Opinión
OPINIÓN

El carrito metido en zanja de la troncal

Por fortuna no hubo más allá del susto y golpes leves para su conductor. En ese tramo era por completo inexistente la señalética de la que hemos insistido carece la mayoría de las obras llevadas a cabo en esta ciudad por el Gobierno estatal

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 02 octubre 2020 | 06:00

-El carrito metido en zanja de la troncal

-Fernando Baeza y la crónica de los ‘bárbaros’

-Sale mensaje de ‘Teto’ a Omar Bazán

-Van en paquete DAP e impuesto universitario

Las fotos que presentamos en la versión digital de La Columna corresponden a un carro Hyundai línea I10. Aunque de modelo reciente, aparece con todo el estilo perdido en una zanja de las abiertas por el Gobierno del Estado para meter la desorganizada ruta troncal.

Por fortuna no hubo más allá del susto y golpes leves para su conductor. En ese tramo era por completo inexistente la señalética de la que hemos insistido carece la mayoría de las obras llevadas a cabo en esta ciudad por el Gobierno estatal. Ni bloques de cemento ni escombro de pavimento había ahí separando el suelo firme del vacío.

Una vez ocurrido el incidente en el llamado tramo cuatro de la ruta troncal, comprendido entre la Teófilo Borunda y Morelia, por la avenida Tecnológico, apareció ayer señalética decente por toda esa zona. Trafitambos hasta nuevos y malla plástica naranja.

Supimos luego de una breve investigada que los jefes de la Constructora Norte-Sur encargada de ese tramo quisieron pasarse de listos y de abuso, nomás que se toparon con el carácter también agreste (cuando quiere) del jefe de Vialidad municipal, Sergio Almaraz.

Desconocemos si fueron enterados de los hechos los jefes de Almaraz, lo cierto es que los constructores hicieron caso omiso de la obligación por instalar señalética aun después de ese y otros incidentes en la ciudad, y ordenó frenar la obra.

Los constructores se negaron. Alegaron la supremacía del Estado sobre el Municipio. Agentes viales frenaron al conductor de una máquina Caterpillar que no hizo caso y se lo llevaron a la delegación.

Hasta ese momento supo la Constructora que la cosa iba en serio. Como por “arte de magia” apareció ayer la señalética. Tenemos en la versión digital fotos del antes y el después en esa área del Parque Central.

Hasta ahora el Gobierno estatal ha impuesto todas esas obras a Juárez sin la menor consulta, ni información sobre vías alternas para los conductores ni explicación general de lo que anda haciendo.

Ya era hora que por lo menos alguien les diera un coscorrón, forzado y circunstancialmente pero coscorrón.

***

Muy diplomático pero también muy enérgico el llamado del exgobernador, Fernando Baeza Meléndez al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ayer en el desplegado que publicó en las páginas de los Diarios.

El exgobernador chihuahuense priista ha sido involucrado por AMLO en el conflicto por el agua que incendia la región centro-sur del estado. Baeza llama a la conciliación y pide diálogo al presidente “con datos y cifras reales” sobre la aportación de agua para cumplir con el Tratado Internacional sobre la materia con los Estados Unidos.

Chihuahua ha ido a la vanguardia en las luchas políticas pero también en la conciliación... “sin mantener vigentes los rencores como forma de trabajo y vida, cicatrizando nuestras heridas y aportando a la democracia”.

Asegura que nunca es tarde para alcanzar “acuerdos constructivos” y bordea con claridad sobre el “invencible anhelo (chihuahuense) de libertad” en el significado que aporta el autor Fernando Jordán con su celebérrimo “Crónica de un país bárbaro”: Deja claro el cronista que “bárbaro es sinónimo de fuerza y de voluntad, de un supremo e invencible anhelo por la libertad”.

Es todo el texto una mezcla de elementos históricos, llamados al diálogo, insistencia en el “respeto” pero con un remate que pide “respuesta favorable a lo planteado”.

Ojalá hubiera precisamente respuesta de AMLO aunque ya sabemos que ese tipo de mensajes son tomados como cartas a Eufemia y la reacción ordinaria suele ser a lo mucho justo el silencio... Pero, “¿y el supremo e invencible anhelo por la libertad”?

