Opinión
OPINIÓN

Apuesta Maru a la conquista de Juárez

Desarticulado, sin la mínima coordinación entre dirigencias y con pleitos que todavía a estas alturas se alientan desde Palacio de Gobierno, el PAN es el primer objetivo a reconstruir en la frontera

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 04 enero 2021 | 06:00

• Apuesta Maru a la conquista de Juárez

• Madero lo hace por la capital

• Otros dos hospitales amenazan a Pensiones

• Entra Coparmex al relevo en CCE

La principal debilidad de la precandidata a la gubernatura María Eugenia Campos no está en las consecuencias de la persecución emprendida por su compañero panista Javier Corral, sino en la crítica situación que enfrenta su partido en Juárez.

Desarticulado, sin la mínima coordinación entre dirigencias y con pleitos que todavía a estas alturas se alientan desde Palacio de Gobierno, el PAN es el primer objetivo a reconstruir en la frontera. Porque dejar sin partido a la ciudad, casi como se encuentra ahora, es un gran riesgo tanto en la contienda interna como en la elección constitucional.

Fue por ello que Maru Campos determinó comenzar ayer su precampaña aquí, con una concentración vehicular en el estadio Benito Juárez, a donde arribaron cientos de panistas para mostrar su adhesión a un proyecto que representa un cambio.

La concentración superó los 400 vehículos, de acuerdo a los cálculos del equipo, y por lo tanto fueron más de 800 asistentes que acudieron a impulsar a la alcaldesa con licencia; el operativo recayó en Mario Vázquez, Daniela Álvarez, Eduardo Fernández y Gabriel Díaz, entre otros.

Previamente, por la madrugada Maru tuvo además un arranque simbólico en pleno Centro Histórico de la frontera, donde se reunieron más de 30 de sus colaboradores directos de la precampaña y militantes convocados al primer minuto del domingo.  

En ambos actos el mensaje que llevó Campos Galván fue el de que no se va a doblegar ante las conocidas amenazas de Palacio de Gobierno y que tendrá a Juárez como prioridad política, lo cual de suyo es atractivo para los cientos de panistas que fueron relegados por el gobierno en turno.

Así fue el comienzo de una precandidata que empieza con un claro deslinde de Corral, lo que tiene efectos tanto al interior como al exterior del PAN.  

***

Por su parte el senador con licencia Gustavo Madero decidió comenzar su precampaña en la plaza más peleada de la entidad entre los grupos internos del PAN, la capital del estado.

Fue en un acto simbólico desde el busto del fundador panista chihuahuense, Manuel Gómez Morín, donde Madero encabezó la presentación formal de su proyecto. Lo hizo en Chihuahua porque es donde su rival, Maru Campos, tiene sentados sus reales, donde se concentra la mayor cantidad de militantes activos a los que buscará convencer.

Flanqueado por el coordinador de los diputados del PAN, Fernando Álvarez Monje, así como por los legisladores federales Mario Mata Carrasco y Patricia Terrazas Baca, Madero se mostró como el aspirante del poder panista de la actualidad. Ellos serán los coordinadores de su estructura en este proceso.  

No hay que desestimar ese mensaje, finalmente los que hoy están con Madero son los que lograron imponerse, a fuerza de votos, como candidatos en su momento.

La apuesta del senador con licencia quedó clara al hacer referencia al padrón inflado de panistas en la ciudad de Chihuahua, que le achacan al equipo de Maru; “no importa, seguro que hasta a ellos vamos a convencer de nuestro proyecto”, dijo el precandidato al insistir que jamás pidió designación directa, sino una contienda interna como la que ayer comenzó.

Fuera de los mensajes públicos, la prioridad de Madero estará en el padrón panista de la capital y en el de Juárez, para lo cual habrá de marcar distancia del gobierno de Javier Corral, sin que sea tanta como para provocar un quiebre mayor.

A eso se abocará la nueva estructura que crece alrededor del nombre de quien también fue dirigente nacional del PAN y hará todo para demostrar que puede con un proceso interno a nivel estatal.

***  

El tercero de los aspirantes panistas, el exalcalde Carlos Borruel Baquera, no pudo comenzar su precampaña porque el PAN le negó el registro formal. Sin embargo, espera la definición de la Comisión de Justicia del albiazul para el martes, cuando deberá resolverle su impugnación.

