PUBLICIDAD

Opinión

Cosa de hombres

Anualmente, se han llegado a realizar hasta 500 procedimientos en Ciudad Juárez, casi siempre en el día mundial de la vasectomía, este año el 18 de noviembre

Gabriela Cisneros Gallegos
Analista

jueves, 17 noviembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

En el marco del próximo 19 de noviembre, fecha que desde hace 30 años hace énfasis respecto a cuestiones que a nivel mundial deben estar en la mesa, en cuanto al desarrollo humano de estas personas, que pareciera  no requieren ser cuidadas, incluso por ellas mismas, los hombres. Portar un moño azul es apenas el inicio de una concienciación en temas estructurales, realidades y la construcción de políticas públicas.

Es el día internacional del hombre y tal vez hoy se vea como un reclamo mediático, ante los avances en temas femeninos de igualdad, que en estas últimas décadas se han visibilizado, es importante enmarcar la fecha. Encontrar espacios que procuren el bienestar integral de niños y hombres no es tarea fácil en una sociedad donde la masculinidad se ha construido en los valores de fuerza, de proveeduría y también de violencia. La formación de niñas y niños de nuestro país, aun parte de un modelo tradicional, donde los niños manifiestan agresividad y competencia, en la casa, en las aulas, en los recreos al practicar juegos y deportes. Durante décadas se proclamó que los niños no lloran y por ende las emociones, como la sensibilidad o ternura se pintaron de color de rosa para ser de las niñas.

PUBLICIDAD

Pero, nada es estático, y las sociedades que aspiran a la igualdad, empiezan a reconvertir estas masculinidades, desde los diferentes roles, económicos, de paternidad, salud reproductiva, derechos y donde la violencia antes culturalizada o el machismo, ya son retos  a vencer, desde los modelos educativos. 

Y es que a los hombres, si les preocupa, al menos de todos los aspectos, aquellos de salud integral, no es cosa menor, cuando hablamos de este panorama de México, donde los hombres tienen una esperanza de vida menor de hasta por 5 a 7 años que las mujeres, sus causas principales de muerte son enfermedades transmisibles o infecciosas, muertes violentas, accidentes de tránsito, suicidios y por supuesto las enfermedades cardiovasculares asociadas a las no transmisibles como la obesidad, hipertensión y diabetes .

En salud mental, la tasa de suicidio es mucho mayor en hombres respecto a  mujeres, siendo la de estas últimas de 2 por cada 100 mil habitantes, ante 8.9 fallecimientos por cada 100 mil habitantes en los hombres, dato del 2020 , otorgado por el INEGI. Los hombres, quienes menos acuden a atención psicológica.

A diferencia de la mujer, el hombre ejerce una sexualidad desvinculada por mucho tiempo a los aspectos de paternidad, los sistemas de salud se han enfocado a ofrecer anticonceptivos a las mujeres y de algún modo se ha hecho menos partícipe al hombre en ser usuario de los mismos. 

Por ejemplo, muchos hombres temen afectar su masculinidad con la vasectomía, una cirugía gratuita, accesible y de mínima invasión, percibiendo que merma su capacidad de erección y satisfacción sexual,  algo similar a lo que sucede con el uso de preservativos, que protegen de tantas enfermedades de transmisión sexual. Anualmente, se han llegado a realizar hasta 500 procedimientos en Ciudad Juárez, casi siempre en el día mundial de la vasectomía, este año el 18 de noviembre.

El cáncer de próstata, tiene una fecha nacional para dirigir acciones encaminadas a la prevención oportuna, el 29 de noviembre, y es la primera causa de morbilidad y mortalidad en hombres de nuestro país por cáncer, enfermando 26 mil 500 cada año y costando la vida de siete mil 500. 

Complejo es informar adecuadamente cómo se hace diagnóstico de esta enfermedad, con una vigilancia activa, ante esquemas sin evidencia científica, que sugieren que  hacerse una prueba de sangre, llamada antígeno prostático específico, APE, después de los 45 años es suficiente y contundente para declararse libre de cáncer. 

Y es que según estudios, al menos uno de gran evidencia, Estudio Randomizado Europeo de Screening del Cáncer de Próstata (ERSPC), se sabe que por cada mil hombres a los que se les realice una prueba APE, durante 10 a 15 años, se evitarán tan solo de una a dos muertes por cáncer de próstata. Una cuarta parte de los examinados estarán con niveles superiores a lo normal, y con un escrutinio riguroso de biopsia y  cirugías, es casi seguro que alarmaríamos por exceso, ya que aún al padecer de esta neoplasia, podría tratarse de las de bajo riesgo a propagarse. Por ello, cada paciente debe tener su historia natural de riesgos genéticos, familiares, tabaquismo  y ser examinado oportunamente de acuerdo a ello, por un médico especialista, escasos por cierto.

No existe consenso médico que haya eliminado de su abordaje diagnóstico el tan temido tacto rectal, que de manera conjunta nos brinda elementos para saber la condición de este órgano dependiente de hormonas, es decir la testosterona y que puede causar problemas clínicos, por el simple hecho de ir envejeciendo, disparándose el riesgo a los 50 años de edad, de modo que 6 de cada 10 casos se detectan alrededor de los de 65 años y solo 3 de 10 lo hará en etapas curables. El resto con un pronóstico sombrío, tendrá que gastar al menos 300 mil pesos por año. La próstata irá aumentando paradójicamente, de tamaño, al paso del tiempo, y no siempre ocasionará síntomas urinarios o sexuales. 

Ante esto, sabemos que construir modelos masculinos positivos es posible, que permitan desarrollarse conociéndose, y explorando toda su integridad, incluida la salud, enfatizando todo aquello bueno que se haya realizado desde su género. Visibilizando sus necesidades y vulnerabilidades. Parece que noviembre es cosa de hombres, pero también es de todos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search