Opinión

Dólares 'cash'

Es uno de esos problemas a los que nadie presta atención porque, en el peor de los casos, solo afectaría a los pobres

Sergio Sarmiento
Periodista

miércoles, 02 diciembre 2020 | 06:00

"¿Por qué arrojar dinero a los problemas? Para eso es el dinero".

Kurt Vonnegut

Ciudad de México.- Es uno de esos problemas a los que nadie presta atención porque, en el peor de los casos, solo afectaría a los pobres. Se trata, sin embargo, de una dificultad seria y con un importante cariz social. A México ingresan millones de dólares en efectivo que el sistema financiero nacional tiene cada vez mayores dificultades para cambiar a pesos. Por eso los dólares en efectivo y en la frontera norte son más baratos que los de transferencias electrónicas. Si no se toman medidas adecuadas ante este desequilibrio, las ventanillas legales podrían cerrarse, dejando sin posibilidad de cambiar sus dólares de manera lícita a millones de personas de escasos recursos.

El problema surge de una política perversa del Tesoro de Estados Unidos. Los dólares en efectivo son una de las mayores exportaciones de ese país. Alrededor del 60 por ciento de los billetes estadounidenses en circulación se encuentran fuera de la Unión Americana, esto es, cerca de 500 mil millones de dólares. Este "privilegio exorbitante", como se le llama en los medios financieros, le permite al gobierno estadounidense imprimir papel y venderlo como si tuviera un gran valor. Los billetes estadounidenses son aceptados y utilizados en casi todos los países del mundo, donde las divisas locales no tienen la confianza de los ahorradores o de los banqueros centrales.

Esta confianza, empero, se ha convertido en arrogancia. Con la excusa de la guerra contra las drogas, que Estados Unidos ha impuesto a todo el mundo, las autoridades financieras de ese país han establecido una serie de restricciones a la repatriación de billetes. Las instituciones financieras mexicanas deben fletar aviones que llenan de papel moneda para devolver a Estados Unidos que solo unos cuantos "corresponsales" pueden comprar. Ante los trámites, y los riesgos penales para quienes reciban recursos del crimen organizado, muchos corresponsables han cerrado sus ventanillas para recibir estos dólares. Poco importan las medidas de seguridad. Los billetes, por ejemplo, son olfateados por perros y si tienen rastros de sangre o pólvora no son aceptados. De todas formas, ya casi nadie los quiere en Estados Unidos si vienen del exterior.

Los trabajadores mexicanos, sin embargo, siguen trayendo dólares en efectivo a sus familias en nuestro país. Cambian cantidades pequeñas, de 200 o 300, pero que para ellos son cruciales. Si desaparece la posibilidad de cambiarlos legalmente, se dañará a un grupo muy vulnerable de la sociedad. Además, se fortalecerá el mercado negro de divisas y se fortalecerá el crimen organizado.

Por eso me parece positiva la iniciativa del senador Ricardo Monreal para eliminar los obstáculos al sano flujo de divisas. La idea es que los dólares puedan usarse con más facilidad en nuestro país. La medida crucial es que el Banco de México pueda adquirir dólares en efectivo para sus reservas internacionales. Hasta el momento solo puede comprar instrumentos electrónicos.

Nuestro banco central ha sido reacio porque tiene temor a incurrir en acusaciones de lavado de dinero. No hacer nada, sin embargo, es peor. Pueden establecerse reglas sensatas y eficaces que den certeza de la lícita proveniencia de los dólares. Lo que no podemos hacer es dar la espalda a los migrantes que vienen a México con dólares que se convierten en sustento importante para las comunidades más pobres, como las de Zacatecas que Monreal representa en el Senado.

Cupular

Es un acuerdo cupular, típico de un Estado corporativista. Las organizaciones empresariales se han doblegado ante la decisión del gobierno de prohibir la subcontratación. No dudo que haya abusos, como los ha habido en muchas empresas que no subcontratan, pero eliminar el outsourcing restará flexibilidad y competitividad a la economía mexicana.

Twitter: @SergioSarmiento