Opinión

El abandono presidencial

Los ciudadanos hemos sido víctimas del revanchismo entre el presidente López y el gobernador Corral

Alejandro Núñez
Catedrático

sábado, 14 noviembre 2020 | 06:00

Con la llegada a la Presidencia de la República de un tabasqueño, se esperaba que para su estado se iba a proyectar mejores niveles de desarrollo, pero solo ha pasado lo contrario. Nuestros hermanos tabasqueños han sufrido el embate de funcionarios de la 4T como el director de la Comisión Federal de Electricidad y responsable de la “caída del sistema” en la elección presidencial de 1988, Manuel Bartlett, quien en abierto revanchismo en contra del gobernador Adán Augusto López, tomó la decisión de abrir las compuertas de Peñitas sin importar el daño causado a la capital de la entidad y comunidades aledañas.

Durante la administración pasada del priista Enrique Peña Nieto, el Estado de México y con mayor énfasis Atlacomulco, tuvieron una inyección de recursos impresionante, además de contar con la atención personalizada por parte del entonces presidente de la república, a tal grado de convertir esa entidad en un polo de desarrollo muy importante tanto para inversionistas nacionales y extranjeros.

En contraste con lo anterior, lamentablemente Tabasco se encuentra en su mayoría bajo el agua, en incremento los índices de pobreza y enfermedades. Aun y cuando se esté construyendo la refinería de Dos Bocas, no se ha generado un gran impacto en el desarrollo económico y por ende, se vea en beneficio de los pobladores con trabajos mejor remunerados.

Durante la última visita del presidente de la República Andrés López a su entidad natal, no tuvo contacto con los habitantes de las zonas afectadas por las inundaciones, ni mucho menos hubo oportunidad de plantearle en persona los reclamos y necesidades, esto debido a que solo sobrevoló en helicóptero la zona afectada; tanto ha señalado a sus antecesores y resulto estar más lejano durante los momentos que más se necesitan y eso que no es “fifí”. En el 2010, Felipe Calderón entonces presidente de la República, visitó personalmente las zonas afectadas por las intensas lluvias registradas en Ecatepec; en el 2011, de igual manera realizó recorridos personalmente las zonas afectadas por las intensas lluvias en Tabasco, y; en el 2013, Enrique Peña Nieto, personalmente encabezó las tareas y recorridos de las zonas afectadas por el paso de las tormentas “Ingrid y “Manuel”, que causaron estragos en el Estado de Guerrero.

Dos años ya van de la administración de Andrés López, y no se han vislumbrado los cambios de los que tanto hablaba en sus 18 años de campaña; Tabasco está gobernado por Morena, pero eso al parecer no ayudó en nada, todavía se sigue acusando a las administraciones pasadas por el desastre actual. No se puede ir por la vida culpando a los demás de la situación actual, sino que se debe enfocar a solucionar las problemáticas, y si no bien conocido es el dicho que se generó en la antigua Roma “Al pueblo, pan y circo”, el cual muy probablemente hemos escuchado alguna vez, y hacía referencia a lo que los gobernantes de la época realizaban para mantener alejados a los ciudadanos de los asuntos que preferían conservar dentro de su círculo político. En la actualidad no ha variado mucho, el teatro sigue siendo prácticamente lo mismo, exceptuando quizás la vestimenta y el lugar donde se desarrolla; un ejemplo de ello son las mañaneras del presidente, en donde se cuenta con un guion, actores, diálogos, público, vestimenta y escenario especial.

La mayoría de las entidades federativas sufren el abandono presidencial, muestra de ello es Tabasco y en nuestro Estado de Chihuahua, los ciudadanos hemos sido víctimas del revanchismo entre el presidente López y el gobernador Corral, al asignársele menos presupuesto que el año anterior.

Ciudad Juárez, según estadísticas del Inegi destaca a nivel nacional por su aportación al Producto Interno Bruto (PIB). La industria maquiladora genera el 40 por ciento de los empleos en esta frontera, lo cual genera una derrama económica que moviliza el resto de las actividades económicas.

Nuestra ciudad, debería de tener una mejor atención y trato por parte del presidente, ya que somos de los municipios que más aportan al convenio fiscal federal y se nos regresa cada vez menos. Juárez, también ha sido abandonada por el presidente.

Son dos años de la administración federal y no se vislumbra desarrollo económico, tecnológico, seguridad social, seguridad pública. Ya basta de culpar a las administraciones anteriores, lo que se necesita son resultados.