Opinión

El estigma de las muertas de Juárez

El tema de los asesinatos de mujeres que se perpetraron en la década de los 90 ya no representa una noticia de alto impacto para la sociedad juarense

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 24 noviembre 2021 | 06:00

    El tema de los asesinatos de mujeres que se perpetraron en la década de los 90 ya no representa una noticia de alto impacto para la sociedad juarense. Da la impresión de que ya no asombran ni indignan. Por un lado, la capacidad de asombro de la comunidad fronteriza desafortunadamente ha quedado rebasada. Por otro, los feminicidios en esta ciudad no cesan. Por eso los juarenses prefieren evadirse de este delicado tema como un mecanismo de autoprotección ante una realidad dolorosa y muy vergonzosa.

A pesar de ser mundialmente conocida esta tragedia no es un tema que preocupe a la sociedad juarense. Tal vez el hecho de que los asesinatos de mujeres siguen siendo noticia, el obscuro episodio ha sido asimilado por la sociedad. Sin embargo, por más que se quiera evadir, en muchos países el tema de las muertas de Juárez está muy vigente, y continúa provocando interés e indignación. Ese fue el caso que le tocó vivir recientemente a la periodista mexicana Paola Rojas en su reciente visita a Dubái. En un encuentro que la comunicadora tuvo con mujeres de distintas nacionalidades, llamó la atención el amplio conocimiento e interés que se tiene de este tema que en el extranjero no consideran como un caso cerrado. Sigue tan vigente el reclamo de justicia en muchos otros menos en México.

La prueba está en que hasta aquellos remotos lugares sigue haciendo eco esa tragedia. Han pasado muchos años, y ese oprobioso episodio sigue manchando la imagen y estigmatizando a esta noble y heroica ciudad. Los lamentables crímenes en contra de mujeres que se siguen perpetrando en esta región, acentúan el estigma de ser una ciudad donde el sexo femenino corre demasiado peligro. Qué triste y preocupante que cuando se menciona a Ciudad Juárez, lo primero que se les viene a la mente sea la crueldad con la que mueren mujeres en esta urbe.

De qué manera se va a poder borrar esa violenta percepción que muchos tienen y que fue forjada al paso de muchos años. Y el verdadero problema radica en que ni siquiera existe un plan para empezar a desvanecer esa imagen nada agradable, que se vuelve un pesado lastre para la comunidad juarense. Un lastre que creció en tiempos de pandemia porque la violencia hacia las mujeres se intensificó y se multiplicaron los feminicidios. Por eso no dejan de preocuparse en el  extranjero por lo que ocurre en esta frontera, por la frecuencia y por el nivel de impunidad con el que ocurren estos hechos.

Es lamentable que otras naciones estén en espera de que aquí haya avances en las investigaciones, y se consignen a los culpables y responsables y ya se detenga esta ola de violencia. Mientras en México el caso parece no importar más ni a las autoridades ni a la sociedad misma.

Y como ya es costumbre en la justicia mexicana en la mayoría de los casos, no hay detenidos ni consignados. Es penoso y preocupante que en la memoria colectiva de los fronterizos cada año que pasa el tema se sigue desvaneciendo. En otros países pasa lo contrario y estos crímenes siguen provocando indignación. Tendrán que pasar muchos años para poder borrar la mala imagen que tiene Ciudad Juárez derivado de esta tragedia. Mientras tanto cada vez que se mencione a esta ciudad en el extranjero, será inevitable que se le relacione con las muertas de Juárez. Y hasta que se tenga la certeza de que hubo justicia seguirán siendo un estigma para esta comunidad. 

No es justo que habiendo tantas cosas positivas de las que los juarenses se puedan sentir orgullosos, el expediente abierto de las muertas de Juárez seguirá representando un estigma que mancha la imagen de esta gran ciudad.

close
search