Opinión

Cambio sin cambio

De acuerdo con una encuesta de Campaigns & Elections (C&E) publicada el 26 de abril, Maru Campos ganaría las elecciones a gobernador del estado

Francisco Ortiz Bello
Analista

miércoles, 28 abril 2021 | 06:00

De acuerdo con una encuesta de Campaigns & Elections (C&E) publicada el 26 de abril, la candidata de la alianza PAN-PRD, Maru Campos ganaría las elecciones a gobernador del estado, si las elecciones hubiesen sido en la fecha del levantamiento de dicha encuesta, levantada el día 24 de abril mediante la aplicación de cuestionarios vía telefónica (llamada robotizada) a un universo de 400 electores, con el 95 por ciento de confiabilidad y con un margen de error de 4.9 por ciento. 

Vale la pena subrayar “si las elecciones hubieran sido…” porque una encuesta es siempre eso, una fotografía instantánea de un momento determinado dentro de un proceso electoral, no son otra cosa. Quien desee utilizar una encuesta, cualquiera que esta sea, como instrumento de predicción seguramente se llevará sorpresas no muy gratas.

En dicha encuesta Maru Campos obtiene el 40 por ciento de la intención de voto, contra 36 por ciento de Juan Carlos Loera lo que, en términos simples significa un empate técnico si consideramos el margen de error de más/menos 4.9 por ciento.

En el segundo reactivo de la encuesta aplicada se pregunta: Tomando en cuenta lo que ocurre en Chihuahua ¿Quién cree usted que ganará la elección a gobernador? A lo que el 71 por ciento de los encuestados respondió que Maru Campos, mientras que el 29 por ciento respondió que Juan Carlos Loera. Este reactivo indica lo que la gente cree que ocurrirá sin importar de qué partido son, o por quién votarán es decir, solo refleja una creencia que no necesariamente está ligada al tema del resultado electoral.

Pero hay una tercera pregunta, a mi juicio la más importante, que dice: Tomando en cuenta lo que ocurre en Chihuahua ¿Usted qué necesario considera un cambio político? Y la respuesta asombra. Mayoritariamente el 71 por ciento respondió que sí cree que debe haber un cambio, y el 29 por ciento dijo que no. Es abrumadora la mayoría que asegura que es necesario un cambio político en Chihuahua.

Entonces, analizando en conjunto los resultados a todas las preguntas, se obtienen algunas conclusiones interesantes.

La primera es que la preferencia electoral se encuentra en empate técnico, y eso significa que, a casi un mes de iniciadas las campañas a gobernador, con base en encuestas de la misma casa encuestadora realizadas el 30 de marzo (inicio de campaña) Maru Campos ha perdido 2 puntos porcentuales, y Loera ha subido 3 puntos con respecto a esa encuesta mencionada (Maru 42, Loera 33). Es decir, una clara tendencia a la baja de Maru una clara de Loera a subir.

La segunda conclusión es que más de dos terceras partes de los chihuahuenses quieres un cambio político, pero equivocadamente orientan su voto a Maru, porque ella no representa ningún cambio político, por el contrario, representa la permanencia de las viejas estructuras políticas de PAN y PRI en la entidad.

Quien de verdad representa un cambio político es Juan Carlos Loera, porque eso es la Cuarta Transformación, un cambio de régimen en muchos sentidos.

¿Por qué entonces la gente no lo percibe de esa manera? Error su omisiones en el mensaje, estrategias de campaña mal orientadas, líneas comunicacionales dispersas, en fin, pueden ser muchas las razones pero lo que llama la atención es que la gente crea que, dicho cambio político, pueda ser encabezado que representa exactamente más de lo mismo de siempre.

En el tiempo de campaña que resta, poco más del mes, veremos afilar estrategias de un lado y otro para orientar la opinión pública y la preferencia del electorado a favor de uno u otro ¿Lograrán sus objetivos?