Opinión

De pena ajena los audios

Estos 'operadores políticos' pretendían presionar ante la 'opinión pública' al presidente del Poder Judicial para que encausara 'legalmente' el asunto de Maru Campos

Carmen Urías
Analista

viernes, 05 marzo 2021 | 06:00

Hace unos días salieron a la luz audios en los que se escucha a “conocidos operadores” y amigos del gobernador Javier Corral dar una cátedra de lo que no se debe de hacer, y de lo que no se debe pensar si planeas atacar a personajes políticos con más poder que el que tiene tu grupo. Parece chiste pero es anécdota. 

Estos “operadores políticos” pretendían presionar ante la “opinión pública” al presidente del Poder Judicial para que encausara “legalmente” el asunto de Maru Campos y así, con un proceso judicial en marcha, no pueda ser gobernadora; palabras más, palabras menos. 

Primero que nada debemos recordar que la intentona de querer atacar políticamente al presidente del Supremo y presionarlo públicamente no debe sorprendernos. Si algún poder en nuestro estado se arrodilló desde el inicio de la gestión del gobernador fue el poder judicial; bajo el pretexto de la operación “Justicia para Chihuahua”. Fueron bastantes jueces y magistrados quienes lo hicieron, comenzando por la cabeza de ese poder, lo que incluyó a algunos consejeros de la judicatura. Véase el “cochinero judicial”. Por lo tanto, sorpresa no es lo que se señalan en los audios. 

Es normal lo que ahora sucede en el Poder Judicial local con el diferimiento de audiencias y el estire de los plazos. Se entiende que el grupo político del gobernador ya se va, que cada día es menos gobernador y que cada día pierde más poder.

Segundo, en los audios señalan que han asesorado a Morena para que se activen con esta presión hacia el presidente del Poder Judicial; pero que no quieren entrarle de lleno. Insisto, parece chiste pero es anécdota. Morena está más preocupado por no desmoronarse más política y socialmente en la entidad como para meter sus narices en donde no tiene poder. 

Tercero, quieren hacer justicia desde las redes sociales y eso solo manifiesta la ignorancia hacia la verdad y hacia la propia institución. “Hacer una campañita pagada por Facebook” no es sinónimo de efectividad en el mensaje ni de verdad. 

Querer hacer justicia desde las redes sociales, es lo más barato del quinquenio. Lo más absurdo y lo más novato. Si bien es cierto que las redes sociales generan percepción, también es cierto que la gente da por cierto lo que quiere y lo que le interesa creer. Se llaman cajas de resonancia. 

Da pena ajena y tristeza el nivel político de quienes hablan en los audios; ¡qué bueno que hay vienen las nuevas generaciones! Ojalá no se parezcan. 

Por cierto, ojalá que el siguiente gobernador o gobernadora, nuevamente recuerden el “cochinero judicial” del 2019; que investiguen, procesen y hagan justicia desde donde se debe hacer justicia. Que no quede en total impunidad ese cuestionado proceso para elegir jueces y magistrados.