Opinión

De política y cosas peores | Un duro golpe para la democracia

La pandemia de coronavirus ha de anotarse desde ahora como lo peor que le sucedió al mundo en este año fatal, el 2020

Armando Fuentes
Escritor

viernes, 09 octubre 2020 | 06:00

Ciudad de México.- El doctor Watson, fiel compañero de Sherlock Holmes, le pidió al gran detective: "Le ruego, amigo mío, que ya no me diga continuamente eso de: 'Querido Watson'. La gente está empezando a murmurar". La lógica racional sirve para hacer acrobacias de pensamiento, pero no tiene aplicación en la vida cotidiana. Lo ilustra el siguiente cuentecillo. Los clientes que comían en elegante restorán se quedaron estupefactos al ver entrar a un sujeto que llevaba por toda vestimenta una corbata. Corrió el dueño del establecimiento y cubrió las vergüenzas del individuo con un mantel que tomó apresuradamente de una mesa. "¡Cómo se atreve usted a entrar aquí desnudo!" -le reclamó airado al tipo al tiempo que lo sacaba a empellones del lugar. Explicó el fulano: "El letrero dice: 'Se puede entrar únicamente con corbata'". Desde un estricto punto de vista racional no le faltaba razón al encuerado, pero en lo razonable se equivocaba por completo. Y es que el letrero estaba muy mal redactado. Debía decir: "Únicamente se puede entrar con corbata". El hombre, animal racional, no se guía por la pura razón, y menos aún por la razón pura. Se guía por lo razonable. (A veces). La pandemia de coronavirus ha de anotarse desde ahora como lo peor que le sucedió al mundo en este año fatal, el 2020. Ahora bien -o ahora mal-: ¿qué sería lo peor que a México le podría suceder en el 2021? Respondo sin dudar: que López Obrador ganara el control del Congreso en la elección del próximo año. Eso sería una tragedia para nuestro país, pues AMLO quedaría firme en el ejercicio del poder, y los ciudadanos perderíamos definitivamente toda posibilidad de oponer algún freno o contrapeso a sus acciones. Así las cosas, un voto por Morena en ese proceso electoral sería un voto contra México. Una esperanza me alumbra, siquiera sea con luz tenue: los gobernadores que de una forma u otra han mostrado disidencia ante la 4T, y que en conjunto suman casi la mitad de los gobiernos de las entidades, podrían poner legalmente su fuerza política al servicio de esa buena causa, la de evitar que el presidente se haga con el control del Poder Legislativo y esté así en aptitud de seguir imponiendo su voluntad en forma ilimitada. Una nueva victoria electoral de López Obrador constituiría un duro golpe para la democracia en México, amenazada ya por el absolutismo presidencial, y aniquilaría la esperanza de que el país pueda librarse de mayores daños que los que le ha causado ya el régimen actual. Los viajantes de comercio casi han desaparecido: todas las transacciones se hacen ahora vía Internet. Antes había hombres que salían de viaje con sus muestrarios o catálogos e iban de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo, ofreciendo a los comerciantes de la localidad la mercancía de la empresa a la cual representaban. Noble gremio era aquél, y solidario: por la noche los agentes se reunían en el bar del hotel donde se hospedaban, diluían en cerveza o licor las fatigas de la jornada e intercambiaban chistes que luego contarían a sus clientes para ponerlos de buen ánimo y conseguir el pedido. También a algunos les hacían invitaciones para el mismo efecto. Un cierto agente viajero le presentó al gerente de su compañía una relación de los gastos que había hecho en su última salida. Leyó el de la gerencia: "Por gastos en congal para atender a un cliente: 6 mil pesos". "No ponga eso de 'congal' -le indicó al viajante-. Se ve muy mal. Ponga, por ejemplo: 'Gastos de cacería con un cliente'". En su siguiente relación de gastos el agente puso: "Gastos de cacería con un cliente: 6 mil pesos. Gastos en médico y medicinas para arreglo de escopeta: 8 mil". FIN.