PUBLICIDAD

Opinión

Avanza la lucha contra la corrupción

Uno de los peores agravios que se le puede hacer a una sociedad es el abuso del poder de los gobernantes para beneficio particular

Armando Cabada
Político

lunes, 06 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Uno de los peores agravios que se le puede hacer a una sociedad es el abuso del poder de los gobernantes para beneficio particular; escribo esto debido a que la población en general siente en carne propia la indefensión y la impotencia para hacer frente a decisiones gubernamentales que parecen muy lejanas, pero que impactan profundamente en el ánimo social y en lo económico.

Existen casos emblemáticos que han lastimado a la sociedad chihuahuense y a la comunidad fronteriza en particular; por mencionar solamente algunos está el Plan de Movilidad Urbana, que mantiene a los juarenses endeudados por mucho tiempo y que, a pesar del elevado costo que tuvo, no brindó beneficios reales a los ciudadanos, debido a que no incluyó a vialidades tan importantes como la Panamericana y la de las Torres, pero que costó miles de millones de pesos. Otro caso importante es el encabezado por el exgobernador César Duarte, el cual ha sido extraditado hace unos días y sobre quien pesa, entre otras, acusaciones sobre desvío de recursos, peculado y asociación delictuosa.

PUBLICIDAD

Ése es sin duda uno de los motivos que más ha incidido en el hartazgo de la población a lo largo y ancho del país. El sistema político destronado en el 2018 abrió paso a una transformación profunda de la nación, en donde este tipo de actos son agravios que se combaten de frente y se buscan castigos importantes para estos personajes. La lucha contra la impunidad es una realidad que los mexicanos no podemos darnos el lujo de perder.

En mi paso por la alcaldía de Juárez fui testigo de la afectación de las finanzas gubernamentales por proyectos como el PMU e Intelliswitch y lo difícil que es mantener la operación del servicio público con tan poco margen de acción por la carga de deudas y malas decisiones de gobiernos anteriores; sin embargo, después de mucho trabajo y de un ordenamiento y disciplina financiera, logramos revertir la situación y por primera vez en mucho tiempo logramos mantener al gobierno municipal sin contratar un solo peso de deuda y además pagando los compromisos financieros de administraciones pasadas.

Todos somos, en cierta medida, responsables de vigilar las condiciones en que se lleve el caso del exgobernador, no como un acto de venganza o revanchismo, sino en un estricto apego al debido proceso y a la normatividad jurídica, para que sirva de ejemplo a aquellos que ven al servicio público como una fuente de riqueza personal.

Debemos partir del hecho de que es necesario tener confianza en las autoridades para que el caso del exgobernador Duarte llegue a brindar justicia a todos los actores involucrados, lo que incluye a la sociedad chihuahuense. Ésa será una buena señal del cambio que se está llevando a cabo en el estado y en la nación, además de que nos brindará la posibilidad de generar una cultura de justicia en toda la sociedad.

El mensaje del presidente lic. Andrés Manuel López Obrador sobre la lucha conta la corrupción está dando resultados y permeando a todos los gobiernos y a la sociedad en general, la participación del gobierno federal en la extradición del exgobernador es un claro ejemplo de ello. Pero también es importante que entendamos todos los actores de la vida pública que México ya cambió y que no hay forma alguna en que las cosas regresen al estado que guardaban antes del inicio de esta Cuarta Transformación nacional.

Estamos entrando en una etapa de la vida nacional donde los ciudadanos debemos tomar la decisión de si apurar el paso en la lucha contra la corrupción o si queremos volver al viejo régimen. La corrupción no tiene cabida en la vida pública de nuestro país, aquellos políticos que hoy están pidiendo la oportunidad de que les creamos que han cambiado, que han entendido sus errores, primero deben dar un paso adelante y comprometerse ante la sociedad mexicana; mientras no lo hagan sinceramente y de corazón, podemos seguir diciendo que la Cuarta Transformación de México sigue vigente y avanzando.

Así las cosas, Armando.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search