Opinión

¿Cuántos ve al día? ¿Qué hace?

La niña y el niño deben de gozar cabalmente de todos y cada uno de sus derechos consagrados en normas nacionales e internacionales

César Juárez
Analista

martes, 20 julio 2021 | 06:00

¿Cuántas niñas y niños ve usted al día en cruceros, supermercados o simplemente en las calles de la ciudad deambulando? Pidiendo una moneda, limpiando parabrisas  o realizando cualquier tipo de trabajo. Según fuente informativa (Heraldo, 2020) 131, niñas, niños y adolescentes se contabilizaron en los diferentes cruceros de la ciudad.

Si entramos a un análisis profundo de la Convención de los Derechos del Niño, en la exposición de motivos de la Ley General y la Estatal de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, luego entonces en su articulado sabríamos que el ver a niñas, niños y adolescentes realizando el tipo de prácticas referidas líneas arriba, atenta contra sus derechos fundamentales. La niña y el niño deben de gozar cabalmente de todos y cada uno de sus derechos consagrados en normas nacionales e internacionales.

Habrá quien diga que los factores de pobreza que pudieran vivir sus progenitores las y los obliga a salir a buscar el pan de cada día. Sin embargo, debe quedar claro que el Estado en su conjunto debe atender estas situaciones de marginación, pobreza y restituir cada uno de los derechos vulnerados al niño o a la niña. 

Esto debe darse desde el sentido de corresponsabilidad que “pueden y deben tener” los tres órdenes de gobierno, Municipal, Estatal y Federal. Deben tener presente la responsabilidad propia desde el ámbito de sus competencias, y dejar de aventarse “la pelotita unas a otras”. 

Véanse las obligaciones que enmarca la LGDNNA, (Ley General de Derechos Niñas, Niños y Adolescentes) en sus artículos del 116 al 118 de la referida ley, en cuanto a la distribución de competencias.

Luego entonces para que esto tenga sentido y dirección los Sistemas de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) juegan un papel determinante en los Estados, como en los municipios. Pues nada menos fue diseñado para la alineación, transversalización, diseño e implementación de la política pública con perspectiva de derechos humanos de la infancia y adolescencia. 

Debemos tener claro como sociedad, que al ver a estas niñas y niños en los cruceros, etc., pueden estar pasando por situaciones negativas en su salud mental y física, además de inferir en su educación, incluso pudiesen estar siendo víctimas de trata de personas o mendicidad forzada. Como sociedad tenemos que jugar un papel importante para la protección de la niñez, en colaboración con las autoridades, mediante la denuncia al ver niñas solas  y niños solos. “No olvidemos” uno de los casos que cimbró y consterno a la ciudad de Chihuahua, el de la niña Camila, raptada y asesinada el 24 de octubre del 2018. De ahí las  preguntas: ¿Qué hace usted cuando ve solos y solas a los niños y a las niñas? ¿Les da unas monedas? ¿Le es indiferente? ¿Procura saber con quién están? ¿Denuncia? ¿Se une a marchas y exigencias pasando las desgracias? ¿O intenta prevenirlas denunciando?

close
search