Colapsa frontera

El fenómeno migratorio en esta ciudad ha cobrado más relevancia en estos días por la crisis de los puentes internacionales

Olivia Aguirre Bonilla
Académica
viernes, 05 abril 2019 | 06:00

El fenómeno migratorio en esta ciudad ha cobrado más relevancia en estos días por la crisis que se está viviendo en los puentes internacionales como consecuencia de las medidas que ha emprendido el Gobierno estadunidense para reprimir el flujo migratorio. Y es que aparentemente el sistema migratorio en Estados Unidos estaba dando trámite de manera pacífica y organizada a las solicitudes de asilo político, asignándole a cada migrante una pulsera con un número que atendía a la cita con las autoridades de Estados Unidos, así pues tenemos que hasta este lunes se habían registrado 10 mil 512 personas en la lista, de las cuales apenas 6 mil 995 habían sido aceptadas por las autoridades estadunidenses, como lo indica información publicada en este medio informativo (El Diario 02/04/19).

Por tanto, los migrantes han tenido que esperar en esta urbe, hasta que les toque su turno, situación que a la fecha se ha intentado atender de la mejor manera por parte de los tres niveles de gobierno, así como el apoyo de la sociedad civil. De esta última se debe destacar el gran trabajo que ha realizado la Casa del Migrante quien ha acogido a un gran número de migrantes con el apoyo del Gobierno municipal y estatal y de manera limitada por el Gobierno federal, quien ha permanecido ausente ante dicha problemática a pesar de los impactos económicos y sociales que se han venido generando en la ciudad.

Sin embargo, la situación de espera por parte de los migrantes se ha prolongado por meses, lo que ha ocasionado desesperación y frustración y ha orillado a grupos de migrantes a brincarse la frontera sin respetar su turno, violentado así las normas que se establecieron tanto por el gobierno estadunidense como las fijadas por las autoridades locales; dicho incidente provocó que Estados Unidos tomara medidas más severas como el cierre parcial de la frontera.

El endurecimiento de las medidas emprendidas por el Gobierno de Donald Trump, mantienen colapsada a la frontera, pues la vida de los fronterizos se ha visto perjudicada por las largas líneas que se hacen para cruzar los puentes internacionales, personas que cruzan diariamente a estudiar al país vecino o a trabajar, asimismo se ha visto afectada la industria maquiladora quienes han tenido que esperar hasta 10 horas de filas en carriles de carga, dejando con ello perdidas millonarias para este sector, y que de no resolverse con prontitud podrían registrarse graves daños.

Por lo pronto se han implementado diversas medidas que pretenden hacer frente a esta contingencia, así tenemos que, en el caso de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) se han incluido acciones como la creación de un equipo de trabajo especial y que contemplan proporcionar alojamiento temporal a cualquier persona de UTEP que no pueda cruzar desde El Paso a su hogar en Ciudad Juárez. Por otro lado, los fronterizos han optado por dejar sus vehículos estacionados del lado mexicano y cruzar el puente internacional a pie, para evitar las largas filas.

Esto es tan sólo el comienzo, y se va ir agravando si no se contempla una estrategia clara de coordinación entre  los gobiernos municipal, estatal y federal, pues la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos advirtió que podría aplicar a la brevedad el protocolo de atención al migrante que implicaría regresar a los solicitantes que se encuentran en territorio estadounidense al suelo mexicano, lo que se estima que podrían estar regresando a nuestra ciudad 100 personas diarias, así lo precisa el periodista Pável Juárez (El Diario 03/04/19), lo que implicaría habilitar más albergues para recibirlos, sin embargo el Gobierno municipal ha referido no tener recursos suficientes para cubrir la llegada de más migrantes.

Mientras tanto, quienes tenemos que enfrentar esta realidad somos los juarenses, hasta entonces no exista la coordinación necesaria de los tres poderes de gobierno. Y entonces si el gobierno mexicano no puede garantizarle a los migrantes las necesidades más básicas, es conveniente que tome otro tipo de estrategias para solucionar la crisis migratoria que vive el país y en especial esta frontera.