PUBLICIDAD

Opinión

Armar a las mujeres ¿es la solución?

La violencia contras las mujeres, es un problema social, que no se soluciona armando a las mujeres, pues éste es multifactorial

Olivia Aguirre Bonilla
Académica

jueves, 09 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“La no violencia no es una prenda que uno se pone o quita a voluntad. Su lugar reside en el corazón y debe ser una parte inseparable de nuestro ser.”

Mahatma Gandhi

El diputado de Movimiento Ciudadano, Francisco Sánchez Villegas, ha propuesto que se les permita a las mujeres contar con herramientas para defenderse, la cual contempla la posibilidad de legalizar el porte y el uso de diferentes armas, desde el gas pimienta hasta el arma de fuego. Para ello, se pretenden realizar foros de consulta y parlamentos abiertos con organizaciones de la sociedad civil y colectivos de mujeres. 

Ahora bien, es importante precisar que en lo que respecta a la posesión y portación de armas de fuego ya se encuentra regulado en el artículo 10 Constitucional, el cual dispone que los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa, además establece la posibilidad de portar armas de acuerdo a lo que establece la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. 

De allí que no tenga nada novedoso de que por parte de Movimiento Ciudadano se pretenda realizar una iniciativa para dotar a las mujeres del derecho de portar armas cuando ya es un derecho constitucional. Incluso, dicha propuesta va en contra de la misma Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, pues en su artículo 5 se señala la importancia de realizar campañas educativas permanentes que induzcan a reducir la posesión, la portación y el uso de armas de cualquier tipo. Y esta propuesta lo que pretende es precisamente aumentar el uso de armas de cualquier tipo.

En lo que respecta al arma de gas pimienta o los paralizantes (dispositivo que generan descargas eléctricas), estos no se encuentran regulados por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, toda vez que no se localizan dentro de las armas que puede poseerse o portarse según lo establece el artículo 9 y 10 de esta Ley, por otro lado, en el caso del estado de Chihuahua este no penaliza la portación de gas pimienta y paralizantes.

Dejando a un lado los tecnicismos y lagunas legales respecto al uso del gas pimienta y los dispositivos que generan descargas eléctricas. Dicha propuesta la encuentro fuera de todo sentido, pues nunca va a ser una opción resolver un fenómeno social como es la violencia de género contra las mujeres con más violencia. Resulta pertinente traer a colación “el movimiento de la no violencia” de Mahatma Gandhi, quien se ha vuelto un referente a nivel mundial por su filosofía de rechazar el uso de la violencia física para lograr un cambio social o político.

La violencia contras las mujeres, es un problema social, que no se soluciona armando a las mujeres, pues éste es multifactorial, uno de ellos es el problema de la ineficacia judicial frente a los casos de violencia contra las mujeres que trae consigo un ambiente de impunidad, el cual facilita y promueve la repetición de los hechos de violencia; la falta de protección oportuna a las víctimas que trae consigo la desconfianza de las instituciones y la falta de planes de formación y capacitación continua a las fuerzas policiales, solo por mencionar algunos. 

Se trata entonces de buscar soluciones que sean viables, debemos formular políticas públicas pertinentes y diseñar las estrategias para prevenir y erradicar nuevos actos de violencia y discriminación contra las mujeres. Empecemos por atender los resolutivos de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por violencia feminicida, declarada el 17 de agosto de 2021 en el estado de Chihuahua, misma que señala de manera puntual las medidas de prevención, de seguridad,  de justicia y reparación del daño. Dichos resolutivos de la Alerta partieron de un estudio, análisis e investigación de la situación que guarda el territorio atendiendo de manera específica a las necesidades de cada municipio del estado.

Ni dentro de las recomendaciones de la declaratoria de Alerta de Género, ni de las recomendaciones de organismos internacionales como lo es la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la ONU, han recomendado armar a las mujeres, para hacer frente a la violencia de género contra la mujer. 

Esperemos que nuestros legisladores reflexionen y se concentren en la coordinación entre los poderes del Estado y de los tres órdenes de gobierno para operar de manera inmediata y dar continuidad y permanencia a las propuestas y recomendaciones de la Alerta de Género para enfrentar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Facebook: Dra. Olivia Aguirre Bonilla

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search