Opinión

Efecto colateral

La imagen no le es ajena

Yuriria Sierra
Analista

jueves, 26 marzo 2020 | 06:00

Ciudad de México.— La imagen no le es ajena. La ha visto de primera mano. Calles y avenidas en las que un lunes cualquiera, siete de la noche, lucían como un largo estacionamiento, pero estos últimos días han sido el sueño de cualquier urbe. No hay autos. La gente en nuestro país, como en mucho otros del mundo, ha optado por parar. Se ha detenido el tránsito de tal forma que ni siquiera se genera. El efecto secundario ha sido nota en México, China, España... en todas las regiones del mundo afectadas por la pandemia. A esto le sumamos el paro de actividades en fábricas y otros centros de trabajo. Muy aparte de los daños económicos que la aparición del Covid-19 traerá, y de los que nos ocuparemos en un futuro no muy lejano, el punto hoy es subrayar la baja de la contaminación como un efecto colateral y a estos índices de polución, como un objeto de estudio que los ubique como uno de los factores para la propagación de la nueva cepa de coronavirus.

No es un tema nuevo. Está anotado en las páginas científicas que los virus respiratorios encuentran vía rápida de tránsito en las partículas que respiramos todos los días. Bajo esta hipótesis, la Universidad de Bolonia y la de Bari, en Italia, realizan un estudio con el que buscan responder el impacto de la contaminación en el comportamiento de la pandemia a la que nos enfrentamos. Y la contaminación no se genera sola, todos los habitantes del planeta contribuimos a ese índice. Poco hemos hecho para reducirlo, por algo el debate sobre el cambio climático ha ocupado un espacio en la agenda desde hace algunos años. El planeta entero resiente las afectaciones de su sobreexplotación. Insensato sería que esto no tiene correlación. 

Lo reportó así el martes la BBC: “Expertos señalan que la ciudad de Nueva York tiene características que propician un contagio más rápido del virus que en otras partes del país (EU). Por ejemplo, los 8.6 millones de neoyorquinos hacen de ésta la metrópolis de EU con mayor concentración de personas: 28 mil por milla cuadrada (...) Los problemas que enfrentamos no son inclusivos: vivimos uno encima del otro, señala Theodora Hatziioannou, profesora asociada de virología en la Universidad Rockefeller en Manhattan...”. 

Justo esta ciudad estadunidense se convierte al paso de las horas en el epicentro de los contagios en su país. Una de las ciudades favoritas de los turistas extranjeros, con una de las zonas más transitadas que hoy luce desierta, Times Square, y una postal cotidiana de largas avenidas llenas de vehículos, dicen algunos expertos, facilitó la propagación del Covid-19 a tal velocidad, que entre lunes y martes reportó cinco mil contagios nuevos.

Teorías ante un virus desconocido, para el que anuncian que habrá vacuna hasta el próximo año. Pero todas a las que habrá que dar una minuciosa revisión. Aunque con el adelanto de las hipótesis, la contaminación se anota como factor relevante. Y si vamos más allá, una de las causas de éste y muchos otros males, la sobrepoblación. Vaya que la pandemia nos dejará tantos pendientes y temas que replantear.

Te Puede Interesar