OPINIÓN

Cobra 100 mil de sueldo pero anda en África

'¿Acaso hay algo más hermoso que nuestra naturaleza?', pregunta sin rubor la diputada en su cuenta de Twitter, al momento que manda imágenes muy monas acompañada... ¡de su esposo!

LA COLUMNA
de El Diario
jueves, 21 noviembre 2019 | 06:00

• Cobra 100 mil de sueldo pero anda en áfrica 


• Del Castillo, la última oportunidad de Corral


• Apuesta un millón a que hay transa en el beis


• Desaparece de facto Protección Civil


La imagen en nuestra versión digital es tan increíble como insólita. Una diputada local presumiendo sin pena ni cargo de conciencia alguno su recorrido por el Continente Africano, en específico Nairobi.

No estamos en temporada vacacional ni conocemos de permiso oficial informado por el Congreso del Estado por parte de la señora legisladora que se embolsa cada mes algo así como 100 mil pesos de lo que pagan en impuestos todos los chihuahuenses.

Ni las cuentas públicas ni las reuniones y discusiones rumbo a la definición de presupuestos y leyes de ingresos 2020, significaron un freno para la diputada corralista Marisela Terrazas. Aprovechó fríamente la nómina pública para conocer áfrica y dijo adiós a la Torre Legislativa.

Nada que decir de la irresponsabilidad con sus electores los ciudadanos juarenses. Igual que a nivel estatal, a nivel municipal también son discutidos planes financieros y de obra pública para el año próximo. Ella despreocupada entre jirafas y cebras.

Políticamente ya sabemos que no le importa su trabajo pero deberemos indagar administrativamente cómo es posible que un diputado, o diputada en este caso, se tome 15 días o más extras a las vacaciones de diciembre y mediados de año sin que le descuenten un centavo. 

Algo deben explicar los administradores correspondientes. Tendrán alguna justificación bajo la manga tipo comisión, congreso, etc., pero no es otra cosa que recreo. Ni modo que el Congreso la haya enviado.

“¿Acaso hay algo más hermoso que nuestra naturaleza?”, pregunta sin rubor la diputada en su cuenta de Twitter al momento que manda imágenes muy monas acompañada... ¡de su esposo!


***

No solamente no le avisó el gobernador a Marijose Valles Medina su separación como coordinadora de Comunicación Social de Gobierno del Estado; ni una palabra hubo de agradecimiento para su desempeño ayer que Javier Corral presentó como su relevo al juarense Manuel del Castillo.

Ahora queda claro que no terminaron bien las cosas entre el mandatario estatal y su exvocera, a la que hace apenas unos años llenaba de confeti y fanfarrias como la inminente transformadora de la dañada imagen de la administración estatal. Nada cambió, empeoró.

A diferencia de los 16 cambios de funcionarios del gabinete que ha llevado a cabo hasta ahora Corral, Marijose no estuvo en la ceremonia protocolaria donde fue presentado Del Castillo, lo cual confirma el rompimiento.

Manuel del Castillo parece una sorpresa en el cargo debido a sus antecedentes de vocero de los priistas Reyes Baeza y “Teto” Murguía, pero no hay tal. Ha formado parte del equipo de la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega, y gremialmente es el que le pone los ojos azulados al regidor Enrique “Quique” Torres en el raquetbol.

Es indudable que la pinza fue así: Alejandra por una parte y “Quique” por la otra. éste es uno de los pocos operadores sobrios y racionales que le quedan a Corral en Juárez. Su amigo, además.

Esta misma semana sabremos si Del Castillo toma el rudo camino de la transformación del nuevo amanecer en el año y meses que le restan, o se pliega sin condición a las decisiones de su jefe, o hace lo que su primer antecesor, negocios personales. Al fin y al cabo sólo es poco más de un año.

Pronto sabremos su rumbo.


***

Un mes ha pasado desde que los titulares de las 10 jurisdicciones de la Asociación Estatal de Beisbol le pidieron a su presidente, Francisco Javier Fierro Flores, el ya mal afamado “Fierrito”, la documentación completa del manejo financiero de tres años al frente de la agrupación.

La respuesta ha sido nula. “Fierrito” apostó al olvido y ni siquiera se dignó a recibir el oficio formal mediante el cual los jurisdiccionales solicitaron, entre otras cosas, los contratos que firmó la Liga Estatal de Beisbol con los patrocinadores, especialmente con Bankaool y Cementos de Chihuahua. 

Con la mano en la cintura y la protección del alto mando del Instituto Chihuahuense del Deporte, donde sólo se ordenó una supuesta investigación de la que nada se sabe ahora, el responsable de la AEB bateó de jonrón la petición que le hicieron Fernando Uviña y Óscar Montes de Juárez principalmente. 

A ellos se sumaron en la demanda Luis Bustamante de Chihuahua, Saúl Márquez de Delicias, Luis Carlos Parga de Parral y Diedrich Peters de Cuauhtémoc, por citar a los principales titulares que componen la liga y la asociación. A todos despachó por donde vinieron.

Ante la negativa Óscar Montes, quien también es principal inversionista de los Indios de Juárez, lanzó un tentador reto orientado a darle el empujón final a “Fierrito”.

“Por este conducto quiero informar que si Francisco Javier Fierro entrega la documentación solicitada y no puedo demostrarle que hubo malversación de fondos o un manejo indebido de los recursos de la Asociación Estatal de Beisbol, estoy dispuesto a aportar un millón de pesos a la Liga Estatal de Beisbol para apoyo a las ligas infantiles”, ofreció Montes en un comunicado informal enviado a los asociados.

“No es una situación personal en contra de Fierro, exijo la presentación de cuentas claras por el derecho que me dan las aportaciones tanto en efectivo como mediante transferencias bancarias que le hice a la asociación estatal los últimos dos años”.

Montes hizo a título personal el ofrecimiento y remató con un interesante cuestionamiento: ¿dónde quedaron los más de ocho millones que ingresaron a la asociación en este 2019 y los más de cinco millones más los patrocinios que ingresaron en el 2018?

La situación en la ardiente AEB ya no tiene arreglo más que con la renuncia, como mínimo, de “Fierrito”.


***

Desde hace al menos un mes la Coordinación Estatal de Protección Civil desapareció de facto, no le quedó más que el nombre y la abultada nómina que encabeza la exdiputada Ana Lilia Gómez Licón.

Limitada a reproducir boletines y alertas del Servicio Meteorológico Nacional –lo que hace mal y tarde–, la dependencia estatal fue nulificada en casi toda su presencia territorial. 

En funciones quedó sólo la oficina en la capital y dos o tres representaciones. Para hacer nada, peor que antes, cuando al menos repartía apoyos federales enviados a la entidad.

Protección Civil fue desarticulada una vez que dejó el mando el capitán de la Marina Cuauhtémoc Guerra, especialista en la materia que además tenía muy buenas relaciones con la Federación y atendía a los municipios sin criterios partidistas.

Gómez Licón en cambio no ve más allá del color azul de su partido y desconoce el entramado federal de Protección Civil.