PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Casi perdonó a Corral su chalán fiscal

No tardamos mucho tiempo para encontrar la explicación a semejante laconismo. Carrasco le debe su gran promoción en el interior de la Fiscalía nada menos que al exgobernador de fatal memoria

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 12 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

• Casi perdonó a Corral su chalán fiscal

• “Igor” y compañía aplaudidos por Loera

PUBLICIDAD

• Buscan cita para cambiar Texas por NM

• Alex, Joob, ‘Teto’, ‘Tetito’... en Los Arcos

Muy cuidadosa y aparentemente miedosona, timorata sería la expresión coloquial, fue la reacción que tuvo la Fiscalía General Zona Norte ante la denuncia penal interpuesta ahí por el presidente municipal de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, contra el exgobernador Javier Corral.

Dijo la institución a cargo del fiscal, Jesús Manuel Carrasco Chacón, que revisarán la demanda para analizar su competencia o quizá turnarla a otra instancia. Con ésas salió.

No tardamos mucho tiempo para encontrar la explicación a semejante laconismo. Carrasco le debe su gran promoción en el interior de la Fiscalía nada menos que al exgobernador de fatal memoria.

Tenemos en versión digital una foto muy ilustrativa en la que Corral presume a “nuestros nuevos fiscales”, ésos a los que la delincuencia les metió goles por todos lados, o mejor dicho, autogoles: cerca de 12 mil asesinatos en los cinco años: César Augusto Peniche, Jorge Nava, Carlos Mario Jiménez, Jesús Manuel Carrasco y David Flores Carrete.

Carrasco aparece alegre hasta la risa a flor de labio (el único) y con el dedo pulgar derecho hacia arriba en señal de: sí señor, somos los nuevos mamalones.

Y lo fueron, chilar y huerto se aventaron en los cinco años bajo la sombra de quien les permitió hacer y deshacer afuera y adentro de sus respectivas Fiscalías. La única condición era atender las órdenes de aprehensión contra el duartismo. Fue todo, la población quedó abandonada.

El ahora fiscal de la Zona Norte, extrañamente favorecido por la nueva administración, cuyos jefes fueron perseguidos por el propio corralato, también atendió aquel capricho corralista de enfrentar al exalcalde morenista de Cuauhtémoc, Carlos Tena Grajeda, desarmar a la policía municipal y sustituirla por los temibles elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), luego involucrados en desapariciones y asesinatos en aquella región.

Desde octubre del 2016 y poco más allá del 2021 fue Carrasco fiscal en la Zona Occidente, con sede en Cuauhtémoc.

Esperemos se excuse de armar el expediente respectivo contra su expatrón ¿o aún patrón?, porque de lo contrario la denuncia de Pérez Cuéllar no avanzará... o “será turnada a otra instancia”.

Quedó el enemigo en casa.

***

Este sábado habrá sesión del Consejo Político Estatal del Partido Acción Nacional (PAN) en la ciudad de Chihuahua. Es la segunda, que sepamos, desde que arrancó su gubernatura la también blanquiazul, María Eugenia “Maru” Campos Galván.

Todavía no está confirmada la asistencia de la gobernadora. Ayer extraoficialmente supimos que avanza su recuperación de la influenza que la atacó, pero todavía no decide su asistencia.

Ayer volvió discretamente a su despacho en Palacio de Gobierno, pero no por completo repuesta.

Son varios los temas fuertes que deben merecer la atención del órgano máximo de decisión al interior del PAN en Chihuahua, el Consejo Político, integrado por cerca de 120 “personalidades” de ese partido.

Uno de los primeros grandes pendientes es justo la reconformación de ese órgano. Aunque durante el propio corralato Maru y su equipo lograron controlar la mayoría gracias a su gran influencia en las asambleas municipales, siguen ahí muchos indeseables como Corral y Francisco Barrio.

Posiblemente el sábado le pongan cronograma a la elección de nuevos consejeros, o por lo menos hablen de la fecha para el lanzamiento de la convocatoria respectiva.

***

Ahora le tocó estrenarse en la capital del estado como vocero federal a Manuel “Igor” del Castillo. Estuvo al lado del superdelegado Juan Carlos Loera, quien se desvivió en aplausos hacia el mercadotecnista que carga en sus espaldas el sello del fracasado corralismo.

