Opinión

Capitalismo maduro

Si bien las estadísticas oficiales son poco fiables o inexistentes, la firma inglesa EMFI está calculando que en este 2021 la economía venezolana cerrará con una expansión de 6.2 por ciento

Sergio Sarmiento
Periodista

martes, 23 noviembre 2021 | 06:00

"El capitalismo no ha corrompido nuestras almas. Las ha mejorado".

Deirdre McCloskey

Ciudad de México.- Después de ocho años de contracción, que llevaron a una caída económica de 80 por ciento y convirtieron al país en uno de los más pobres de América Latina, Venezuela está experimentando con una nueva fórmula: se llama "capitalismo".

Si bien las estadísticas oficiales son poco fiables o inexistentes, la firma inglesa EMFI está calculando que en este 2021 la economía venezolana cerrará con una expansión de 6.2 por ciento. La incertidumbre sobre las estadísticas oficiales de este país queda de manifiesto en que en su proyección anterior la empresa proyectaba un avance de solo 2 por ciento. Publicaciones como The Economist hace ya tiempo que no incluyen a Venezuela en sus registros, mientras que la última cifra que el Banco Mundial ofrece sobre el PIB de Venezuela es de 2014.

EMFI, sin embargo, no es la única empresa internacional que está previendo que Venezuela tendrá una expansión en 2021. Un artículo del Wall Street Journal señalaba el 18 de noviembre que, según estimaciones de consultores y economistas independientes, el producto interno se elevará "entre 5 y 10 por ciento en 2021, el primer año de crecimiento desde que el líder autoritario Nicolás Maduro asumió el poder en 2013". Según el autor, Kejal Vyas, "el rebote se atribuye en buena medida al reemplazo de un anquilosado modelo económico por una versión de capitalismo en la que todo se vale y que Maduro empezó a introducir, poco a poco, en 2019".

Uno de los factores fundamentales de esta recuperación ha sido la eliminación de los controles de precios establecidos por Hugo Chávez, que en combinación con una alta inflación borraron la inversión productiva en muchos sectores. Otra medida es la eliminación de los altos aranceles y barreras a la importación; hoy ya es posible, otra vez, importar virtualmente cualquier producto a Venezuela con aranceles bajos o nulos. También los altos impuestos a empresas o personas han desaparecido en buena medida: la hiperinflación ha hecho que el bolívar pierda valor a tal velocidad que cuando finalmente se pagan los impuestos estos representan solo una pequeña parte del valor que tenían al generarse. El gobierno de Maduro también adoptó una moneda con valor estable: no, no es el bolívar, que de hecho que ya nadie quiere recibir, sino el dólar de Estados Unidos. Si antes el gobierno venezolano castigaba el uso de la divisa estadounidense, hoy lo tolera, lo que ha permitido que la gente pueda ahorrar y hacer transacciones con una moneda que no pierde poder adquisitivo todos los días.

Mucho del comercio que ha llenado de vida nuevamente las calles de Caracas y otras ciudades de Venezuela es informal. La burocracia estatal sigue siendo demasiado pesada para la mayoría de los negocios pequeños. Las nuevas grandes empresas que están teniendo éxito, y llenándose de dinero, son propiedad de las fuerzas armadas y de los allegados de Maduro.

Falta mucho para que la nueva actividad económica alcance a toda la población. El que en un momento fue el país más próspero de Latinoamérica, hoy tiene al 90 por ciento de su población sumida en la pobreza (antes era 30). La reintroducción de una economía de mercado empieza ya a generar una creciente actividad. Los mexicanos, sin embargo, debemos prestar atención a Venezuela, ya que en nuestro país hay también quienes quieren eliminar la economía de mercado y dejar porciones importantes de la actividad en manos del Ejército y de los allegados al régimen. Y ya sabemos lo que pasa.

Fuerzas Armadas

La entrega de cada vez más actividades económicas a las fuerzas armadas, que otorgan contratos sin licitaciones, como las universidades públicas en la Estafa Maestra, puede llevar a una mayor corrupción. Esto explica, sin embargo, el inédito respaldo del secretario de la Defensa al grupo político en el poder.

Twitter: @SergioSarmiento

Notas de Interés

Te puede interesar

close
search