Opinión
OPINIÓN

Dejan las carcachas a peritos y Semefo

Durante los últimos homicidios ocurridos en Ciudad Juárez ha llamado la atención la presencia de una pick up en calidad de carcachita toda chocada; y para acabarla, sin placas

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 21 mayo 2020 | 06:00

• Dejan las carcachas a peritos y Semefo 

• Perfila Morena forma de elección interna 

• Coronavirus se metió hasta los cuarteles 

• Los diputados desconocen la reforma 

Durante los últimos homicidios ocurridos en Ciudad Juárez ha llamado la atención la presencia de una pick up en calidad de carcachita toda chocada; y para acabarla, sin placas. Fotos correspondientes en la versión digital de La Columna. No faltó entre la tropa policiaca quienes explicaran que se trata de una de las unidades destinadas por la Fiscalía General del Estado Zona Norte para los peritos en criminalística de la institución. 

Efectivamente, observadas las fotos con mayor detenimiento, se trata de los peritos que acuden a las escenas de crimen para recabar todos los datos que luego son puestos en manos de los agentes del Ministerio Público y ministeriales que desarrollan las investigaciones respectivas. 

En las imágenes destaca el yonque oficial que tripulan los agentes, pero también se observa que ni cubrebocas utilizan ni mucho menos otros accesorios de seguridad que los proteja del coronavirus. Literalmente nada. 

Luego supimos que el Servicio Médico Forense también trae dos gallos como unidades de traslado de cuerpos; y al igual que los peritos, sus agentes portan uniformes al estilo de aquellos que usaban los municipales en tiempos de Reyes Ferriz, descoloridos y casi en pedacitos de lo viejos. 

O se trata de un asunto de discriminación o de mera mala administración. Tenemos otras imágenes en digital de flamantes vehículos nuevos (2020) entregados a la Fiscalía Norte en marzo del presente año. 

“Esos carros y camionetas son usados por muchos agentes para tirar rostro, echar cheve y hasta para ir nomás de su casa a la oficina mientras otros compañeros sufren las de Caín incluso para conseguir un gato cuando se ponchan”, señaló un policía de los que saben ahí teje y maneje. 

A nivel general el Gobierno del Estado anda arrastrando la cobija en materia económica pero específicamente en materia de vehículos, uniformes y protección para los peritos, son injustificables las carencias según la explicación anterior. A menos que diga otra cosa la Fiscalía. 

*** 

El martes hubo encuentro virtual interesante del Consejo Estatal de Morena. Estuvieron ahí cerca de 55 consejeros supuestamente dirigidos por el presidente del partido guinda en Chihuahua, Martín Chaparro, pero en realidad la batuta para dar la palabra, etc., la llevó alguien que ni siquiera forma parte del Consejo, el excandidato a la alcaldía de la ciudad de Chihuahua, Fernando Tiscareño. Desde luego, transcurrió el encuentro bajo ese esquema porque estuvo también presente la jefa del Consejo Nacional de Morena, la chihuahuense Bertha Luján, presumible tía de “El Tisca”. 

Ese encuentro no se verificó porque estuviera en el calendario del comité nacional Moreno, y menos se habría dado por las circunstancias de pandemia; se dio porque las “bases militantes” andan desaforadas empujando a sus precandidatos para todos los cargos de elección popular. Doña Bertha Luján y Chaparro abrieron el debate sobre los métodos que empezarán a ser revisados para la designación de candidatos: diputaciones locales, federales, alcaldías, sindicaturas; y desde luego, a la gubernatura. La mayoría de los consejeros opinó. La primera coincidencia es que los candidatos sean electos por los consejos municipales y el estatal bajo mecanismos que serán revisados más adelante. 

Evidentemente el Consejo Estatal busca arrogarse el derecho de las designaciones pero en la práctica será así sólo en la medida de su efectiva representación; es decir, será lo que diga AMLO, Alfonso Ramírez Cuéllar, la misma Bertha Luján, Martín Chaparro; Cruz Pérez Cuéllar, Juan Carlos Loera, Rafael Espino y sus correspondientes cuadros operativos. 

