El buen trato que Juárez se merece

Con el compromiso claro de seguir apoyando a Ciudad Juárez, el Gobierno de la República a través de personal...

Cruz Pérez Cuéllar
Político
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Con el compromiso claro de seguir apoyando a Ciudad Juárez, el Gobierno de la República a través de personal clave de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público vino de nuevo a esta frontera el pasado viernes para dar continuidad a la implementación del Decreto de Estímulos Fiscales para la Región Frontera Norte, y seguirán regresando hasta que quede bien definido este plan que fue establecido a partir de este año por la administración federal a fin de que la frontera toda, quede liberada de impuestos, o por lo menos con reducciones significativas, comenzando con el 50 por ciento de reducción al Impuesto al Valor Agregado y una tercera parte menos al Impuesto Sobre la Renta.

Es cierto que el tema despierta muchas inquietudes, es complicada su implementación desde el punto de vista técnico, también hay que decirlo, se necesitan hacer ajustes a fin de que aquellas reglas rigurosas para las empresas que entran en este esquema tengan oportunidad de allegarse de los elementos necesarios para que así obtengan todos los beneficios planteados. Hay empresas que no son susceptibles de estos apoyos, pero precisamente el diálogo abierto a través de la Mesa de Seguimiento al mencionado decreto, está ayudando a entenderlo mejor y a propiciar las condiciones para que sean muchos más los que queden enmarcados en este beneficio.

La presencia del procurador fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Carlos Romero Aranda, es una prueba inequívoca de la real intención del Gobierno federal de implementar con prontitud y con eficacia el decreto de estímulos fiscales y que sus alcances lleguen a las empresas de los juarenses, y que no sea sólo una pantalla política que en apariencia puede ayudar a muchos, pero en realidad no beneficia a nadie. Cosa que ya hemos visto mucho en el pasado, y que ahora no se piensa repetir.

El procurador fiscal estuvo acompañado por María Elena Domínguez, administradora central de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal del SAT; Katia Arroyo Arreola, administradora general de servicios al contribuyente del SAT; el subprocurador fiscal Federal de Legislación y Consulta de la Procuraduría Fiscal de la Federación, Gerardo del Rey López. Quienes disiparon dudas sobre la implementación del decreto presidencial pero también se llevaron la tarea de analizar modificaciones, quitar candados, con la firme intención de ayudar a los empresarios juarenses, quienes advirtieron riesgos, por ejemplo en caso de no ampliar los plazos para que las empresas y sus proveedores se registren y complementen los requisitos que la Secretaría de Hacienda les exige, para ser sujetos de las reducciones de impuestos.

Llamó la atención algunas declaraciones en torno a este evento y la respuesta del gobierno de López Obrador a este tema, como las realizadas por el alcalde de Juárez Armando Cabada, quien participó en dicho encuentro realizado en el Pueblito Mexicano junto con otros funcionarios estatales y miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). El edil en declaraciones posteriores a la reunión dijo que “estos encuentros de trabajo, son una señal del interés genuino por los asuntos de la ciudad”. Y luego de mencionar a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda destacó que “con su visita están honrando su compromiso al regresar a la ciudad para dar continuidad al decreto de estímulos fiscales ”.

El alcalde destacó también que el presidente López Obrador ha demostrado su interés por el Municipio al agregar un monto adicional al presupuesto de 2019, mismo que era de 5 mil 126 millones de pesos, y que se han agregado 66 millones 400 mil pesos. Dato que fue circulado por el área de Comunicación del Ayuntamiento a través de un boletín de prensa.

De igual manera varios integrantes del Consejo Coordinador Empresarial reconocieron el esfuerzo del Gobierno federal por llevar a buen puerto el intrincado asunto de la reducción de impuestos en Juárez.

De que hay observaciones, las hay; una en la cual hubo insistencia es el plazo para que todas las empresas se den de alta en el SAT y las que ya se encuentran en el sistema, soliciten la reducción del IVA al 8 por ciento, y el ISR al 20 por ciento. En el primer caso el plazo vence el próximo 7 de febrero, y para el segundo, el 10 de marzo; en ambos se ha solicitado una prórroga, que permita a más empresas, a los mismos proveedores del Gobierno municipal, que hagan este trámite y se vean beneficiados con la reducción significativa de estas contribuciones, que en el resto del país, es decir, fuera de la franja fronteriza, siguen cobrándose como antes, al 16 por ciento el IVA y al 30, el ISR. 

El estímulo se extiende a los municipios de la Zona Norte: además de Ciudad Juárez, están incluidos también Janos, Ascensión, Coyame del Sotol, Guadalupe, Praxedis G. Guerrero, Ojinaga y Manuel Benavides.

Hacemos votos porque estas reuniones de seguimiento ofrezcan las soluciones pertinentes a los empresarios, al mismo Gobierno municipal, que ha declarado que ese porcentaje de reducción del IVA implicará un 8 por ciento más de obra pública, de pavimento y acciones que se aplicarían directamente, sería como un ahorro extraordinario.

Es necesario que las empresas irregulares se registren ante Hacienda para que puedan facturar con el 8 por ciento, y 20 por ciento en el ISR; es fundamental que aquellas que ya pagan sus contribuciones soliciten a través de los mecanismos digitales y en su defecto, en las oficinas del SAT, su incorporación a este sistema de apoyos fiscales. 

Este es el primer paso para que el precio de los servicios y productos disminuya y con ello se logre un doble beneficio: por un lado los ciudadanos comprarán lo mismo que antes a menor costo (inclusive se estima que incremente el consumo); y por otro,  las empresas se vuelvan más competitivas, asemejando sus condiciones a las del otro lado del Río Bravo. 

Finalizo la presente colaboración reafirmando nuestro apoyo solidario al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien está librando una dura batalla en contra de la corrupción, en diversos frentes. No está solo, los diputados y senadores de Morena (y estoy seguro que otras corrientes políticas), habremos de aprobar las reformas necesarias para acabar o reducir al mínimo este mal que aqueja a nuestro país. Esta semana que clausuramos los trabajos de la Comisión Permanente y dimos comienzo al Segundo Período Ordinario de Sesiones de la Sexagésima Cuarta Legislatura, vamos a seguir trabajando por obstruir por completo el robo de combustible, ya se dio el primer paso al considerar éste como un delito grave, pero es necesario irnos a la causa, y en ello habremos de realizar otras modificaciones. 

Hay muchas gestiones pendientes para esta frontera y el estado en general, estaremos avocados a esta tarea, para que lleguen a la entidad más subsidios, obra pública, programas de apoyo a los que menos tienen y ayuda a otros sectores para que puedan ser más productivos, más competitivos.