Opinión

El escenario no cambia

El político mantiene vía libre rumbo al proceso electoral y, peor aún, según estudios de opinión, podría llegar a la gubernatura de Guerrero

Yuriria Sierra
Analista

viernes, 12 febrero 2021 | 06:00

Ciudad de México.- “Nosotras nos manifestamos el 11 de enero, afuera de la Fiscalía del estado de Guerrero. A las 10 de la mañana estábamos haciendo la convocatoria y, en la noche, ya había publicaciones incitando a la violencia en mi contra (…) para los seguidores de este personaje, ya había una culpable a quién detener para que este performance no se llevara a cabo, porque señalábamos la violación, la impunidad de la que goza, porque él tiene todos sus derechos políticos íntegros, mientras que las víctimas no tienen acceso a la justicia. A partir de ahí comenzaron las amenazas (…) Con esta situación tenemos cierto temor, porque qué va a pasar con nosotras que nos atrevimos a alzar la voz…”, palabras de Yolitzin Jaimes, vocera de la Colectiva Nacional Feminista Ningún Agresor en el Poder, me lo dijo en Imagen Radio el viernes pasado.

Han pasado varios días y el escenario no cambia. Ni para ellas, las mujeres que se han organizado contra la candidatura de Félix Salgado Macedonio ni para las mujeres que lo denuncian y que llevan años buscando justicia. El político mantiene vía libre rumbo al proceso electoral y, peor aún, según estudios de opinión, podría llegar a la gubernatura de Guerrero. Con eso, sería acreedor de beneficios tan anhelados por este tipo de personajes, como el fuero. Aunque parecería que ya goza de él, pues ni la dirigencia de Morena ni en Palacio Nacional han cedido en la exigencia de bajar la aspiración y dar seguimiento a las investigaciones. La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del grupo político fundado por López Obrador desechó en primera instancia una de las quejas contra Salgado; dijeron que no cumple con los requisitos de procedibilidad (tiempo, lugar y circunstancia) y, además, no pudieron comprobar su militancia. 

“Las mujeres que denunciamos siempre nos enfrentamos a la burla, la incredulidad y el machismo que protege a los violadores…”, escribió Basilia “N” en la carta que envió al partido para el análisis de su denuncia y, así, detener la candidatura, pero lo resuelto por aquella Comisión confirmó lo escrito: recibió burla e incredulidad. ¿Qué clase de burla es no creerle porque ni siquiera están seguros de que sea férrea militante? Si la Fiscalía del estado cerró el caso argumentando prescripción del caso, la instancia última era justo el grupo político que no se cansa en decirse de izquierda progresista, que abraza la causa feminista.

Félix Salgado Macedonio va. A nadie, de entre los tomadores de decisiones, le ha parecido inapropiada su presencia. Ya ni con la voz de las denunciantes y esas tantas otras que intentan hacer eco. Hace unos días, actrices, escritoras y cineastas dramatizaron los testimonios contra el político, una vía para expandir el espectro de alcance de esas historias, que más personas las sepan, que más mexicanos conozcan esa narrativa de impunidad que, sin importar quienes estén el frente del país, nunca termina. Ahora son más de 150 hombres, defensores de derechos humanos, académicos, promotores culturales, periodistas, quienes piden que esa candidatura caiga. La dirigencia de Morena insiste en que, si no hay acreditación de delito alguno, tienen listo a su candidato en Guerrero; no importa que la ley diga que la sombra de la duda (y su respectiva investigación) sea suficiente para fulminar cualquier aspiración política. Ese país somos, el de siempre.

Addendum

La pandemia por Covid-19 ha perjudicado a todos los sectores, muchas empresas en México han resultado afectadas. Televisión Azteca ha tenido que ajustar sus estructuras de costos y gastos para seguir compitiendo, ya que la inversión en publicidad ha disminuido en un 40 por ciento. Estos días se dio a conocer que la televisora realizará una amortización anticipada por hasta mil 200 millones de pesos, de los cuatro mil que tiene en Certificados Bursátiles. Asimismo, ya inició un diálogo con los tenedores para reorganizar su deuda en dólares, por lo que aplazará su pago correspondiente a este mes. Lo anterior es probable que se refleje en la reducción de su calificación crediticia, que hacen agencias como Fitch Ratings, Moody’s o PwC. El panorama es complicado, ya que estas calificadoras, pese a la situación de incertidumbre que vive el mundo, no se han mostrado flexibles y han bajado las notas de sectores y de países, entre el