OPINIÓN

Buscan oxígeno con pez muy gordo del duartismo

Los 'expedientes x' de la 'Operación Justicia para Chihuahua' estarían a punto de conseguir otro golpe importante para el morbo del respetable... si se concreta

LA COLUMNA
de El Diario
martes, 16 abril 2019 | 06:00

• Buscan oxígeno con pez muy gordo del duartismo


• Reyes y Marco,el relajo cada cual por su lado


• Fiscalía ni la burla perdona a Antonio Tarín


• Perdón y olvido a la corrupción de la SCT


Los “expedientes x” de la “Operación Justicia para Chihuahua” estarían a punto de conseguir otro golpe importante para el morbo del respetable... si se concreta.

Se trata de la “inminente detención” de un conocido empresario juarense que estuvo metido hasta las mangas en temas de corrupción, tráfico de influencias mediante información privilegiada, desvío de recursos y algunos delitos más durante la administración de César Duarte Jáquez. 

Sabemos el nombre y todos sus generales pero no tiene caso publicarlos si no se ha concretado la aprehensión. Es uno de quienes fueron considerados como los operadores más próximos al exgobernador y quien manejó millones por miles. 

Esa es la razón por la que el consejero jurídico del Gobierno estatal, el abogado juarense Jorge Espinoza, ha pasado tanto tiempo en esta frontera durante las últimas tres semanas. 

Anda concentrado trabajando en ese y otros casos y no únicamente en los desayunaderos que son de su predilección.

No ha sido sencillo para Espinoza abrirse paso dentro de un gabinete corralista cerrado y excluyente. Llegó sorpresivamente a ese cargo. No pertenecía al grupo político del gobernador.

Su especialización técnica y su dominio en cuanto a los procesos litigiosos le han ganado la confianza de Corral Jurado, incluso para destrabar algunos asuntos o carpetas que se iniciaron con supuestas serias deficiencias por su antecesor. 

Sabemos incluso que su asesoría ha sido soporte fundamental para el diseño, operación y ejecución del sistema estatal anticorrupción, sobre todo en aspectos muy técnicos en cuanto a leyes y su correcta armonización. La aplicación por completo deficiente es otro cantar.

Ahora, con esta nueva tarea encomendada en tierras juarenses, de resultar exitosa, Espinoza podría inyectarle una importante bocanada de oxígeno a los “expedientes x” que naufragan entre los intrincados vericuetos de las leyes, los conceptos jurídicos de jueces y magistrados; y por supuesto, las presiones de toda índole y hasta las deficiencias voluntarias e involuntarias en la confección de los expedientes.


***

A punto de comenzar el juicio oral por una de las siete causas penales acumuladas en su contra, la obsequiosa justicia estatal dio una prórroga de un mes a la Fiscalía General del Estado para concluir las investigaciones sobre el exjefe de Adquisiciones en la Secretaría de Hacienda, Enrique Antonio Tarín García.

La petición de ampliación del plazo para llevar a juicio al exfuncionario de la administración de César Duarte, generó la idea de que también hacen agua las imputaciones de siete casos de peculado, por los más diversos montos y con supuestos cómplices tanto dentro como afuera de la Secretaría de Hacienda.

Pero justamente en la “Operación Justicia para Chihuahua” del gobierno corralista apuntan que en este caso específico sólo se busca reorientar algunos puntos de las investigaciones, antes de llevar ante el tribunal de enjuiciamiento al que fuera diputado federal suplente, que jamás pudo instalarse en su curul.

Entre los siete casos de peculado en los que figura como protagonista Tarín García, algunos cuentan con otros acusados que, en prisión o en libertad, señalan directamente al exdirector de Adquisiciones de la Secretaría de Hacienda, como encargado de operar múltiples desvíos de recursos instruidos por el Palacio de Gobierno en tiempos de Duarte.

