PUBLICIDAD

Opinión

El caso Duarte

Hace casi dos semanas, el exgobernador del Estado, César Duarte, fue extraditado desde Estados Unidos a México para ser procesado por una carpeta por la presunta comisión del delito de peculado

Sixto Duarte
Analista

martes, 14 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Los procesos penales, cuando involucran a personajes de la vida pública o política, se vuelven excesivamente mediáticos. Esta condición necesariamente convierte un proceso en un foro político donde todo mundo tiene una opinión, todo mundo pide y exige, y en realidad, pocos entienden.

He mencionado en este mismo espacio y desde hace más de siete años, lo peligroso que resulta politizar una función pública tan delicada como lo es la justicia. En casos como el que señalo, resulta complicado que el mismo transite desprovisto de la enorme carga política que se le imprime.

PUBLICIDAD

Si bien no es un asunto de carácter penal, pudimos ver en días recientes que todo mundo se erigió en juez, jurado, acusador y defensor en el juicio del actor Johnny Depp y la actriz Amber Heard. Así como los habitantes de las redes sociales opinan sobre litio o energía, con la misma autoridad opinan como verdaderos jurisconsultos. No digo que esté mal opinar, pues finalmente es una libertad que todos tenemos; sin embargo, se debe ponderar adecuadamente la opinión de cada uno conforme a su perfil. En el caso de persecuciones penales, es importante revisar con mayor detenimiento la opinión que cada quien pueda tener, para no caer precisamente en situaciones que puedan trastocar los derechos de víctimas e imputados.

Hace casi dos semanas, el exgobernador del Estado, César Duarte, fue extraditado desde Estados Unidos a México para ser procesado por una carpeta por la presunta comisión del delito de peculado. Después de casi dos años de haber sido detenido, el exgobernador fue acusado y vinculado a proceso por un juez de control de la capital del Estado. Es importante decir que, de las más de 20 acusaciones hechas por el gobierno de Javier Corral (quien claramente manipuló jueces de consigna para sus aviesos fines, según lo ha confirmado el Poder Judicial de la Federación) solamente una pasó los filtros de la FGR y de las autoridades norteamericanas.

Conforme al principio de especialidad vigente en el tratado de extradición celebrado con EU (que precisamente busca evitar persecuciones políticas) Duarte enfrentará solo la causa penal por la cual fue extraditado.

Desde luego que fue la noticia de la semana, y todo mundo tenía algo que decir. La hematofagia de un pueblo se ve parcialmente saciada cuando los agitadores toman estas causas, como si genuinamente les interesara la justicia y el Estado de Derecho.

Menciono esto porque el exgobernador Javier Corral, salió a rasgarse las vestiduras exigiendo dos cosas: que Duarte enfrente la totalidad de las carpetas que él le fabricó y que sean las autoridades federales quienes lo juzguen.

Comparten ignorancia en la materia sus ujieres Lucha Castro, Víctor Quintana, y hasta Juan Carlos Loera  (quien tiene duartistas en su equipo de trabajo y partido, pero se rasga las vestiduras con el tema), y con la formación porril que tienen, creen que la justicia es un tema de mayorías; esto, pues hasta promovieron una petición en el portal change.org para que sean las autoridades federales las que atraigan el caso.

Para Corral y sus cortesanos, la justicia únicamente es tal cuando ellos la procuran y la imparten. Ahora, ponen en entredicho la imparcialidad de los juzgadores. Según su cosmovisión, con Duarte los jueces no eran confiables; con Corral sí lo eran (a pesar de que jueces de consigna como Alejandra Ramos, tienen las manos manchadas de sangre por dejar morir a Lázaro López en prisión) y ahora en el gobierno de Maru Campos, tampoco hay justicia.

Resulta bastante absurdo y ridículo, además de denotar supina ignorancia sobre la materia, solicitar que la Federación atraiga los casos relacionados con Duarte. En donde exista competencia por parte de la Federación, no hay nada qué decir. Sin embargo, no olvidemos que Duarte solo podrá ser procesado por la carpeta local respectiva que fue extraditado. Los casos no serán atraídos porque una bola de porros así lo desee.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search