PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Desean a Corral que, mínimo, le dé ‘diarrea’

'Cada vez que transito por las calles de Juárez te deseo que en donde estés mínimo te dé diarrea', le asestó ayer en redes el usuario identificado como Sergio Máynez Mata a Javier Corral Jurado

LA COLUMNA
de El Diario

sábado, 21 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Desean a Corral que, mínimo, le dé ‘diarrea’

-Frayre pretende contener la oleada migrante

PUBLICIDAD

-Pese al calvario, PAN suma 11 mil en el padrón

-La batalla por un puesto de 140 mil mensuales

“Cada vez que transito por las calles de Juárez te deseo que en donde estés mínimo te dé diarrea”, le asestó ayer en redes el usuario identificado como Sergio Máynez Mata a Javier Corral Jurado.

El exgobernador de Chihuahua publicó su beneplácito por haber estado en San Luis Potosí y haber asistido al 30 aniversario luctuoso del doctor Salvador Nava, quien creara el famoso Frente Cívico Potosino.

Hiperbólico aún en la banca, escribió que participó en el evento “con toda convicción”, invitado por “los amigos demócratas” del Frente Cívico.

“Dejaste hecho un caos en la ciudad con tu famoso bravo bus (sic)”, le colocó Máynez Mata para completar el comentario de su deseo que, donde esté, mínimo le dé “diarrea”.

Para filtrar (borrar) el comentario sí fue veloz Corral Jurado; casi de inmediato desapareció ese y otros coscorrones. Muy pocos likes, menos de 20 antes de borrar la acertada crítica.

Van casi dos años de penurias para los conductores de Juárez por el tiradero que heredó el exgobernador en algunas de las principales arterias de la ciudad.

Así continúa en términos generales; en particular sigue la locura en la curva de San Lorenzo por la demolición del muro que dejó el exgobernador y las nuevas autoridades municipales y estatales todavía no determinan qué hacer con aquellas tristemente célebres jardineras colocadas a lo largo y en buena parte de la avenida de Las Américas que fueron dejadas a medias, pero obstaculizando calles completas.

Eso explica los “saludos” nada atentos que envían los juarenses a Corral cada vez que saca la cabeza como si tuviera la conciencia de bebé.

***

Desconocemos bajo qué fundamento legal podrá el nuevo delegado del Instituto Nacional de Migración, Marco Frayre Bustillos, contener la migración masiva que sigue inundando a El Paso y tiene como cruce indispensable toda la región de Juárez.

A eso se comprometió ayer el nuevo funcionario federal en la reunión semanal de seguridad a la que asistieron jefes policiacos y militares, encabezados por el alcalde Cruz Pérez Cuéllar.

Frayre llegó muy enjundioso a la reunión ofreciendo mayor comunicación y solicitando relación estrecha con las policías para contener la oleada migrante.

Legalmente es imposible conseguir ese propósito porque los migrantes no pueden ser detenidos en suelo mexicano, menos cuando una gran parte de ellos ni siquiera son indocumentados, sino connacionales provenientes de estados del sur del país.

Y materialmente menos. No es viable la contención en este sentido porque la delegación del INM en el estado luce prácticamente desmantelada. Sus pocos recursos humanos están corrompidos hasta los huesos.

Esperemos, de cualquier forma, los resultados de esas intenciones expresadas por Frayre. A ver cuánta distancia tendremos entre el dicho y el hecho.

***

En esa reunión de seguridad fue extrañado el buen talante y la buena vibra del general, Francisco Antonio Enríquez, excomandante de la Guarnición Militar en esta frontera. Fue jefe del Ejército, la Guardia Nacional y los marinos “comisionados” a Juárez para labores de “policía preventiva”.

El comandante militar se despidió de las reuniones de seguridad y de su cargo hace 15. Fue trasferido por la Sedena a la Ciudad de México como administrador general, pero hasta la fecha no hay nuevo jefe en Juárez.

Esa posición no debe durar tanto tiempo vacante aunque deba tener algún interino. Al irse Enríquez había tres mil militares respaldando la seguridad en la ciudad. Han sido pieza importante en la disminución de los homicidios.

Hoy no sabemos si esa cantidad permanezca. Los indicios son de que ha bajado considerablemente porque han sido trasladados a la ciudad de Chihuahua y otros lugares del estado al menos mil elementos.

