El descuido fue uno... pero mortal

Andaba con su familia, sin escolta... raro en él; sorprendido con la guardia por completo abajo. En huaraches

LA COLUMNA
de El Diario
martes, 05 marzo 2019 | 06:00

• El descuido fue uno... pero mortal


• Exhibe Corral estrés en Parral


• Movimientos produartistas en Toluca


• La firma del refrendo tricolor


Con un descuido tuvo Matsumoto para ser cazado sin clemencia. Andaba con su familia, sin escolta... raro en él; sorprendido con la guardia por completo abajo. En huaraches. 

Los sicarios que lo privaron de la vida en Nuevo Casas Grandes se dieron el lujo de robar la ‘cangurera’ en la que el comandante traía algunos objetos personales.

Mandos y tropa de la Policía Municipal en Ciudad Juárez no dan todavía crédito a lo sucedido. Su comandante de Inteligencia, Adrián Matsumoto Dórame, el que encabezara decenas de operativos contra narcomenudistas, el que sostuvo varios enfrentamientos en los que hirió y hasta mató a supuestos delincuentes, fue ejecutado por sicarios que tuvieron toda la libertad de llevar a cabo su cometido.

El jefe policiaco tenía orígenes y familia en Nuevo Casas Grandes. Usó sus días de descanso para visitarlos. Trató de pasar incógnito en un mortal exceso de confianza.

Recibió la ‘oportunidad’ de bajar de su camioneta para no exponer a su familia que le acompañaba. Recibió cerca de 50 balazos a unos pasos del vehículo.

Nomás imaginemos los diablos que lo perseguían: fue jefe de la Policía Municipal en Nuevo Casas Grandes, después se integró a las filas de la Agencia Estatal de Investigaciones, fue comandante de esta corporación en distintas plazas del estado, también fue directivo del Cereso en esta ciudad... múltiples denuncias por abusos de autoridad... balaceras con muertos de por medio.

Algo de información extraoficial indica que posiblemente uno de los sicarios que participó en la ejecución ya fue muerto durante la madrugada del lunes. Hubo un enfrentamiento en la casa de seguridad donde el grupo delictivo mantenía en cautiverio a otro individuo. Este fue rescatado, murió uno de los que lo vigilaban y lograron huir otros.

En ese lugar había pertenencias de Matsumoto, incluida su cangurera. Esto confirma que los criminales tuvieron tiempo suficiente para ejecutarlo y despojarlo de algunos accesorios que portaba.

Igual que en distintas partes del estado, en aquella zona sigue presente la guerra entre grupos del Cártel de Sinaloa y La Línea, uno de los brazos operativos del Cártel de Juárez. El que haya sido responsable del homicidio tenía bastantes motivos para llevarlo a cabo y aparentemente no tenía más que esperar algún instante de Matsumuto sin escoltas.


***

Javier Corral visitó ayer la ciudad de Parral en una gira que incluyó tres actos públicos y en los que por supuesto no hubo abucheo. El alcalde Alfredo Lozoya puso especial énfasis en la logística de acompañamiento para que al mandatario no se le erizara un solo pelo.

Por desgracia no lo consiguió, algún medio de Parral difundió esa mañana que dos comunidades rurales se encuentran incomunicadas por la mala planeación del Estado, y Corral, que califica de infundadas y grotescas todas las críticas en su contra, no pudo contenerse y de nueva cuenta arremetió con su ya conocido discurso contra los medios de comunicación. Parece estresado más de lo normal.

Salvo ese detalle la gira transcurrió tranquila, con apapachos y elogios hacia la figura de “El Caballo” Lozoya por las impugnaciones que ha realizado, principalmente por el tema del Fondo Minero y las estancias infantiles.

En contraste con pasadas visitas encabezadas por el mandatario estatal a Parral en donde la atención al alcalde Lozoya era mínima, esta vez ambos se placearon por las calles de la Capital del Mundo.

Por supuesto no es causal. Lozoya sabe que no son tiempos de confrontación y prefiere por ahora mantenerse como un alcalde disciplinado, conocedor de que ya llegará la hora de lanzarse contra la falta de acciones y programas del Gobierno estatal de cara al 2021.

