Opinión

Amarga Navidad, la situación de los suicidios en el estado

Nuestro estado de Chihuahua, desde principios de la pandemia ha estado entre las entidades con más altas tasas de suicidios, hasta llegar al primer lugar a nivel nacional en estos últimos meses

Marco Gallardo
Sociólogo

jueves, 30 diciembre 2021 | 06:00

Nuestro estado de Chihuahua, desde principios de la pandemia ha estado entre las entidades con más altas tasas de suicidios, hasta llegar al primer lugar a nivel nacional en estos últimos meses.

Mundialmente, las tasas de suicidios aumentaron, así como también se presentó un incremento de personas con trastornos psicológicos, que van desde una depresión simple o moderada, ansiedad por el encierro o incertidumbre socioeconómica y familiar, hasta tendencias suicidas y se desarrollaron o manifestaron diagnósticos como bipolaridad, ciclotimia, neurosis, temporales y permanentes. 

Si bien el encierro al que hemos estado expuestos, en dos o tres temporadas en estos últimos dos años, el aumento de la violencia intrafamiliar, la pérdida del empleo, la precariedad económica, el miedo de ser contagiado o enfermo y perder de la vida de varias cepas o mutaciones del Covid; el miedo a la vacunación o falta de, o el duelo de la muerte de familiares o gente cercana, nos mantiene siempre en un estado de alerta, de estrés o ansiedad. La falta de seguridad ante las nuevas condiciones de la vida humana nos ha relativamente traumatizado, situación que provoca el aumento de la tasa nacional de suicidios al 10.4 personas por cada 100 mil habitantes, un punto porcentual mayor que en los inicios de la época del 2000. 

Chihuahua tiene una tasa actual de 14.0 de muertes por cada 100 mil habitantes, casi 40 por ciento más que la tasa media nacional, si bien no se ha presentado un indicador único, que determine por qué Chihuahua está en la primera posición, podemos identificar varios indicadores: ser y tener una de las fronteras económicamente más importantes entre los dos países, haber tenido desde mayo hasta noviembre del 2020 temporadas con el más alto porcentaje de mortalidad sobre contagiados detectados, que llegó a ser hasta del 24 por ciento de muertes por cada 100 contagios en el segundo trimestre de 2020, y continuando alto hasta noviembre de ese mismo año, el abuso del alcohol, los altos niveles de consumo de drogas, ya que permanecemos y oscilamos dentro de los tres primeros puestos, la soledad provocada por el mismo encierro, el duelo y la desesperanza, han permitido que se tengan estos números de suicidios dentro del estado.

Los hombres son en edades de 18 a 29 los que más han perdido la vida por medio del suicidio, la relación de género es de cinco hombres por cada mujer, en lo que respecta a las edades, son los de 13 a 18 años el segundo lugar, siendo el bloque de 13 a 29 donde está el 80 por ciento de la taza de suicidios, y un 60 por ciento solo de 18 a 29 años, y hombres en su mayoría, según datos indicados por Luis Enrique Fuentes Vidales del Instituto Chihuahuense de la Salud Mental. 

Geográficamente, Ciudad Juárez y Chihuahua capital es donde hay más presencia de suicidios, seguido por Casas Grandes y el noreste del estado. Luis Enteque comenta que aunque son preocupantes las estadísticas, se cree que este índice o tasa del 10.4 va a bajar los primeros meses del año siguiente 2022. 

La temporada de frío, de encierro, y las fiestas decembrinas, aumenta la sensibilidad general de la población, se estima una reducción de tasas al terminar las fiestas y el restablecimiento de los empleos después del 4 de enero y el regreso físico a clases después del 12 de enero, para Luis Enrique Fuentes Vidales y su campaña de “Todas y todos podemos salvar una vida” nos invita a apoyar y estar pendientes de los demás, de nuestra gente cercana, ya que comenta que no se requiere ser un especialista para identificar un cambio de comportamiento, alguien con intenciones de lesionarse, que tenga comportamientos adictivos o compulsivos de droga o consumo de alcohol, o que presente manifestaciones radicales de comportamiento o conducta fuera de lo común, hay que comentarlo y acercarlos en la manera de lo posible a los servicios de salud. 

close
search