Opinión

Censura y política

Este jueves pasado, 5 de noviembre, el presidente Donald Trump ofreció un mensaje a los ciudadanos estadounidenses en el que afirmó que estaba siendo víctima de un fraude electoral

Sergio Sarmiento
Periodista

martes, 10 noviembre 2020 | 06:00

"La censura refleja una falta de confianza de la sociedad consigo misma. Es la característica distintiva de un régimen autoritario". Potter Stewart

Ciudad de México.- Este jueves pasado, 5 de noviembre, el presidente Donald Trump ofreció un mensaje a los ciudadanos estadounidenses en el que afirmó que estaba siendo víctima de un fraude electoral. MSNBC, CBS, NBC, ABC y Univisión cortaron la transmisión, porque afirmaron que el mandatario estaba mintiendo. CNN y Fox News acompañaron todo el discurso, pero la primera colocó un cintillo que advertía: "Sin pruebas, Trump se dice víctima de fraude". Fox News, la única cadena que abiertamente ha apoyado las posiciones de Trump, puso al aire después del discurso a su corresponsal en la Casa Blanca, John Roberts, quien señaló que "no hemos visto ninguna prueba" que respalde la declaración del presidente de que ha sido víctima de un fraude electoral. 

Las cadenas y canales que cortaron la transmisión llevaron a cabo un acto de censura con el que estoy en desacuerdo. El pueblo estadounidense tiene derecho a escuchar los puntos de vista del presidente, aunque sea un político y un hombre tan lamentable. Aunque también las posiciones de Fox News me parecen deplorables, la emisora fue, sin embargo, la más sólida en lo ético y en lo periodístico: no censuró al mandatario, pero sí cuestionó el hecho de que no ha presentado pruebas de sus acusaciones. 

Desde mi punto de vista, ni los noticiarios ni los periódicos tienen la tarea de ocultar información que el público quiere conocer. Su tarea es divulgarla y, en todo caso, ponerla en contexto, explicarla o cuestionarla. Los medios que se negaron a transmitir la conferencia de prensa del presidente Trump fallaron en este deber fundamental. 

Es muy común que los políticos afirmen que "hay límites a la libertad de expresión"; y quizá deban existir, pero no creo que el presidente Trump los haya rebasado. No hay duda de que el mandatario estaba mintiendo en su discurso: no podía ofrecer pruebas de un fraude, porque no hubo tal fraude. Su argumento de que los votos por correo eran necesariamente falsos no se sostiene. Pero si vamos a censurar a los políticos por mentir, tendríamos que estar interrumpiendo constantemente todas las transmisiones políticas. 

Quizá pueda justificarse una censura cuando algún personaje hace un llamamiento abierto a que la gente realice actos de violencia o cuando se corre el riesgo de provocar una tragedia. No es aceptable que se pida desde los medios el linchamiento de una minoría, como los tutsis de Ruanda; tampoco debe gritarse "fuego" en un teatro cerrado, aunque el incendio realmente esté teniendo lugar. Si Trump hubiera pedido a sus seguidores tomar las armas y atacar los centros de cómputo, las televisoras habrían estado justificadas en censurarlo, pero no lo hizo. 

Tampoco estoy de acuerdo con la censura de Facebook a distintas posiciones políticas. No me siento tan incómodo con el etiquetado de Twitter a las afirmaciones falsas de Trump y de otros políticos, ya que sí se permite ver el texto original, pero me da la impresión de que Twitter etiqueta algunas mentiras, pero no otras que coinciden más con los puntos de vista de sus dueños y editores. 

Si la censura impidiera las malas políticas públicas o las peores decisiones de los ciudadanos al votar, quizá pudiera encontrar alguna razón pragmática para aceptarla. Pero no es el caso. La censura no hace más que impulsar a la gente a buscar por otros medios el material censurado. Lo decía bien el cineasta Federico Fellini, objeto de la censura de Francisco Franco en España por su película La dolce vita: "La censura es publicidad pagada por el gobierno". 

Firma censora

Facebook se ha convertido en una empresa más censora que cualquier gobierno. No solo ha prohibido muchas posiciones políticas, sino también los desnudos o los contenidos eróticos. Es inaceptable. 

Twitter: @SergioSarmiento