Opinión
OPINIÓN

Anunciaron masacre una hora antes

Aparte de la promoción que luego hicieron en crudos videos y fotografías donde aparecían las víctimas del brutal enfrentamiento, están esos anuncios donde presumían el ‘check-in’

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 22 febrero 2021 | 06:00

• Anunciaron masacre una hora antes

• Es pluri y sigue aferrada a la dirigencia

• Priistas darán la sorpresa... en otro bando

• Morenos dejarán Juárez al último

El apagón de la semana retrasó, pero no dejó en el olvido, una investigación que involucra deficiencias o complicidades de la Policía Cibernética de la Fiscalía General del Estado y el área de Denuncia Anónima que maneja la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Resulta que en la masacre del pasado 14 de febrero –que dejó cinco fallecidos, tres de ellos decapitados– sobre la carretera entre Jiménez y Coronado, hubo hasta avisos previos de la actividad de un grupo criminal.

La prueba más clara es la publicación en Facebook con un mensaje amenazante: “Bien pendientes el grupo fénix puro NCDJ defendiendo la plaza de la gente nueva” (sic).

Así lo anunciaban quienes alrededor de una hora después atacarían a sus rivales hasta hacerlos pedazos, literalmente. La imagen en la edición digital de La Columna, con la salvedad de algunos datos sobre personas y el horario de la publicación, que son clave en las pesquisas.

Aparte de la promoción que luego hicieron en crudos videos y fotografías donde aparecían las víctimas del brutal enfrentamiento, están esos anuncios donde presumían el “check-in” localizado en Jiménez, hasta con mapa de ubicación.

Así lo hicieron, con toda tranquilidad, como el que llega a comer unos tacos en algún lugar conocido o el que arriba a jugar golf en el campo de su preferencia y actualiza su Face.

Además se habla de denuncias recibidas al número 089, que es diferente al 911, sobre todo porque no está bajo control de la Fiscalía del Estado, sino de la Secretaría de Seguridad Pública, donde sigue a cargo, pese a sus sonados fracasos, Emilio García Ruiz, el de la blindada de siete millones de pesos con cargo al dinero público.

Pese a todo, ese domingo nadie alertó a las corporaciones de seguridad que tienen amplios destacamentos en Jiménez y Parral. Ni a la Guardia Nacional ni al Ejército, menos a la Comisión Estatal de Seguridad, llegaron reportes preventivos.

La comunicación fue tarde, para variar, ya únicamente para que los efectivos federales y estatales llegaran a acordonar la escena, darse vuelo tomándole fotos al aterrador escenario dejado en el lugar e implementar un operativo que como siempre, condujo a la nada.

En el mejor de los casos hay una falta de coordinación y comunicación entre dos áreas que pueden ser clave para la inteligencia policial y la aplicación de la política criminal. En el peor, como es fácil suponerlo, más que descoordinación hay una enorme trama de complicidades.

***

La precaria unidad del PAN sigue en riesgo con la decisión de la dirigente estatal con licencia, Rocío Reza, de aferrarse a mantener el escaso control del partido, ya rebasado por el grupo emergente que casi ha logrado neutralizar a su jefe, el gobernador Javier Corral.

Reza Gallegos encendió de nuevo a la militancia al aparecer el viernes pasado a la cabeza de un acto entre cómico y ridículo, la llegada del más duartista del sexenio pasado, el diputado Jesús Velázquez, a las filas panistas.

Fue lo de menos el arribo del expriista con marcada dependencia al corralismo desde principios del quinquenio. Todos saben que el exalcalde de Guadalupe y Calvo, cercanísmo en su momento a César Duarte, ha seguido las instrucciones de Corral al pie de la letra, por algo más que amistad; es por complicidad.

Pero la molestia entre la militancia fue porque, otra vez, Reza insiste en aparecer a la cabeza (como se muestra en las imágenes tomadas de las redes sociales oficiales del PAN), cuando ya es virtual candidata plurinominal y al menos formalmente está separada del cargo de dirigencia.

La realidad, sin el mínimo cuidado de las formas y con total falta de oficio, es que ella sigue al frente del partido por órdenes del Palacio de Gobierno, cuando su relevo formal ya debería haber comenzado por un mínimo de sentido común.

La ética, la doctrina, los estatutos echados a la basura, lo que sigue arriesgando la necesaria cohesión de los grupos panistas a unos cuantos meses de las elecciones.

***

La dirigencia estatal del PRI, a cargo de Alejandro Domínguez, no sólo tendrá que enfrentar la empinada cuesta hacia arriba de lo que representan sus candidaturas al Gobierno del Estado y a las principales alcaldías.

Aunque Domínguez y la abanderada estatal, Graciela Ortiz González, han seguido el librito de la política del Revolucionario Institucional, incluso como si fueran los tiempos en que estaban en el poder, hasta la fecha los esfuerzos no han sido suficientes para prender los ánimos tricolores.

Los priistas se han esforzado en lograr la unidad, abrir el diálogo a muchas corrientes, apostar por figuras fuertes en las plazas principales como Chihuahua, Juárez, Cuauhtémoc, etcétera. Sin embargo las heridas siguen siendo mayores y los acuerdos insuficientes.

Es por ello que personajes tricolores de peso, todavía con poder en el Congreso del Estado y algunos municipios como la frontera y la capital, voltean a ver a los inquietos panistas representantes de su candidata a la gubernatura.

Los albiazules de esa facción no están cerrados a una eventual alianza con cualquiera que les represente votos, tarea en la que se alistan algunos liderazgos reconocidos del tricolor.

***

Por cierto, el fin de semana la candidata a la gubernatura por el PRI encabezó la toma de protesta de sus abanderados que habrán de apuntalar al tricolor en Juárez, con la empresaria Adriana Fuentes Téllez a la cabeza.

Más de tres, sino es que todos, candidatos a diputados por los distritos de la frontera saben que van directo al matadero. Van a sudar la gota gorda únicamente con la esperanza de no ser los más atropellados.

Por eso se vieron algunas caras largas de los abanderados, en un peculiar evento “masivo” con sana distancia, a los que no les quedó de otra más que aceptar la encomienda, entre ellos a Alberto Reyes Rojas, Gloria Viviana Juárez, Erika Marmolejo, Jorge Acosta, Isela González, Emma Idalia Díaz y otros.

***

Es casi un hecho que se brinca el mes la designación de los candidatos a presidentes municipales de Chihuahua y Juárez por parte de Morena, pues la ruta trazada hasta el fin de semana contemplaba dejar ambas plazas al último.

Durante la semana pasada el dirigente estatal del partido, Martín Chaparro Payán, tuvo la encomienda de planchar acuerdos en varias partes de la entidad. De hecho fueron citados varios de los aspirantes a alcaldes para ir haciendo una preselección y organizar anuncios oficiales los próximos días.

Pero eso fue sólo en los municipios pequeños serranos y algunas localidades medianas, pues en la capital y la frontera nomás no salía luz de las negociaciones (les llaman “encuestas”) que se realizan a nivel nacional.

Las definiciones en el caso de las ciudades más grandes, pues, estarían contempladas hasta la primera semana de marzo. Más tiempo para que se coman las uñas los dos o tres de cada plaza que en realidad tienen posibilidades.

Y además, Juárez podría ser la última en definirse, pues es donde la unidad se trabaja con pincitas, por aquello de no dejar fuera a ninguno de los actores morenos, neomorenos y no morenos con los que el partido ha construido sus alianzas.

Es Juárez la plaza más fuerte para el partido guinda en todo el estado.