No es momento, como dice la expresión común, de bajar la guardia.

***

Por angas o mangas, mil justificaciones pueden sacar, pero ninguno de los regidores del PAN en el Cabildo fue visto en los eventos que presidió en Juárez la gobernadora del estado, Maru Campos, la mayoría de ellos públicos. No fueron convocados.

Ni el doc Víctor Talamantes, ni la superatleta Amparo Beltrán, ni el corralista Quique Torres, ni la polémica Alma Arredondo; vaya, ni siquiera el jefe de todos ellos y líder del PAN en la frontera, Joob Quintín.

Todo parece indicar que se trata de un coscorrón para que recuerden su deber de regresar en trabajo partidario el obsequio de la regiduría y los casi 100 mil pesos que implica mensualmente en sueldo.

El trabajo de los ediles por su partido es menos que nulo. Les ha sido repetido frecuentemente pero no escuchan.

***

Ha sido un calvario para los aspirantes a ingresar al PAN cumplir con los requisitos, cursos y trámites establecidos en la rigidez de las normas albiazules, pero ni eso ha impedido acercarse a la meta de 12 mil militantes que planteó para este año el dirigente estatal, Gabriel “Gabo” Díaz.

Mientras funcionarios y liderazgos panistas son presionados todos los días para sumar nuevos cuadros entre los simpatizantes, la burocracia del partido a nivel local y nacional ha servido únicamente para poner trabas a esos esfuerzos.

Desde cursos dominicales para los que no alcanzan cupo los aspirantes hasta detalles en las copias de las credenciales de elector que deben llevar, han sido obstáculos difíciles de salvar para los encargados del abultamiento del padrón.

Pese a todos esos diques, un reporte interno del Comité Directivo Estatal establece que ya son 11 mil los panistas debidamente registrados en su padrón, cuando a principios del año la cifra apenas llegaba a los seis mil y pico.

El enorme atractivo de la nómina pública estatal, el de la capital y de otros municipios, ha incentivado la participación y las ganas de hacerse militante del PAN. De no ser por eso, ni de dónde sacar nuevos afiliados.

Sin embargo, el avance en Juárez de la afiliación es más lento al registrado, por ejemplo, en municipios como Chihuahua, Delicias y Cuauhtémoc, por citar a los más importantes.

Es posible que en la frontera el estancamiento se deba a la dinámica diferente, por llamarla de alguna manera, respecto de las otras ciudades, que si bien las dirigencias locales y sus liderazgos andan en la grilla eternamente, no descuidan el objetivo prioritario de robustecer el padrón.

Crecer en militantes no es únicamente para dar la apariencia de un partido mayoritario en cantidad, sino que es definitivo para la hora de seleccionar candidatos en las elecciones venideras, tanto la federal como la intermedia estatal de 2024.

***

La tardía renuncia y sustitución de la corralista fiscal de Combate a la Corrupción, Gema Guadalupe Chávez, no será tema en lo que queda del período ordinario de sesiones del Congreso del Estado, que concluye junto con el mes de mayo.

Por tratarse de un órgano estatal con supuesta autonomía, son los legisladores responsables de otorgar un nombramiento con base en un complejo entramado político con cierto tamiz ciudadano.

Un panel de nueve integrantes propuestos por el Ejecutivo y el Legislativo deberá examinar aspirantes en un proceso que primero debe delinear de forma transparente; de ahí habrá de salir una terna por la que habrán de votar los legisladores.

Todo eso para darle forma legal a una decisión que seguramente no estará en el Congreso ni en el grupo de ciudadanos destacados que conformen los diputados.

Si fuera con prisas, el proceso llevaría cuando menos un mes entre elegir la junta de notables y sacar al designado de la terna. Si es con calma hay que sumarle cuando menos unos 30 días, así que nomás no dan las cuentas para sacar un acuerdo medianamente aceptable.

Además, se trata de un puesto de más de 140 mil pesos mensuales para dirigir un equipo de unas 50 personas que forman parte de este pequeño islote de la enorme burocracia anticorrupción, así que darán batalla desde los que tengan bendición de Palacio hasta los que quieran causar incomodidad.

Tendrá tiempo el coordinador de la mayoría panista, Mario Vázquez, para analizar la ruta durante el periodo de receso.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search