Un mes más o un mes menos, por lo tanto, no le afecta a los procesos instaurados en su contra, que lo mantienen en el Cereso de Aquiles Serdán, muy activo, por cierto, dándoles clases a internos en los programas de alfabetización que se realizan en las cárceles.

Será a partir de la audiencia intermedia para enjuiciar a Tarín por este caso, que se vendrán en cascada los autos de apertura de los juicios orales contra éste y otros de los acusados.

***

Entre broma y en serio los priistas chihuahuitas se preguntan si este martes acudirá al “desayuno de la unidad” en La Casona el gobernador, Javier Corral Jurado.

La convocatoria ha sido hecha por el exgobernador, José Reyes Baeza, actual Secretario de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Revolucionario Institucional.

Corral tuvo el auxilio de priistas de la talla del exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio y su aliado el exgobernador de Chihuahua para impedir que llegara a la gubernatura el duartista, Enrique Serrano Escobar.

Hoy Reyes en su calidad de directivo nacional desayunará con tricolores que más bien han formado parte de su equipo a lo largo de su carrera política. No acudirán liderazgos de otras tribus, facciones o grupos; vaya, no se hará presente ni el presidente del comité estatal, Omar Bazán Flores, quien ha sido fuertemente boicoteado por el reyes baecismo.

Tiene Omar como argumento ideal su asistencia a varios foros en la Ciudad de México sobre asuntos fronterizos y Guardia Nacional, justo convocados por liderazgos internos del mismo PRI.

Quien fuera reyista de hueso colorado, Marco Adán Quezada, también tendrá encerrona con sus huestes pero mañana y no en un lugar público, sino en una de sus residencias, la comprada al exgobernador Baeza.

Marco busca definir con sus operadores hacia dónde apuntará la brújula de su proyecto político 2021, una vez que presumiblemente ha dejado para siempre a Reyes Baeza. Lo más probable es que tome rumbo junto con el independiente alcalde de Juárez, Armando Cabada.


***

El todavía nuevo delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Julio Huerta Flores, ya se estrenó en el difícil arte del perdón y olvido que pregona la Cuarta Transformación.

Resulta que al funcionario federal le heredó el sexenio de Enrique Peña Nieto más de una docena de obras falsas, inconclusas y mal hechas por todo el estado, pero no ha movido un dedo para sancionar a los constructores golondrinos que se engolosinaron con la corrupción.

Menos se ha ocupado el delegado de investigar el batidero que dejó su antecesor priista, Rafael Chávez Trillo, considerado la gran decepción de los ingenieros.

No es cuento. Se manejan con mucha reserva, pero hay obras falsas en el noroeste del estado, por Janos; y la interminable carretera Panamericana a la altura de Meoqui y Delicias. Son falsas porque se pagaron y facturaron, pero no existen.

Hay otras que se hicieron a medias y se reportaron completas y otras tantas con atrasos monumentales, pero que se pagaron en su totalidad o al menos con los anticipos normales del 30 por ciento; y al terminar el sexenio de la peor corrupción de la historia, se dejaron sueltas y no hay autoridad capaz de poner orden, menos de explicar qué va a pasar con los autores materiales e intelectuales de los desfalcos. Puso algunas denuncias light en la Función Pública, pero muy deficientes.

Por si fuera poco, Huerta Flores ingresó como director del Centro SCT Chihuahua muy cumplidor con las instrucciones del presidente Andrés Manuel y del secretario Javier Jiménez Espriú, de asignar obras en cada estado a los constructores locales, pero a la vuelta de unos meses como que le dio por saltarse las órdenes y empezaron a aparecer en concursos empresas foráneas desconocidas.

Se habla cuando menos de dos constructoras que comienzan a hacer ruido en la entidad, cuyos representantes dicen que llegaron a trabajar al estado con la bendición del centro del país.

¿Apoco la Cuarta Transformación ya le encontró el modo, como los anteriores gobiernos, de hacerse de la vista gorda y decir una cosa y hacer otra?