PUBLICIDAD

Opinión

California Fashion V

Tras dos horas de explicaciones, logramos convencer al vigía de la catedral. No fue fácil persuadirlo de que nuestra misión viene del lejano futuro

Carlos Murillo
Abogado

domingo, 12 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Tras dos horas de explicaciones, logramos convencer al vigía de la catedral. No fue fácil persuadirlo de que nuestra misión viene del lejano futuro. Su rostro reflejaba escepticismo. La intriga poco a poco se fue transformando en una simple duda. Entonces nos dijo "mmh digamos que todo lo que dicen es cierto. Pero hay malas noticias. Lo que buscan es 'una aguja en un pajar'; como pueden ver, son toneladas de archivos; esa acta podría estar en cualquier lado... y... pensándolo bien, si es que ese documento existe, por su importancia definitivamente no estaría aquí, seguramente se lo llevaron y está bajo resguardo en la oficina del obispo". El diagnóstico no podía ser peor. Un silencio furtivo se apoderó de la escena. Tras un largo paréntesis llegó otro golpe de realidad. Sorpresivo como un gancho al hígado. Mejor dicho, un golpe directo al 'cora'. El cerbero agregó "¿y para qué quieren esa acta de fundación de Paso del Norte anterior a 1659?". Tonatiuh entró al quite saltando al ruedo con ansias de novillero -como dice la canción de Javier Solís-, entonces comenzó a explicar "verá usted, hay dos cosas que pasan en 2022 que son determinantes para la operación y por eso elegimos precisamente esta fecha para viajar. En unos meses más, para ser exacto el 14 de octubre de 2022, California se va a separar de los Estados Unidos y crearán la nueva California Republic, no solo eso, las Bajas Californias del lado mexicano se declararán soberanas y se sumarán a esta nueva nación emergente y juntas, todas las californias, se convertirán en la nueva China, toda una potencia mundial; y, en 20 años más, California Republic será considerada el nuevo centro global. Entonces, la carrera por el nuevo orden económico comienza en este año. El segundo punto es que, en 2022, se va a legislar una nueva constitución de Chihuahua y, después de lo que sucede con la California Republic, es el momento ideal para llevar esa acta de fundación, anterior a la fecha oficial, y convencer a los diputados de que Juárez sea un estado libre y soberano, separado del resto de Chihuahua; marginalmente hay otras variables importantes que son la crisis del agua y la migración que, en los siguientes meses, provocarán un escenario apocalíptico. Esto vuelve más viable la idea de fragmentar el territorio para sobrevivir, el resto de Chihuahua pensará que entre menos mejor. Es ahora o nunca. De donde vengo, el año 2053, los juarenses se hartan de la injusticia e inician una revolución separatista que llamaron JuarExit encabezada por Mario Herrera Venegas y en la batalla mueren miles de personas en el golpe de estado...creemos que eso lo podemos evitar". Ahora tiene más sentido la operación, el viajero del futuro ha provocado otro silencio y esta vez no se puede cortar ni con una sierra eléctrica. Vaya, esto es más importante de lo que creía -pensé hacia mis adentros-. Como queriendo resetear la plática, nuestro anfitrión dijo "¡ni siquiera me he presentado!, mi nombre es Federico Cifrián, capellán parroquial, para servirles. Me pueden llamar Chilo. Si de algo les reconforta a su espíritu aventurero, quiero que sepan que no son los primeros viajeros en el tiempo que conozco. Hubo dos antes. Don Guillermo Quijas Cruz, que viajó de la década de los noventa a los sesenta cuando era muy joven y se metió a la política logrando mucho éxito, siempre ganaba por una razón muy sencilla: ya conocía los resultados de los siguientes 20 años. Parecía que tenía pacto con el diablo el viejo, pero en realidad venía del futuro. En paz duerma don Memo. Y, el otro viajero que conozco es el profesor Zobek, también conocido como el Escorpio Cholo, luchador e historiador profesional, él viajó de 1954 al 2018 y en el regreso se quedó varado en 1979; ese viaje, como el de don Memo, fue por fines eminentemente lúdicos… el caso de ustedes es distinto" -concluyó-. Mientras el cerbero platicaba, caminaba. Nosotros por instinto comenzamos a seguirlo hasta llegar a una puerta del sótano donde había una escalera empedrada. Chilo sacó de su bolsa trasera del pantalón una libreta pequeña y una pluma, después apuntó una dirección y la fue silabeando "Ca-lle Mel-chor O-cam-po tres cua-ren-ta, A-re-na Ka-la-ka". Mientras escribía el capellán dijo "vayan aquí, pregunten por el profesor Zobek y digan que van de mi parte, mientras yo voy a investigar si ese documento se encuentra en este archivo o se lo llevaron a otro lado". Inmediatamente, marchamos rumbo a la siguiente parada. Cuando llegamos, había unos 20 luchadores entrenando en el ring, uno de ellos tomaba un descanso. Estaba visiblemente agotado. Nos acercamos a preguntar por el profesor Zobek y el luchador exhausto solamente pudo señalar el fondo de aquel galerón, nos indicó el camino hacia una puerta que da a los vestidores. Una vez adentro, repetimos la misma fórmula, al fin y al cabo 'preguntando se llega a Roma' -pensé-. Otra vez nos señalaron al fondo con el índice, en esta ocasión era un pequeño espacio que parecía un oratorio con toda clase de amuletos de varias religiones y unas velas de distintos colores. Un rincón lúgubre. Bendito. Tirado en un sillón reclinable estaba el profesor Zobek aparentemente dormido, vestía unos botines de piel color blancos con tacón cubano, en las comisuras del empeine tenía más estrías que una bala percutida, pantalón negro brilloso, un viejo sombrero panamá, camisa de seda con estampado de tigre abotonada hasta la mitad, con el pecho lampiño de fuera se alcanzaba a mostrar una gruesa cadena de plata con una placa que tenía unas letras afijadas que dicen JuarExit con diamantes falsos. Tonatiuh y yo nos volteamos a ver azorados. Entonces el profesor Zobek dijo sin voltear a vernos “llegaron dos días tarde” y se quitó los lentes rayban.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Notas de Interés

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search