La experiencia muestra que las candidaturas independientes surgieron como respuesta a los problemas de representación política característicos de los sistemas democráticos y como mecanismo para una mayor participación ciudadana en los asuntos públicos. En México, las candidaturas independientes nacieron en el contexto de un rechazo generalizado a la partidocracia dentro del escenario político electoral.

Una vez que se abrió la posibilidad de las candidaturas independientes, las expectativas de fortalecimiento al sistema democrático se elevaron dado la posibilidad de que los ciudadanos podrían incidir dentro de los asuntos públicos. La experiencia nos ha mostrado que aquellos ciudadanos que buscan una candidatura para un puesto de elección popular, no se enfrentan a la falta de experiencia para gobernar, sino con dificultades como lo es el reconocimiento social y la falta de financiamiento, condiciones que de no estar presentes impiden el necesario apoyo ciudadano.

Hoy en día la ampliación y el perfeccionamiento de este derecho político que tenemos como mexicanos no se encuentra en la agenda de nadie, ni de diputados federales ni senadores.

La vida política en México ha estado marcada por una alta dosis de autoritarismo, y hasta estos días ha estado presente; si bien es cierto que la población no ha llegado realmente a un activismo fuerte para participar en los asuntos de interés público, la realidad es que los ciudadanos no ven en la figura de los independientes a alguien realmente independiente.

En el 2018 el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) hicieron todo para dificultar el ejercicio de las candidaturas independientes.

Ciudad Juárez ha sido muestra del ejercicio en el poder de partidos políticos y candidatos independientes; actualmente nos encontramos en desarrollo de una segunda administración de tipo independiente.

El Instituto Estatal Electoral de Chihuahua se ha manifestado a favor de la reforma por la igualdad política en las candidaturas independientes ante la desventaja financiera que presentan ante los partidos políticos.

El desempeño de los cargos públicos por la vía independiente se ha tornado cada vez más importante, debido a que se ofertó en las campañas un cambio y una nueva forma de ejercer el gobierno. La llamada independencia de estos candidatos no implica una ausencia sustancial de lazos partidistas o de ideologías, ya que se ha visto que militantes o exmilitantes de partidos políticos operen a favor de estos candidatos.

Ver lo de siempre, sin objetividad y con solo ilusiones, la decepción es el resultado y el que la padece es el elector; las candidaturas independientes es un fenómeno que llegó a la vida política de nuestro país, pero no llegó para quedarse, sólo va de paso.

De acuerdo con diversos analistas este fenómeno va en declive, el próximo año con las elecciones en puerta tanto para alcaldías, como para la gubernatura será el termómetro para el estado de Chihuahua en este tema.

En el caso del estado de Chihuahua han sido dos figuras emblemáticas por medio de las candidaturas independientes, el alcalde de Parral Alfredo Lozoya, y el alcalde de nuestra ciudad, Armando Cabada.

Es importante analizar que papel jugaran las candidaturas independientes en el próximo proceso electoral y formularnos esta interrogante ¿qué cambios tangibles y reales han traído estas candidaturas? O bien, ¿es mejor optar por un candidato independiente que un candidato de partido político?

Nos encontramos a buen tiempo de generar un pensamiento crítico al momento de ejercer nuestro derecho al voto en las próximas elecciones.