Opinión

Diciembre de fiesta y la resaca en enero

En días pasados ya se había advertido en esta columna que la situación para el 2022 no pinta nada bien, y conforme se van agotando los días de este año saliente, parece que se van confirmando las duras noticias que debemos tomar en cuenta los chihuahuenses

Erasto L. López
Analista Ciudadano

jueves, 30 diciembre 2021 | 06:00

El mes de diciembre es representado por esa época del año donde la fe y la esperanza se reavivan. La reunión con los seres amados, la entrega de aguinaldos (a quienes les toca), las buenas ventas que tienen los negocios y restaurantes, entre otros, crean una atmosfera donde se perciben bienaventuranzas. 

Sin embargo, hay que tener cuidado, estas percepciones donde se cree que todo es casi perfecto, suele embriagarnos y dejarnos fuera de una realidad que, aunque no parezca, aún persiste y puede llegar de golpe una vez que concluyan las fiestas decembrinas. 

En días pasados ya se había advertido en esta columna que la situación para el 2022 no pinta nada bien, y conforme se van agotando los días de este año saliente, parece que se van confirmando las duras noticias que debemos tomar en cuenta los chihuahuenses: “el próximo año pinta que estará igual o más canijo que el 2021”. 

Hasta ahorita seguimos resintiendo el efecto inflacionario, donde Ciudad Juárez se ubicó en el segundo lugar a nivel nacional con un 7.50 por ciento. En este sentido, durante la mañanera del 20 de diciembre el titular de Profeco, Ricardo Sheffield Padilla le dio un quemón al supermercado Smart ubicado en la avenida López Mateos por considerarlo como uno de los más caros en el norte de México.

Pese a lo anterior, pareciera que el Gobierno federal no se solidariza con el pueblo. Ya hemos visto los comerciales de los diputados y senadores dando sus engañosas declaraciones donde se jactan diciendo “en apoyo a los mexicanos no hemos creado nuevos impuestos”, y ciertamente no los crearon, pero incrementaron los ya existentes. Y es que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, junto con la aprobación del Congreso de la Unión, decidieron adelantarnos nuestro “regalo de Navidad”, pues de acuerdo con la Ley de Ingresos se espera un aumento en las cuotas del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) en un 7.6 por ciento, lo cual traerá como consecuencia un aumento en los refrescos, cigarros, gasolinas y diésel. Y como es bien sabido, cuando aumentan los combustibles aumentan todo lo demás, ya que es la fuente de energía más utilizada para transportar los productos que consumimos diariamente. 

Y si creían que la esperanza de un mejor 2022 recaería en el Gobierno del Estado de Chihuahua, pues no es así, ya que este nos recibirá con un programa de replaqueo, así lo anunció José de Jesús Granillo Vázquez, secretario de Hacienda en el Estado, quien mencionó que este sería obligatorio para todos los que posean un vehículo registrado en Chihuahua. Se estima que este tendrá un costo que va desde los 400 y hasta los 600 pesos; y por si se le hace poco, a este costo antes mencionado hay que agregarle el de la revalidación vehicular. 

No obstante, el Gobierno municipal no se quedó atrás, y para emparejar los fregadazos, este anunció un incremento del cinco porciento en el pago del predial para el 2022. Muy bien sacadita de la manga se la jugaron los regidores del Ayuntamiento, pues justifican este incremento por cuestiones de la inflación. Pero eso sí, el sueldo de los administradores de la ciudad no bajó. 

Así pintan las cosas para estos próximos primeros meses del 2022, por lo tanto disfrute de estos días de fiestas, porque la cruda de enero nos va a generar un fuerte dolor de cabeza y de cartera. 

close
search