Opinión

Crisis en el Estado y persecución política en tiempos electorales

El estado de Chihuahua está sumido en una gran crisis de inseguridad, economía y salud

Alejandro Núñez
Catedrático

sábado, 03 abril 2021 | 06:00

El estado de Chihuahua está sumido en una gran crisis de inseguridad, economía y salud; muestra de ello es el cobarde ataque que sufrieron agentes estatales el pasado miércoles en el municipio de Madera, el cual dejó como resultado cuatro elementos muertos y 12 heridos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

De acuerdo con José Antonio González Fernández “la seguridad pública forma parte esencial del bienestar de una sociedad. Un Estado de Derecho genera las condiciones que permiten al individuo realizar sus actividades cotidianas con la confianza de que su vida, su patrimonio y otros bienes jurídicos tutelados están exentos de todo peligro, daño o riesgo. Ante la realidad de un Estado que no cumple con una de sus principales funciones, la de suministrar seguridad, los ciudadanos tendrán que centrar todos, o gran parte de sus esfuerzos, en la defensa de sus bienes y derechos”. 

La doctora Paloma Mendoza Cortés, consultora especialista en seguridad e información de inteligencia y gobernabilidad, considera que “México enfrenta este año 2021 desafíos estructurales relacionados con la inseguridad pública y la construcción de instituciones para el combate a la criminalidad común y organizada”.

La recién creada Guardia Nacional derivada del Gobierno federal, es una institución que surgió por iniciativa del presidente López Obrador, pero que carece de planeación, enfrenta dificultades de mando y control, entrenamiento e inteligencia. Los nuevos miembros de la Guardia Nacional reciben entrenamiento como policías militares a través del Ejército y la Marina, los que vienen del Ejército no traen consigo el mismo nivel de entrenamiento en funciones de policía civil “simplemente les cambiaron el uniforme”, cabe recordar las inconformidades que meses antes realizaron miembros de la extinta policía federal.

Ciudad Juárez permanece como uno de los puntos de violencia por el control del trasiego de drogas y armas; el narcotráfico se ha infiltrado durante este proceso electoral 2021 en el estado de Chihuahua, ya que buscaron postular candidatos por medio del partido que gobierna a nivel federal, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Aún y con este panorama tan complicado que vivimos los ciudadanos del estado de Chihuahua, el Gobierno del Estado ha dejado caer todo su poder a través de la Fiscalía General del Estado en contra de la candidata del PAN-PRD a la gubernatura del Estado, la alcaldesa con licencia María Eugenia Campos. 

Nuestro estado se encuentra sumergido en una gran crisis de inseguridad, liquidez financiera y capacidad para afrontar los grandes retos que ha traído consigo la actual situación de salud que padecemos.

El actual gobernador Javier Corral, es la primera elección que gana por medio de votación y no por la vía plurinominal como siempre se mantuvo en la vida política; la situación que enfrentamos actualmente es por la misma falta de experiencia y capacidad, ya que no es lo mismo llegar a un puesto por la vía plurinominal que realmente conocer y resolver los problemas sociales. Tal parece que en esto tiene en común con su compadre Cruz Pérez Cuéllar quien busca la presidencia municipal de Juárez por medio de Morena; los dos, carecen de capacidad para llevar las riendas de un gobierno.

En ambos casos, lograron su triunfo por el hartazgo ciudadano que se generó en su momento por el gobierno en turno; es por ello, que hoy más que nunca, debemos reflexionar profundamente a quien elegiremos como el próximo gobernador o gobernadora del Estado y como alcalde o alcaldesa, necesitamos a una persona con capacidad y experiencia probada para sacarnos del “hoyo” en el cual nos encontramos. ¡Necesitamos experiencia y resultados, no discursos y demagogia!