PUBLICIDAD

Opinión

Caso Debanhi

Me rehusó aceptar que las mujeres que transitamos por este mundo debemos vivir cada noche como si fuera la última y cada día como si fuera el primero

Olivia Aguirre Bonilla
Académica

jueves, 28 abril 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Un caso que ha conmocionado en las últimas semanas a nivel nacional es el de la joven Debanhi Escobar de tan solo 18 año, quien desapareció el 9 de abril del presente año y luego hallada muerta el 21 de abril dentro de una cisterna de agua que se encontraba abandonada dentro de un Motel en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Aunque si bien el caso de Debanhi viene a sumarse a una de las tantas víctimas de desapariciones forzadas y feminicidios, pone nuevamente en jaque al sistema de procuración de justicia, que para nadie es secreto que está colapsado, pues no se da una pronta, expedita y debida procuración de justicia, pero esto no solo sucede en el estado de Nuevo León, sino se da en todas las entidades federativas. 

PUBLICIDAD

Lo que ha salido a la luz en relación al presente caso son las deficiencias de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León, quienes no actuaron de manera pronta y expedita para dar con el paradero de la joven Debanhi, cuando en este tipo de delitos las horas son cruciales para encontrar con vida a una persona. En declaraciones recientes de Mario Escobar el padre de Debanhi, éste reclamó la falta de prontitud y atención en el trabajo de investigación de la Fiscalía, quien ya había estado en varias ocasiones peinando la zona específicamente en el motel en donde se encontró el cuerpo de la joven y transcurriendo así 13 días para localizar el cuerpo, lo cual refleja ineficiencia. 

Este caso ha sido turnado a la Fiscalía Especializada en Feminicidios de Nuevo León, pues se investiga como un posible feminicidio. Fiscalía que por cierto es una unidad administrativa a cargo de una Directora General, que depende del fiscal General de Nuevo León, es decir la Fiscalía Especializada en Feminicidios no cuenta con un fiscal especializado, a diferencia de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género y a la Familia del Estado de Chihuahua que contamos con una fiscal especializada. Fue por ello que quien ha salido a dar informes del presente caso ha sido el Fiscal General de Nuevo León. 

Existen aún incógnitas por resolver, sin embargo, también resulta importante mencionar que durante la búsqueda de Debanhi, se encontraron los cadáveres de otras cinco jovencitas, cuatro de ellas menores de edad, que habían sido desaparecidas más o menos al mismo que tiempo de Debanhi.

Los nombres de las víctimas son Irlanda Marcela Ramírez de 14 años de edad, quien fue vista por última vez el 19 de abril en el municipio de García, Nuevo León;  Ingrid Guadalupe Castillo Ríos de 15 años, quien desapareció en el municipio de Escobedo el 19 de abril, Brisa Anahí Porras Cerda, de 16 años, quien desapareció en Monterrey el 16 de abril; Jenifer Nicool  Almaguer Vargas, de 14 años,  quien fue vista por última vez el 16 de abril en Monterrey e Irma Hernández Cruz, de 19 años, quien desapareció el 15 de abril en el municipio de Juárez, Nuevo León. 

Por otro lado, no se ha dado a conocer ni a través de los medios de comunicación ni por la propia Fiscalía las posibles líneas de investigación, y es que pareciera que hay una posible vinculación con el resto de las víctimas, por ciertas coincidencias como por ejemplo la edad, las fechas de desaparición, el lugar y la muerte inmediata. Quizá pueda y deba abrirse una línea de investigación de un feminicida serial, que de eso nada se ha dicho.

La Fiscalía Especializada en Feminicidios debe cumplir con sus obligaciones de formular, proponer y ordenar el plan de litigio estratégico para señalar las diligencias y/o los medios de prueba que deban practicarse dentro de las carpetas de investigación para su debida integración y perfeccionamiento de la investigación, tal y como lo mandata el Reglamento Interno de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León. Pues a la fecha lo que se conoce al menos en el caso de Debanhi a través de los medios de comunicación y por las propias declaraciones del padre de la víctima es que se ha tenido una deficiente integración de la carpeta de investigación. 

Mientras tanto los familiares de las víctimas enfrentan la odisea de la búsqueda incansable de justicia para sus hijas y ello implica conocer la verdad de los hechos pues es parte de la reparación integral a las víctimas.

Me rehusó aceptar que las mujeres que transitamos por este mundo debemos vivir cada noche como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.   

Facebook: Dra. Olivia Aguirre Bonilla

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search