Corral por su parte cerró la gira con la presentación de su Segundo Informe de Gobierno, un espacio donde aprovechó para hacer suyas algunas de las obras que han costado sudor al Municipio. Pero nadie se hizo muecas.

Lo mismo sucederá seguramente en Juárez, donde acudirá a rendir cuentas, pero habrá que ver lo que acontecerá en Cuauhtémoc el sábado 9 de marzo.

Los morenistas no están contentos con el trato que el gobernante ha dispensado al alcalde Carlos Tena y aunque este último extendió ayer la mano al gobernador pidiendo borrón y cuenta nueva acorde con el llamado de unidad que hizo en la capital el presidente López Obrador, seguramente no todos podrán contener en sus gargantas “el fuera, fuera” que tanto hizo rabiar a Javier Corral.

***

El secretario de Relaciones Exteriores y el fiscal general de la República, Marcelo Ebrard y Alejandro Gertz, van a la caza del exgobernador César Duarte. Presumiblemente comenzaron la estrategia para ejecutar las órdenes de aprehensión en el extranjero.

Eso que soltó el gobernador Javier Corral antes y después de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador sería parte de unos acuerdos iniciales con la Cuarta Transformación. 

Algo sabe Corral, seguramente, pues en el Estado de México han visto con inusitada actividad a los abogados del despacho de Ricardo Sánchez Reyes Retana, el abogado defensor de Duarte Jáquez.

Como esa zona del país es el centro de operaciones de buena parte del duartismo y sus defensores –por algo es que de ahí salen todos los amparos y frenos a procesos judiciales– hay movimientos urgentes que surgieron a raíz de reuniones y llamadas de Corral con los sucesores de Luis Videgaray Caso y Alberto Elías Beltrán, quienes protegieron a Duarte para que tuviera una cómoda estancia en Estados Unidos, sin preocupaciones de lo que pudiera ocurrir en México.

La impugnación a la expulsión del PRI, dictada por el tricolor hace unas semanas, era un pendiente menor de los abogados.

Pero así como Corral aprovechó el cambio de régimen y esa señal enviada por el Revolucionario Institucional para lanzar la nueva embestida, en esa medida respondieron los defensores jurídicos del exgobernador, quienes no cobran a millón de pesos la consulta por nada, desde luego que tienen su expertise en la defensa de políticos acusados de corrupción y además tienen los contactos que les suministran información privilegiada, sea cual sea el color del Gobierno en turno.


***

Como si llegaran a la edad de las ilusiones, los priistas que encabeza el diputado Omar Bazán celebraron los 90 años del partido con un austero desayuno en la sede estatal tricolor.

Tras la limpia natural que trajeron consigo las derrotas de los años 2016 y 2018, los que se quedaron en el PRI, unos más a fuerzas que con ganas, festejaron con el refrendo de su militancia estas nueve décadas que obligan al tricolor a reformarse.

Bazán Flores y su secretaria general, Georgina Zapata Lucero, lograron convocar a la mayoría de sus antecesores, no a todos pero sí a gente de peso como Francisco Rodríguez Pérez, Mario de la Torre Hernández, Diógenes Bustamante Vela, Sergio Granados Pineda, Rubén Núñez Hernández, Mario Trevizo Salazar, Karina Velázquez Ramírez y Alejandro Domínguez.

Todos firmaron la hojita, el contrato que reafirma su pertenencia al PRI, pase lo que pase. Incluso si el presupuesto del CDE se cae de 25 a 12 millones de pesos al año por las multas, la mala noticia que le tocó dar a Bazán.

Renato Alarcón Guevara, nuevo delegado del CEN del PRI, festejó por su parte que el partido ya brincó el muro de las lamentaciones y tiene una nueva clase política, la que se quedó pese a las tentaciones de irse. 

Ahora sin un mesías, sin un tlatoani que les muestre el rumbo, se queda en un partido incluyente, con una militancia fuerte que no recibe ni obedece líneas verticales.

Entre los priistas juarenses que se vieron entusiasmados con la firma de refrendo estuvieron Óscar Nieto, Fernando Motta Allen, Wilfrido Campbell Saavedra, Farah Kuri, Jorge Acosta, Adán Barrios y Alberto Reyes Rojas, quienes casi alcanzan la edad del PRI cada uno y por eso mismo se mantienen firmes y se cuadran ante las siglas.