No es nomás una expresión, tiene ribetes de advertencia. Baeza fue llamado el “católico” porque logró juntar durante su administración a todas las tendencias ideológicas pero hizo ver su suerte a Francisco Barrio cuando fue amenazado con la cárcel. Armó aquella caminata “por la dignidad” desde Parral a Chihuahua y santo remedio. Lo dejaron en paz el exgobernador panista y su entonces pandillero, Javier Corral.

***

El exalcalde Héctor “Teto” Murguía armó encerrona con varios de sus colaboradores para planear sus siguientes semanas de proselitismo hacia la búsqueda de la candidatura a gobernador por su partido, el PRI.

Esta vez no llamó tanto la atención ese encuentro desarrollado en un echadero de Jorge Gutiérrez Casas, acólito entre acólitos de Murguía. Ya todo mundo sabe que quiere la nominación.

Destacó el mensaje de “Teto” sobre el respeto a la dirigencia estatal del Revolucionario Institucional (PRI) y a su líder formal, el diputado Omar Bazán Flores.

Hasta de unidad habló y la necesidad de trabajar en sintonía plena con el presidente del partido en la entidad y los correspondientes liderazgos municipales.

Hubo sorpresa porque ya sabemos que Omar también quiere la candidatura a gobernador pero ambos están conscientes que la decisión corresponde al dirigente nacional, Alejandro “Alito” Moreno.

***

Bajo la ponencia del ministro Javier Laynez Potisek, las acciones de inconstitucionalidad presentadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra los municipios y el Congreso de Chihuahua, apuntan a resolverse en paquete.

Aunque ya no fueron enlistadas las demandas en las sesiones de esta semana, contrario a lo que se esperaba, en la entidad están que se comen las uñas varios alcaldes y asesores legislativos. Se preparan para un golpe seco y fuerte.

Las demandas de inconstitucionalidad -promovidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal- cuestionan los cobros de Derecho de Alumbrado Público (DAP) y el llamado impuesto universitario. En números gruesos el primero representa más de 500 millones de pesos para los municipios y el segundo alrededor de 200 millones para las universidades de Chihuahua y Juárez.

Pues bien, en el escenario más positivo que se ve desde el estado el DAP se invalidaría por inequidad fiscal y desequilibrios tributarios atribuidos a la Comisión Federal de Electricidad y a los municipios beneficiarios. Incluso por supuestos excesos del Congreso del Estado al legislar en materia energética, que no es su competencia.

A la vez, dentro del supuesto más optimista, el impuesto a favor de las universidades se mantendría, debido a que su vigencia es de hace casi 30 años, por lo que una impugnación a estas alturas estaría fuera de cualquier plazo legal.

No obstante permanece la idea de que una resolución de Laynez Potisek en paquete, que invalide ambos cobros, es factible, lo que sería el peor escenario para municipios y universidades afectadas.

En fin, así el estatus de la controversia jurídica que la Corte habrá de enlistar para su discusión en el pleno en unos cuantos días.

El resultado de la encuesta filtro del Instituto Nacional Electoral (INE) sobre aspirantes a la dirigencia de Morena dejó a la militancia entre Porfirio Muñoz Ledo, Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky. No hay mucha variación entre el resultado en todo el país y las percepciones locales, según los que conocen las entrañas del partido en la entidad.

Hoy precisamente que comienza la encuesta –y habrá de durar hasta el 8 de octubre- el más posicionado parece Muñoz Ledo. Claro, es el más conocido porque ha transitado, desde 1972 a la fecha, como dirigente o candidato del PRI, PRD, el extinto PARM, Partido del Trabajo y ahora Morena; sin embargo, no quiere decir que sea el elegido de los morenistas.

El que haya aparecido Muñoz Ledo como el que tiene mayor nivel de conocimiento, no quiere decir que tenga garantizado un aplastante triunfo como el que tuvo en la primera encuesta del INE. A eso le apuestan las dos estructuras que operan dentro del partido, una a favor del coordinador de los diputados federales y otra con lealtad todavía a la exdirigente nacional.

Por ello es que durante la semana se habrá de desplegar todo el activismo posible a fin de influir en los resultados del segundo estudio, cuya metodología, aunque cuestionada por aspirantes chiquitos que no aceptaron los resultados, está avalada por el INE y los mismos contendientes que aceptaron entrar a la batalla.

De cualquier forma será difícil que en unos cuantos días y mediante una encuesta fuera del control de cualquier moreno se pueda influir en la población que se diga militante o afín al partido. Porque al final de cuentas el estudio es abierto y bajo la batuta de empresas privadas. Mayor incertidumbre no puede haber.