Al también exdirector de la Comisión Estatal de Vivienda el Tribunal Estatal Electoral le admitió el inicio de un juicio de protección de sus derechos políticos, pero la misma instancia resolvió que primero debía impugnar en los órganos internos del partido. Dio cinco días naturales a partir del primero de enero para una nueva decisión, por lo que es mañana cuando el PAN deberá dar respuesta a ello.

Se espera que el partido le vuelva a negar el registro en atención a lo que incumplió en la convocatoria y por lo tanto que Borruel siga el pleito en las instancias electorales. Eso traerá mayor incertidumbre y división al proceso interno albiazul.

***

Después de semanas críticas en las que el Covid desbordó a Pensiones Civiles y por falta de pago se suspendieran los servicios subrogados de dos hospitales privados, el último día del año el Gobierno del Estado presumió que había logrado un nuevo acuerdo con los nosocomios para la atención a sus derechohabientes.

Como si fuera un gran logro, la autoridad estatal asentó en un comunicado oficial que el servicio en dos clínicas de la capital, Ángeles y Christus Muguerza del Parque, había sido restablecido y con ello se garantizaba atención a la población beneficiaria todo el año 2021.

Lo que no explicó el director de Pensiones, Alberto “Tito” Herrera, ni tampoco alguna autoridad estatal, es que el problema de una deuda de casi 250 millones de pesos con los hospitales privados no acaba con un acuerdo de pago, a manera de anticipo, de 40 millones de pesos. La promesa de pagar en enero el resto es eso, una promesa, como muchas.

Lo que tampoco se ha dicho es que también un hospital privado en Juárez y otro en Cuauhtémoc han hecho la misma amenaza que hicieron los de la capital, la de suspender el servicio a los derechohabientes de PCE si la institución no da señales de, cuando menos, querer pagar.

Así las cosas, es un descaro presumir un acuerdo con los hospitales privados que se encuentra colgado de alfileres debido a la gestión financiera lamentable del organismo de salud y seguridad social.

***

Cuando a principios de octubre Javier Corral compareció ante el Congreso del Estado para atizar el conflicto por el agua, no faltaron crédulos diputados que se tragaron el cuento de que el gobernador estaría atento a cualquier llamado que le hiciera el Poder Legislativo.

Ahora ya se habrán dado cuenta los legisladores de que en aquella ocasión Corral Jurado usó la tribuna como un escaparate publicitario, nada más; no compareció, más bien trató de posicionar desde ahí el mensaje de confrontación con la Federación, por el que ahora todavía paga las consecuencias.

El recuerdo viene a cuento porque terminó el año 2020 y la promesa de comparecer a cada llamado del Legislativo se le olvidó al mandatario estatal, quien seguramente hoy habrá de reaparecer en la entidad luego de sus sagradas vacaciones que se toma tres o más veces por año.

Desde el 29 de octubre pasado el Congreso citó de nuevo a Corral junto con el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, para explicar al detalle el fantasmal plan emergente contra la pandemia de Covid-19, cuyos resultados han sido fatales para Chihuahua.

Fue el juarense Benjamín Carrera Chávez, de Morena, quien promovió el llamado a comparecer y logró que se aprobara su moción de forma unánime. Hasta un formato para la participación de Corral y Fernández se aprobó, con las intervenciones y cuestionamientos de los legisladores.

Desde la sesión ordinaria de aquella fecha quedó establecido el modelo de comparecencia. Nomás le dejaron pendiente a Carrera la fecha, lo que ingenuamente aceptó.

Todavía es hora que no se ha fijado cuándo irá el mandatario a explicar el desastre del sistema de salud y el descontrol en el manejo epidémico. Y eso que es un asunto urgente. 

***

Este día tendrá encerrona muy temprano el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para revisar varios temas de interés común entre las cámaras agremiadas.

Uno de ellos, entre los más destacados en la orden del día, es el cambio de coordinador del CCE o presidente, función que ha desempeñado desde hace más de un año y con buen tino el recién reelecto titular de Canaco, Rogelio González Alcocer.

Sabemos que el turno en la presidencia le corresponde a la Asociación de Transportistas, o Manuel Sotelo, pero las grillas internas lo han debilitado y es muy posible que ese lugar sea ocupado por el presidente de Coparmex, Eduardo Ramos Morán.

Es curioso ese proceso. A Ramos le quedan solo unas semanas como jefe de la confederación patronal en Juárez porque hace unos días fue electo como nuevo presidente José Mario Sánchez Soledad.

Es posible entonces que la tirada tenga algo qué ver con las inminentes campañas electorales. Es un decir.