Como lo había hecho en Juárez previamente –en medio de un confuso mensaje sobre la prensa juarense y las diferencias con la capitalina–, Loera de la Rosa recalcó supuestos atributos de “Igor”. “No es un hombre de partidos”, dijo; claro, es de intereses.

El titular de Programas Federales para el Desarrollo insistió en que está a cargo de un renglón que llamó “técnico”, el de la comunicación, y no político. ¿Y con qué medios de comunicación tiene relaciones Del Castillo si a todos hizo víctimas en su paso con Corral?

Hasta remarcó las diferencias de “Igor” con Rafael Mata Márquez, subdelegado federal, que también lo acompañó en la rueda de prensa realizada ayer en la ciudad de Chihuahua. Del Castillo no es de la 4T como sí lo es el otro funcionario, según el jefe de las representaciones federales. Mata fue priista cuando le convino, después panista... y ahora es morenista.

Quién sabe por qué la insistencia en presentar al juarense como un profesional y sobre todo como una reincorporación a su equipo (en 2018 le había ayudado cuando Loera era diputado).

Quién sabe, también, por qué no mencionar que Del Castillo ya había reemplazado a buena parte de una onerosa estructura de comunicación federal que pocos saben cuál es su utilidad.

Porque al relevar a Karla Espinoza –periodista capitalina, exvocera y ahora encargada de las giras del superdelegado– también llegaron con “Igor” algunos de sus viejos colaboradores en el aparato de comunicación de Gobierno del Estado.

Al menos tres personas que laboraron con “Igor” ya están en la nómina del Bienestar. Han ido apareciendo poco a poco con labores tan extenuantes como cargar y pasar el micrófono, tomar fotos y atender instrucciones por whatsApp.

Otro que está en trámites de ingreso, aunque todavía no le asignan un área específica, es el fotógrafo Francisco “La Coty” Muñoz, quien fue secretario privado de Corral los cinco años de su mandato. No le han dado tareas concretas, pero ya tiene un pie adentro.

Por lo pronto sigue finiquitando su retirada de Satevó, donde tenía un rancho y fue expulsado por sus conductas prepotentes como mano derecha de su patrón exgobernador.

***

Una empresa grande e influyente como Caxxor Group es la que va a la cabeza del proyecto para construir el enorme corredor T-Mec. El objetivo es mejorar la conectividad entre Estados Unidos, Canadá y México.

El grupo que dirige Carlos Ortiz proyecta una inversión, que ya va muy avanzada, de unos tres mil 300 millones de dólares en los siguientes años, a fin de conectar con puertos y vías ferroviarias toda América del Norte.

En la parte mexicana, el corredor tiene seguras cuatro mil hectáreas; comienza en las costas de Sinaloa y continúa por amplias zonas de Durango y Coahuila, principalmente, pero ahora ha comenzado a virar a Chihuahua y más al oeste ante los problemas ocasionados por Texas en el cruce de mercancías.

Ante la amenaza texana, es seria y real la posibilidad de que el corredor T-Mec sea redirigido hacia la frontera con Nuevo México, con el cruce privilegiado que tiene Chihuahua en Gerónimo-Santa Teresa y otros puntos del país ya existentes o proyectados.

Por eso Caxxor busca cita en Palacio de Gobierno, que bien podría concretarse la próxima semana, a fin de ver los detalles de esa posibilidad.

***

Igual que siempre, ayer no fue la excepción, el caro restaurante marisquero Los Arcos tuvo mesa grilla.

Presidió la comida esta vez, con cerveza y algo de pisto, el presidente del PRI en el estado, Alejandro Domínguez. Tuvo como invitados al dirigente de su partido en el municipio, Jaime Cano; al presidente del PAN en esta frontera, también jefe de los regidores azules en el municipio, Joob Quintín Flores; a una sorpresa, Héctor “Teto” Murguía y a Jorge “Tetito” Gutiérrez Casas, regidor del PRI y vástago del exalcalde.

Ahí quedó finiquitado el acuerdo PRIAN para seguir con el proyecto de Va por México y la defensa del Instituto Nacional Electoral (INE).

Finalmente, “Teto” papá se resignó a volver a su partido tras coquetear sin éxito con el propio blanquiazul en la campaña pasada, con Fuerza por México y hasta con Morena.

La comilona fue vigilada desde el confort de alguna oficina fifí en la ciudad de México, o en la capital del estado, por la jefa política de Alex Domínguez, Graciela Ortiz González.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search