Buen programa de bacheo

Uno de los problemas cuya solución más ha demandado la ciudadanía es el pésimo estado que guardan muchas de nuestras calles

Javier Cuéllar
Abogado
miércoles, 15 mayo 2019 | 06:00

Uno de los problemas cuya solución más ha demandado la ciudadanía fronteriza es el pésimo estado que guardan muchas de nuestras calles debido a la gran cantidad de baches y verdaderos hoyancos que se padecen y que hacen muy tortuosa y riesgosa la circulación vehicular ocasionando además numerosas descomposturas de nuestras charchinas. De hecho la constitución del fideicomiso de los puentes federales tenia como uno de sus principales fines remozar las condiciones de nuestras arterias citadinas. Ese objetivo ha sido abandonado prácticamente por el fideicomiso para abordar escasos objetivos no prioritarios.

Ahora el Ayuntamiento de Ciudad Juárez toma esa tarea estableciendo un programa de megabacheo de nuestras calles que acaba de arrancar recientemente y que divide a la ciudad en seis zonas de atención que ellos llaman prioritarias, aunque en realidad por donde quiera que se trabaje es importante porque el estado de la generalidad de nuestras calles es tan extendido y deplorable al grado que muchos lo consideran de muy difícil solución, pero al menos los trabajos ya comenzaron y se informó que algunas de las colonias beneficiadas con las obras de bacheo son  Granjas de Chapultepec, Francisco Villa, División del Norte, La Cuesta y otras zonas aledañas aunque hemos visto algunas de las cuadrillas trabajar en la colonia Hidalgo y en la llamada zona Centro, las cuales se encuentran muy dañadas en su carpeta asfáltica.

La actual administración de extracción independiente le ha dado mucha más importancia al programa de Juárez Iluminado, y no negamos que la tenga, pero la reparación de nuestras calles está considerada por la ciudadanía como primordial debido a los problemas de circulación que ocasiona la gran cantidad de calles y avenidas en pésimo estado que hacen el circular por ellas demasiado molesto y obligadamente lento.

Todavía faltan algunos meses para que se nos venga la temporada de lluvias y los perjuicios al pavimento se acrecienten por lo que se considera que los trabajos de bacheo se están acometiendo con buena anticipación porque un pequeño bache en el asfalto se agranda con las lluvias y tapándolo oportunamente se conjura su crecimiento.

Dado el problema del deterioro de nuestras calles para muchos la inversión de 35 millones de pesos es un tanto cuanto raquítica, pero como dijo el calvo, algo es algo cuando le nació un pelito. Algunas de nuestras calles están tan dañadas que un simple bacheo no les va a ser suficiente y requieren un recarpeteo completo.

El alcalde Armando Cabada informó que en los trabajos se utilizará una nueva mezcla de asfalto y polímeros que se había anunciado desde las épocas de su campaña y que promete dar mejores resultados en cuanto a su permanencia que la aplicación de la combinación de asfaltos calientes que tradicionalmente se había utilizado, por lo que con la próxima temporada de lluvias que vendrá este año se pondrá a prueba esa tan publicitada combinación de polímeros.

Esta obra de reparación de nuestras calles contribuirá a hacer de nuestra comunidad una mejor ciudad pues resulta muy molesto para todos circular por nuestras avenidas que en muchos pasos parecen bombardeadas. Sería bueno que el fideicomiso de los puentes transfiriera al Municipio otros treinta y cinco millones de pesos para que el programa de bacheo se realizara al doble porque es aquí donde se necesita el recurso y no nada más para pagar sueldos inmerecidos de funcionarios que no se cansan de hacer nada.

Con estos programas de atención a la infraestructura urbana nuestra frontera recibirá mejoras por las que la ciudadanía ha estado clamando desde hace tiempo sin que sus reclamos tuvieran eco entre nuestras autoridades. Esperemos que esos pobres 35 millones les rindan lo necesario para parar el problema y si no, que se destinen otros tantos más a la brevedad posible.