Este encuentro del Consejo Estatal es un primer verde ejercicio hacia el rumbo definitivo que habrá de tomar Morena para elegir a sus candidatos. Entre agosto y septiembre el arroz de las formas para elegir deberá estar ya cocido. Fuera de ese tiempo significaría llegada tarde al desfile del 2021. 

*** 

La tarde del martes pasado un operativo llamó la atención de los pobladores de Nuevo Casas Grandes. Varias ambulancias entraron y salieron del 35 Batallón de Infantería del Ejército, de donde, luego se supo, trasladaron a un soldado sospechoso de Covid-19 hacia un hospital de Juárez. 

La razón de que se movilizaran varias unidades de emergencia tuvo que ver con que nadie estaba preparado para un traslado así de delicado. Eso provocó que se esparciera una versión en el sentido de que habían sido muchos los soldados contagiados. 

En realidad sólo fue uno. Pero el caso es que el coronavirus ya se metió a los cuarteles. Hay registros de pequeños brotes en NCG, así como en la Comandancia de la 42 Zona Militar de Parral y en otros destacamentos. 

Ante eso, de la región noroeste del estado llega el llamado de atención a las bases fijas y móviles de la Defensa Nacional, pues aseguran los pobladores que hay operativos desplegados en municipios donde el contagio comunitario ya es una realidad y los militares andan como si nada. 

En puestos de revisión y patrullajes los soldados no usan cubrebocas, menos guardan la sana distancia entre ellos ni respetan esa medida durante sus intervenciones en vehículos e inmuebles. Samalayuca es una excepción, ya usan indumentaria tipo overol. 

Eso es cosa de todos los días en carreteras, brechas y poblados de NCG, Zaragoza, Namiquipa, Madera, Guerrero, Bachíniva, Buenaventura, Gómez Farías y otros. 

En todos los anteriores hay casos sospechosos o confirmados de pacientes, incluso hasta muertos. Pero ni por ello han adoptado medidas sanitarias los mandos del personal castrense. 

No hay que ser adivinos, pues, para saber cómo es que el coronavirus llegó a las instalaciones militares, las cuales siempre están interconectadas y tienen un alto nivel de movilidad. Ello les significa un riesgo serio. 

Y no sólo para los soldados, para la población entera con la que interactúan. 

Los jefes de las dos zonas militares que tienen su asiento en la entidad deberán poner mayor atención a eso. Son autoridades obligadas a servir de ejemplo como para que mantengan sus operativos habituales en medio de una normalidad que ya no existe. 

*** 

Una decena de propuestas de reforma a la Constitución y a la Ley Electoral se mantienen en la congeladora del Congreso del Estado. Hasta ahora ninguna ha sido dictaminada en la Comisión de Gobernación, que preside el panista capitalino Miguel La Torre Sáenz. Las iniciativas van desde lo formal y profundo, hasta lo más superficial y técnico. 

Podría considerarse este paquete como lo único que existe para una reforma electoral, de no ser porque se sabe que en Palacio de Gobierno es donde se guarda la propuesta real, a la que ni siquiera los legisladores que van a dictaminarla han tenido acceso. 

Cuando faltan 40 días para hacer una reforma en la materia -debido a que no se pueden hacer modificaciones en los tres meses previos al arranque del proceso electoral, que comienza el 1 de octubre- lo más probable es que habrá un anunciado albazo a finales del mes que entra. No sería sorpresa que el gobernador Javier Corral así lo hiciera. 

Todos los últimos gobernadores -tan diferentes y a la vez iguales- han puesto las reglas del juego de su sucesión, pasándoles por encima a los diputados. Por eso no es novedad que hasta la fecha los mismos legisladores no conozcan la reforma que habrán de aprobar. 

No conocen más allá de los destellos y chispazos que han salido a manera de versiones del propio Ejecutivo. Así, los legisladores se encaminan a dictaminar fast-track lo que les mande el gobernador. Y las demás propuestas guardadas en un descuido habrán de quedarse donde han estado durante meses.