Opinión

Boquilla ¡cómo huele mal!

Pasado lo más álgido del conflicto desatado por el anuncio de extraerle a la presa La Boquilla mil millones de metros cúbicos...

Luis Javier Valero Flores
Analista

jueves, 13 febrero 2020 | 06:00

Pasado lo más álgido del conflicto desatado por el anuncio de extraerle a la presa La Boquilla mil millones de metros cúbicos, las autoridades de la Conagua, los del Gobierno estatal y los representantes de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech), se convocaron a efectuar una nueva reunión a fin de negociar el fin del conflicto y, en voz de las autoridades, “revisar el cumplimiento de los compromisos internacionales de México”.

La reunión debió celebrarse ayer, pero los usuarios fueron convocados por el coordinador del gabinete del presidente López Obrador, Alfonso Romo, para la misma fecha. De última hora les fue cancelada.

Al mismo tiempo, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se reunió por separado con la directora general de Conagua, Dra. Blanca Jiménez. 

En ella acordaron reprogramar la reunión con los usuarios, atender su petición de no extraer el agua antes del próximo ciclo agrícola; seguir en la búsqueda de una solución “en conjunto para atender los compromisos de México en el marco del Tratado de Aguas de 1944” y el establecimiento de un grupo técnico especial para buscar las “nuevas alternativas de solución, partiendo de una visión compartida”.

Pero el sentido de la reunión –y del comunicado del gobierno estatal– es el mismo: “(Dar) seguimiento a (la) forma de pago del Tratado Internacional de Aguas”.

Pero en cualquiera de los dos casos, la exigencia de la Aurech, para la celebración de la reunión, fue la de que Conagua debería presentarles los reportes oficiales de las captaciones de agua de los distintos sitios contemplados en el Tratado Internacional de Límites y Aguas (TILA), a fin de contar con los elementos necesarios que los llevaran a concluir, al igual que los funcionarios de Conagua, que se han incumplido los mentados compromisos.

Aceptada por Conagua esa exigencia, se comprometió a entregarla el 7 de febrero, pero hasta el 12 de este mes había incumplido. Querían que llegaran a las reuniones sin la información solicitada.

Es indignante. 

Le enviaron un comunicado del reporte de las estaciones hidrométricas (12 en total) en el que la información del año 2019 no aparece en ninguna; la de la estación del Arroyo Alamito tiene datos incompletos del 2015 al 2019; la del Arroyo Pinto tiene incompletos los años 2006, 2009, 2011-2015 y 2018.

Además, se queja el presidente de la organización, el MC Salvador Alcántar, de que faltan las batimetrías (estudios de los fondos de ríos, embalses y presas que sirven para calcular los volúmenes) de las presas Boquilla, Francisco I. Madero (Vírgenes), Luis L. León (Granero) y Rosetilla.

Por si fuera poco, en escrito enviado a la directora de Conagua, le recriminan que la información fue enviada en un documento simple del programa Excel, pero sin la formalidad de la dependencia, que constatara que los datos aportados fueran oficiales.

Así, a los productores no les pudieron acreditar –hasta ahora– que México haya incumplido los compromisos del TILA y, por el contrario, les han reforzado su tesis de que México no tiene adeudo de agua con EU y de que, en todo caso, el vencimiento del ciclo sería hasta el 24 de octubre del presente año y aún está pendiente el régimen de lluvias del presente año.

¿Y entonces? ¿Por qué tanta terquedad? ¿Por qué esconden la información?

Dicha hasta la saciedad, la actual situación de la presa La Boquilla, con datos de Conagua, es de que cuenta en este momento con alrededor de 2 mil millones de metros cúbicos. 

Le pretenden extraer la mitad, sin fundamento legal, y de la mitad restante habría que descontar alrededor de 500 millones, necesarios para el funcionamiento de la presa.

Sólo quedarían 500 millones, que no garantizan los requerimientos del ciclo agrícola próximo.

¿Y entonces? ¿Por qué no aparecen los directivos de Conagua e informan, explican y orean asunto tan vital?

¿Qué quieren?

¿Por qué insiste el gobernador Corral en discutir las soluciones para cumplir los supuestos compromisos incumplidos, si no hay incumplimientos?

¡Cómo huele mal!

asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Te Puede Interesar