Ciudad inteligente, una utopía alcanzable en Juárez

En los últimos años la construcción conceptual sobre las ciudades ha propiciado una multiplicidad muy vasta ...

Verónica González
Analista
martes, 14 mayo 2019 | 06:00

En los últimos años la construcción conceptual sobre las ciudades ha propiciado una multiplicidad muy vasta en términos conceptuales, lo anterior atendiendo a las distintas corrientes que han derivado en la atención a las situaciones que las ciudades han enfrentado. Un concepto que ha surgido en la última década y que se ha posicionado como un tema de interés internacional es el de ciudades inteligentes (Smart Cities). 

La población rural en los últimos cien años ha tenido que migrar paulatinamente a las ciudades, propiciando que más del 50% de la población mundial esté concentrada en la mancha urbana. Algunos de los motivos por los cuales se realiza esta acción es derivado del acceso a una vasta diversidad de bienes como la infraestructura de instituciones básicas como la educación y la salud. 

Las ciudades inteligentes hacen referencia a criterios en donde se construye una visión a futuro, logrando que temas como la economía, la movilidad, la sustentabilidad, el gobierno confluyan y permitan establecer diferenciadores que son característicos de cada una de las ciudades derivado de su posición geográfica, historia, entre otros. 

Las categorías que se establecen en el concepto de ciudades inteligentes son tres: Gente, Economía, Movilidad y Sostenibilidad. En el primero, las ciudades buscan que las personas que las habitan tengan buenas cualificaciones, es decir, que sus habitantes tengan altos niveles educativos que permitan hacer una ciudad competitiva. Otros aspectos son que la gente tenga atributos de pluralidad, diversidad y creatividad. En este elemento se incluye el buen gobierno donde las personas participan en los procesos de toma de decisión y en la calidad de servicios públicos. Adicionalmente, los funcionarios públicos proporcionan insumos para el conocimiento de los proyectos como la transparencia y tienen una visión de construcción de ciudad a largo plazo. 

El factor económico es vital para el desarrollo de las ciudades, contar con innovación, el emprendimiento, la productividad, la flexibilidad del mercado laboral, la internacionalización y la capacidad de transformación son elementos clave para que la ciudad pueda proporcionar certeza en temas de inversión internacional y de seguridad a largo plazo. 

Un tema que se deriva del anterior es la movilidad, la cual puede incidir en el desarrollo de infraestructura que permita el traslado de bienes y personas y que puede garantizar que la ciudad sea competitiva. 

Otro tema importante es el de la sostenibilidad, enfocada a términos ambientales, una ciudad limpia, verde y preocupada por tener edificaciones y elementos de infraestructura que consideren la eficiencia energética permitirá que los habitantes gocen de una mejor salud, que tengan una buena calidad del aire y del agua y que sus suelos destinados a actividades agrícolas sean fértiles. 

Estos temas han sido permanentes, pero el diferenciador de las ciudades inteligentes es el tema de que en todos estos elementos se incluyan a las tecnologías de información (TICs), las cuales pueden ayudar a facilitar el monitoreo de diversas actividades que sirvan para mejorar la implementación de proyectos. 

Todos estos conceptos e ideas van encaminados a la creación de ciudades inteligentes, en las cuales el factor impulsor de cada una de ellas es el bienestar de los ciudadanos. Los habitantes de las ciudades requieren que existan actores de cambio que asuman un rol de liderazgo para proyectos innovadores que consideren tecnologías limpias a bajo costo y que sean hacedores de política pública que tengan la iniciativa de considerar un enfoque integrador, evolucionando hacia un modelo eficiente y sostenible.

Ciudad Juárez en los últimos años ha impulsado algunos proyectos que pueden ser incluidos dentro de las características de ciudades inteligentes. Esto es importante para la interconexión y la participación de la ciudadanía, en donde, los elementos fundamentales como espacio urbano, sistema de infraestructuras, complejo de redes y plataformas inteligentes y en donde la ciudadanía que tenga un rol mucho más participativo y activo y que sus decisiones sean fundamentadas.

Aún existen algunos modelos que pueden considerarse como inalcanzables para la ciudad, pero la construcción de una ciudad inteligente no es fácil, se debe contemplar una visión de largo plazo en donde la planeación sea el eje rector para la consideración de iniciativas vinculantes. La participación en colaboración con otras ciudades será un aspecto importante a considerar. Tal vez aún faltan años para ver de una forma clara todos estos elementos, pero es imposible que las ciudades sean construidas en un corto plazo. Teniendo la perspectiva adecuada puede concretarse este concepto en Juárez en breve.