Opinión

Diez oportunidades para que el próximo Ayuntamiento se luzca

Si usted está interesado en gobernar nuestro municipio durante los próximos tres años y aspira a que su período se extienda a seis, aquí mismo le comparto el decálogo de que le ayudará a conseguirlo

Elvira Maycotte
Escritora

miércoles, 26 mayo 2021 | 06:00

Si usted está interesado en gobernar nuestro municipio durante los próximos tres años y aspira a que su período se extienda a seis, aquí mismo le comparto el decálogo de que le ayudará a conseguirlo. Considere lo siguiente:

  1. Procure la seguridad a todos los ciudadanos en general, no solo de la cabecera municipal, también de quienes viven en las localidades rurales. La coordinación entre todos los niveles de gobierno es fundamental para evitar la fragmentación social y espacial, el despoblamiento de los poblados afectados y de pasada, el doloroso -para todos- abandono de viviendas.
  2. Cambie el modelo de ciudad que tenemos, ya no permita más dispersión urbana. En los últimos años se han dado los primeros pasos para consolidar la ciudad: siga este camino. Con ello hará que los servicios que brinde su gobierno sean más eficientes y que los tiempos de traslado se aminoren mejorando la calidad de vida de las personas y la competitividad de la ciudad.
  3. Sálgase de lo esperado y continúe con los proyectos que procuran el bien común, aunque se hayan iniciado en la administración que le antecedió; de esta manera dará uso cabal a los recursos que nos pertenecen a todos, la población finalmente será beneficiada y usted tendrá la oportunidad de iniciar nuevos proyectos por los que será recordado con beneplácito. 
  4. Por favor, atienda el déficit de equipamiento urbano y servicios públicos tanto en cobertura como en capacidad; con ello ayudará al desarrollo integral de toda la población y disminuirá las brechas sociales que tanto descontento ocasionan. Ocúpese también de que las áreas de donación municipal sean aptas y suficientes y no olvide coordinarse con otros niveles de gobierno para gestionar los recursos necesarios para construirlos y operarlos con buenos niveles de calidad.
  5. Aunque no es de su facultad, colabore en la medida posible para la correcta administración y abasto de los recursos hídricos de la ciudad. Edúquenos, e invite a hacer planes hídricos regionales. Tome la bandera de los ciudadanos cuando demanden mejor calidad del agua y abasto para el mediano y largo plazo.
  6. Por favor, dentro de su ámbito, realice y coopere con los proyectos que mejoren la movilidad urbana, tanto de productos como de personas y, sobre todo, para ellas, construya una ciudad amigable en la que todos podamos movernos sin importar condiciones de discapacidad o edad. Apoye y ponga en marcha un verdadero sistema de movilidad integral: nos pondrá a la altura de las grandes urbes.
  7. El medio ambiente es importante: la mitigación y adaptación al cambio climático es inminente. El tema de la sustentabilidad no es valorado en todo lo que merece y la normatividad aplicable debe ser actualizada. Mire alrededor: vivimos en un “desierto cada día más desertificado” por la actividad antropogénica.
  8. Evite a toda costa nuevos asentamientos irregulares, ilegales y en zonas de riesgo. Si le heredan este problema, no lo eluda, busque soluciones. Por décadas la permisividad de las autoridades para aplicar la normatividad ha puesto en peligro la integridad física de quienes viven en ellos y su patrimonio. Es un problema complejo, pero… ahí está.
  9. Anteponga la justicia y equidad social en los planes que emprenda para evitar exacerbar la segregación socioespacial, así como la exclusión y marginación de grupos vulnerables; impida que los planes de desarrollo dicten la ubicación de los asentamientos según los perfiles socioeconómicos; con ello evitará enfrentamientos y contextos diferenciados que amplían la desigualdad.
  10. Atentamente se le pide que acabe con los baches y pavimente calles. Esto tiene que ver con niveles de eficiencia y competitividad de la ciudad, pero también por el cuidado de la salud de los juarenses: el polvo que se levanta de las calles de terracería es altamente contaminante e insalubre.

¿Dije decálogo? Bueno, aquí tiene un bono. Ilumine las calles: las calles oscuras son una de las principales causas en la comisión de delitos y abona a la inseguridad. En toda encuesta, este es el VIP que encabeza la lista de los problemas. 

¿Qué dónde saqué todo lo anterior? De una fuente de primera mano: la gente. Recuerde usted siempre preguntar y nosotros dejemos de lado la apatía para ser parte de verdaderos procesos participativos: no simulaciones. ¿Anda por ahí un aspirante a la gubernatura de Chihuahua? Bien le haría dar una leída a todo lo dicho en estos renglones.