PUBLICIDAD

Opinión

El cambio de opinión de AMLO sobre las FA

Por esa razón es que en los eventos del 11/08 de Ciudad Juárez la Policía Municipal solicitó la intervención del Ejército y

José Luis Contreras Cruz
Abogado

viernes, 09 septiembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

“Sí, sí, cambié de opinión ya viendo el problema que me heredaron. ¿Cómo enfrentar el problema de la inseguridad? Fueron las palabras que a inicio de esta semana y en la mañanera, pronunció el presidente de la República a pregunta de un reportero sobre si cambió de opinión sobre regresar a las Fuerzas Armadas o al Ejército a sus cuarteles y no usarlos en tareas de Seguridad Pública. Lo anterior después de que el 31 de agosto se presentó su iniciativa para reformar entre otras leyes, la Ley de la Guardia Nacional, donde expresamente le concede el mando operativo a la Sedena, cambiando por completo el mando que en la ley actual se la establece a la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana. 

Dicha iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados esta semana y se prevé que será ley con la aprobación del Senado, iniciativa que ha sido duramente criticada por considerarla inconstitucional tanto por los partidos de oposición como por varios opinólogos y abogados (con fundamento).  Y se podrá criticar o no estar de acuerdo con lo que hace el Presidente, sobre todo en lo que atañe a su inconstitucionalidad en caso de aprobarse dichas reformas, pero lo que no se puede criticar es que tiene razón en su justificación: la inexistencia de una policía confiable y con capacidad para hacerle frente a la delincuencia organizada, lo cual todos lo sabemos. Pero entonces ¿por qué cambió de opinión a su promesa de campaña de regresar al ejército a los cuarteles y no usarlos en tareas de Seguridad Pública? La respuesta es sencilla: antes de que fuera presidente no se podía saber hasta donde llegaba el nivel de colusión del narcotráfico con la policía federal.

PUBLICIDAD

Cambió de opinión después de la detención por EU del máximo jefe de la Policía Federal con Calderón, Genaro García Luna en diciembre de 2019 por colaborar con el cártel de Sinaloa y conspirar para traficar cocaína actualmente bajo juicio y que también fue acusado por lo mismo el titular de la Unidad de Investigaciones Especiales en el sexenio de Felipe Calderón. Por esta razón el presidente desapareció a la Policía Federal en 2019, después de que se dio cuenta que la delincuencia organizada estaba entre sus filas al más alto nivel y alcanzaba a sus más altos mandos y creo a la Guardia Nacional en el mismo 2019.

¿Qué hacía entonces si le heredaron una policía infiltrada por el narcotráfico? La respuesta lógica es lo que hizo: crear la Guardia Nacional con la participación del Ejército. Tiene justificación también por el respaldo ciudadano del que gozan las fuerzas armadas en las tareas de Seguridad Pública y que según la Encuesta Nacional de Victímízación y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021, elaborada por el INEGI el año pasado, nueve de cada 10 ciudadanos le tiene confianza a la Marina (90.2%) y el Ejército (87.8%), y donde ocho de cada 10 le tienen confianza a la Guardia Nacional (82.7%), en contraste con el nivel de confianza que le tienen a las policías estatales y municipales (58.6% y 55.1%, respectivamente) y que perciben como corruptas, o al nivel de confianza que tenía la policía Federal donde la última encuesta de 2020 la mayoría de la población mexicana (56.7%) la percibía como corrupta. Aunado a lo anterior la mayoría de la población ha considerado como efectiva o muy efectivo el desempeño de las fuerzas armadas en el combate a la delincuencia, por la Marina y el Ejército, con 86% y 83.4%, respectivamente según la misma encuesta de 2021 y por el contrario a las policías municipales y estatales como muy poco efectivas con 50.4% y 44.6 % respectivamente. Por lo que la gente respalda a las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad Pública y confía en ellas, ante la inexistencia de una policía confiable. Por esa razón es que en los eventos del 11/08 de Ciudad Juárez la Policía Municipal solicitó la intervención del Ejército y por lo cual en la Sierra de Chihuahua las Fuerzas Armadas buscan a un líder criminal. Por esa razón los ciudadanos piden la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la delincuencia organizada en todo el país. Tiene justificación el presidente y tiene el respaldo ciudadano. Tal vez sea declarada inconstitucional dichas reformas por la Suprema Corte, pero al día de hoy, los únicos que pueden hacerle frente a la delincuencia organizada son las fuerzas armadas junto con la Guardia Nacional, ya sea participando directa o indirectamente. El reto es crear una fuerza policiaca de naturaleza civil confiable y con capacidad, lo cual urge y es necesario, para que el Ejército deje de hacer labores de Seguridad Pública, que Constitucionalmente no le corresponden. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search