Opinión

Capital Amiga de la Niñez

Cuando Karina mi esposa y yo decidimos formar un equipo como matrimonio, pusimos como nuestro proyecto central la familia que fundamos

Marco Bonilla

domingo, 28 noviembre 2021 | 06:00

Cuando Karina mi esposa y yo decidimos formar un equipo como matrimonio, pusimos como nuestro proyecto central la familia que fundamos; con el correr de los años y la llegada de nuestros hijos supimos que teníamos que redoblar esfuerzos. La familia estaría siempre al centro y por la familia lo daríamos todo. 

Ha pasado el tiempo y mi principal certeza sigue siendo mi familia; mi esposa y mis hijos; y mantengo firme la convicción de que así será. El equipo que hacemos Karina y un servidor, me permite recordar cada día por qué lucho: por las familias y los hogares del Municipio de Chihuahua. Cada mañana, antes de dejar mi casa para comenzar con la agenda diaria, voy a las habitaciones de nuestros hijos y refrendo con ellos el compromiso que hice de mirarlos a los ojos y saber que las cosas se están haciendo bien. 

El 23 de septiembre pasado, Karina asumió la Presidencia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en el Municipio de Chihuahua, y en su mensaje de toma de protesta dejó claro, con particular puntualidad y sin dejar lugar a la especulación, que ella fortalecería desde el DIF mi propuesta del Pacto de Honor por las Familias, y quiero en este espacio citarlo de manera textual: 

“Por las familias me sumo al Pacto de Honor encabezado por mi esposo Marco Bonilla. Por las familias de Chihuahua capital, por su dignificación y su defensa. […] Creo plenamente que el deterioro que padece el tejido social, tiene su raíz en la destrucción del núcleo familiar, dando como resultado un alto índice de divorcios, violencia infantil, violencia intrafamiliar, violencia contra las mujeres, ataques sexuales a niñas y niños y una interminable lista de los más abominables daños a la dignidad humana y a su integridad física y emocional”.

Chihuahua, Capital de la Infancia

Cuidar de las niñas y niños de Chihuahua es apostar por el futuro, no solamente el futuro que ellos representan, sino el futuro que nosotros habremos de heredarles. Niñas y niños son ya un presente que debemos atender con urgencia y especial atención. 

Por desgracia, son los infantes un blanco muy buscado por los psicópatas, depredadores y explotadores sexuales y laborales. Según la organización “Aldeas Infantiles SOS”, por cada mil casos de abuso a menores, tan sólo 100 son denunciados y solamente 10 de los casos denunciados logran llegar a juicio. Los números son alarmantes en México, pero particularmente en nuestra entidad. Y aún cuando solamente fuera un caso, ese sería suficiente para poner de cabeza el mundo si fuera necesario. 

Cada padre y madre de familia espera que se busquen respuestas por parte de las instituciones públicas y asociaciones civiles para darle solución a un problema de esta naturaleza, que en muchas ocasiones termina por dañar permanentemente a la víctima; la triste realidad es que un alto porcentaje de los atacantes son el mismo padre, madre o algún familiar del núcleo directo en que el infante se desarrolla.

En la búsqueda urgente por atacar este problema de raíz, el pasado jueves 25 de noviembre, Chihuahua capital se sumó a la Red Mexicana de Ciudades Amigas de la Niñez (RMCAN), en donde tuve oportunidad de rendir protesta como vicepresidente del Órgano Directivo de la RMCAN, que desde el año 2018 es presidida por el alcalde de Saltillo Coahuila, mi amigo Manolo Jiménez.

Al sumarnos a esta red, y con la alta responsabilidad del encargo, damos un paso contundente en la defensa de las infancias de nuestro Municipio, conjuntando esfuerzos con más de 200 municipios del país y en coalición con alcaldes y alcaldesas de la República Mexicana que, al igual que nosotros, no se quedan cruzados de brazos, sino que le buscamos una solución a los problemas que aquejan a las niñas, niños y adolescentes de nuestras ciudades. 

Desde el Interés Superior de la Niñez, las Ciudades Amigas pugnamos por una política pública que le dé satisfacción a las necesidades de niñas, niños y adolescentes, adoptando un enfoque basado en derechos que garantice el respeto y la protección a su integridad física, psicológica, moral y espiritual, tal como lo define la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Denominarnos como Capital Amiga de la Niñez nos compromete en la funcionalidad de nuestro Sistema de Protección Municipal, que es una obligación adquirida con la promulgación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA), por medio del cual, las autoridades de los tres niveles de gobierno, quedamos sujetos a la actuación coordinada y asertiva en favor de los derechos de la niñez.

Los Sistemas de Protección Municipal son la base para instrumentar y poner en marcha acciones que superen las buenas intenciones y lo traduzcan todo al plano de los hechos. Porque, así como los infantes son blanco de los predadores, también lo son del discurso vacío, que piensa que con palabras medianamente bien dichas es suficiente para defender a los más vulnerables. Para ello, la quinta recomendación para la Protección Integral de NNA, en su numeral IV, estipula que debemos “establecer políticas, objetivos, estrategias, líneas de acción prioritarias e indicadores en materia de ejercicio, respeto, promoción y protección integral de los derechos de NNA, que respondan a las necesidades identificadas en los diagnósticos respectivos”.

Bajo este mismo enfoque, la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia (ENAP), a la que nos suscribimos en este acuerdo global de la RMCAN, que atiende todos los documentos y leyes en materia de Derechos a NNA, tanto en lo nacional como en lo internacional, busca “garantizar a los menores de seis años, el ejercicio efectivo de sus derechos a la supervivencia, desarrollo integral y prosperidad (…)”. Nótese que una agenda focalizada como lo es la de NNA, tiene a su vez subespecificaciones que van directo a poblaciones más segmentadas, como es el caso de los niños y niñas de 0 a 6 años de vida, período al que se denomina Primera Infancia. 

Al igual que hemos propuesto la visión municipalista para la toma de decisiones, que hace que los procesos sociales y administrativos sean mayormente eficientes, así mismo una agenda municipal debe quedar conformada por agendas focales que a su vez se subdividan en ejes teóricos y prácticos que nos marquen de manera clara los pasos que vamos dando, los rezagos que pudiéramos presentar y, sobre todo, ponerlo todo bajo la lupa de la evaluación.

Chihuahua Capital Amiga de la Niñez camina hacia la competitividad en materia de Derechos Humanos, de protección a las niñas, niños y adolescentes, trabajando por su seguridad y la salvaguarda de sus hogares, promoviendo los valores esenciales desde una cultura del respeto y la paz. Vamos por la disminución en los índices de violencia infantil, vamos por acciones concretas como la recuperación de parques y espacios públicos deportivos, la construcción de un polideportivo que promueva el deporte como herramienta de desarrollo social, por un Instituto Municipal de Prevención y Atención a la Salud, que vea por la salud física y psíquica, por un sistema de seguridad integral que atienda de manera rápida los reportes por violencia y que homologue las carpetas de investigación para desaparecer la revictimización en los procesos de justicia. Porque proteger a niñas, niños y adolescentes es defender lo mejor de Chihuahua.

close
search