Opinión

Civismo vs engaño

El pasado domingo se vivió un proceso electoral histórico, pues hace mucho no se observaba la participación ciudadana que en esta ocasión se volcó a las urnas

Óscar David Hidalgo Ávalos
Analista

martes, 08 junio 2021 | 06:00

El pasado domingo se vivió un proceso electoral histórico, pues hace mucho no se observaba la participación ciudadana que en esta ocasión se volcó a las urnas en ejercicio del derecho humano contemplado en el artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; no importa quién ganó, pues el virtual triunfador se puede proclamar como tal, atendiendo al ejercicio democrático y al civismo mostrado por los electores, -hablo solo de lo ocurrido en el Estado de Chihuahua.

Sin embargo, dicho ejercicio se vio manchado desde las 14:00 horas, del mismo día 6 de junio, pero no por la ciudadanía, ya que mediante rueda de prensa la coalición Juntos Haremos Historia, denunciaba públicamente que faltaban varias casillas de instalarse (lo cual fue cierto); asimismo, se imputaba la probable participación de hechos ilícitos por parte del equipo de campaña de su contrincante en Ciudad Juárez, es decir, del candidato a la presidencia municipal de Juárez del PAN, hechos que de ser ciertos, deben denunciarse ante las autoridades electorales, empero, hacerlo de manera pública, a través de una rueda de prensa, ¿podrá traer las mismas consecuencias?, es decir, se podrá presentar una denuncia en contra de quien convocó a medios e imputó hechos que de manera directa pueden influir en el electorado, pues la jornada electoral aún no terminaba.

Por su parte, a través de los medios de comunicación quienes, en ese ejercicio de mantener informada a la ciudadanía, se encontraban muy activos, se hizo del dominio público la detención de una persona que llevaba tres boletas para diputaciones, todas marcadas a favor de un solo partido, lo que demuestra que en nuestro país, se siguen realizando esos actos fraudulentos que empañan una jornada cívica, no obstante, lo que realmente vale la pena enmarcar, es la actuación de los encargados de la casilla, quienes tuvieron el valor de denunciar los hechos dando aviso a la autoridad y buscando que se realizara una detención en el marco de la legalidad.

Así avanzó esta jornada electoral, pero las cosas no podían ser tan sencillas pues, para seguir engañando a la ciudadanía, a las 19:00 horas, a través de sus redes sociales, todos los candidatos a ocupar el cargo de presidente municipal de esta localidad, se declaraban ganadores, y volvemos a lo mismo, a esa hora, no habían cerrado la totalidad de las casillas pues muchas de ellas, como se refirió anteriormente abrieron tarde y seguían recibiendo votantes, por lo que, de nuevo, se engañaba a la población por parte de los diferentes candidatos.

De los resultados preliminares, se pudo constatar la hegemonía de la votación, y es esto lo que se debe resaltar, Chihuahua eligió, los electores decidieron por sí mismos, emitieron su sufragio por convicción propia, atendieron el llamado y demostraron el interés que existe para enfrentar la problemática que aqueja a nuestra querida Ciudad Juárez.

Ahora solo nos toca esperar las diferentes impugnaciones que los partidos políticos lleguen a presentar, así como el desarrollo de los procesos que se lleven a cabo debido a la serie de denuncias que ante la autoridad electoral fueron presentadas.

Es momento de que la autoridad sea ejercida como tal, bajo el imperio de la ley, respetando esa división de poderes que tanto defendió Montesquieu, y que, en la actualidad, se ve amenazada por la ideología de quien se encuentra a cargo del Ejecutivo Federal, refería este sociólogo “para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder detenga al poder”, por lo cual esperamos que la muestra de civismo realizada el día 6 de junio de 2021, sea respetada por la autoridad y se actúe en todo momento bajo los principios de legalidad, objetividad, profesionalismo, honradez, eficiencia, respeto a los derechos humanos y demás principios constitucionales que regulan la conducta de los servidores públicos.