Al Cereso 3 lo están dejando que reviente

La autoridad que existe al interior del penal es la ejercida por los propios grupos delictivos que manejan la venta de droga, prostitución, alcohol, etc.

LA COLUMNA
de El Diario
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

• Al Cereso 3 lo están dejando que reviente


• Los abogados en caso de abuso sexual


• Está reducido a un noticiero de AMLO


• Presentan como hackeo servidor caído en Congreso


Es cada día creciente la presión hacia el interior del Cereso estatal 3 de esta frontera. Cientos de reos de unas y otras pandillas, de “Aztecas”, “Artistas Asesinos”, “Mexicles” y “La Línea”, guardan agravios imperdonables entre ellos que buscan ser cobrados a la primera oportunidad.

Todo está dispuesto para llevar a cabo un enfrentamiento de dimensiones iguales o superiores al de marzo del 2009 ocurrido ahí mismo que arrojó 20 muertos, motín catalogado como uno de los más violentos y sangrientos en la historia penitenciaria del país.

Igual que en aquel tiempo, la autoridad que existe al interior del penal es la ejercida por los propios grupos delictivos que manejan la venta de droga, prostitución, alcohol, celdas, crujías, etc. Custodios y jefes de estos, altos funcionarios de la Fiscalía de Ejecución de Penas, han sido reducidos a testigos mudos o cómplices. No tienen opción.

Está declarada la guerra interna y exhibida la impunidad operativa hacia el interior del Cereso desde agosto del año pasado cuando un grupo de reos que eran conducidos por el túnel que une a la cárcel con los juzgados fue atacado sin impedimento alguno por otro grupo antagónico. Fueron lesionados varios y muerto el objetivo principal de la agresión: Daniel Quinn Calderón, alias “El Pelón”.

Los reos agredidos formaban parte del grupo señalado como responsable intelectual y material de ejecutar días antes a 11 muchachos en Praderas de los Oasis. Fueron ahorcados con cables eléctricos en una vivienda que era utilizada como picadero y casa de seguridad.

La explosiva situación al interior del Cereso es conocida perfectamente por el gobernador del estado, Javier Corral; y por sus jefes respectivos en la materia, el fiscal general César Peniche y el comisionado de seguridad, Óscar Aparicio. No hacen nada porque su concentración está en otra parte.


***

Dos fuertes baterías de abogados se enfrentarán esta mañana en la ostentosa Torre Judicial de la ciudad de Chihuahua. Debatirán en audiencia sobre el sonado caso de abuso sexual presumiblemente cometido por un exalto funcionario del propio Tribunal Superior de Justicia.

Ayer abordamos aquí el tema. Está la audiencia de formulación de imputación programada para las 12:00 horas en contra del exsecretario particular de la Secretaría General del Tribunal, Marco Antonio Stove Molinar.

Es otro caso referente sobre esas siempre delicadas materias que son el acoso o el abuso sexual, que alcanzan dimensiones de mayor impacto social cuando implican a servidores (as) públicos (as) que usan su fuerza jerárquica para perseguir y atropellar a sus víctimas.

Supuestamente estuvo acosando a una muchacha empleada también del tribunal durante el mes de febrero del 2018. Fue denunciado. El Ministerio Público concluyó que fue cometido “abuso sexual simple”... Hoy empezará a develarse la verdad.

Hay que revisar paralelamente la fuerza legal defensora atrás de la presumible víctima y del victimario.

La defensa de la muchacha es llevada por el despacho que encabeza el abogado Salvador de León, que adquirió notoriedad en la capital del estado cuando defendió a una mujer que no era admitida en el Club Campestre aparentemente por su preferencia sexual. Ganó de calle el caso.

Por parte del acusado llevan la defensa los abogados Enrique Muñoz y Héctor Villasana Ramírez, ambos afamados constitucionalistas pero con severas dificultades para sacar de la cárcel a exfuncionarios de César Duarte procesados por corrupción.

Son escenarios distintos, ciertamente; para el caso de los exfuncionarios duartistas existe una evidente presión política del régimen estatal panista hacia los jueces. Sus resoluciones por ende carecen de credibilidad. En este caso se supone el piso parejo para ambas partes, sin dejar de lado la influencia que puede mantener el acusado en el órgano judicial.

Ojos y oídos estarán puestos en el trabajo que desarrollen todos ellos a partir de este jueves en la audiencia que se supone será pública.


***

El show de López Obrador. Dicho así, sin la menor connotación peyorativa o de crítica, sino como mera descripción objetiva, es lo que son las conferencias matutinas del presidente de México. La hora del presidente. O la hora y media. O las dos horas. Lo que él decida y quiera.

Ya lo había mencionado el conocido encuestólogo Roy Campos en una de sus colaboraciones semanales para el colega Paco Ortiz Bello: “Cuando pensábamos que la mañanera de AMLO era una repetición de su comunicación como jefe de Gobierno del entonces DF, resulta que no, porque hoy es una forma totalmente distinta de fijar postura... AMLO creó un noticiero con vida propia”.

Los reporteros de El Diario han podido comprobar, de primera mano, la forma en que López Obrador conduce y maneja sus conferencias matutinas, imponiendo los temas, las preguntas que desea responder y los funcionarios que presenta ante poco más de 80 reporteros presentes físicamente en la sala de prensa Palacio Nacional.

A través de reporteros o periodistas “de la fuente”, amigos o afines, logra controlar los afanes de quienes desean introducir temas incómodos o simplemente no presentados por el jefe del Ejecutivo federal ya que, al no haber un orden preestablecido para las participaciones de los periodistas, es en el momento que el mismo AMLO decide, a su total y entero arbitrio, a quién le cede el micrófono para preguntar, y es cuando recurre a la vieja pero efectiva estrategia de ceder el turno a periodistas “cómodos” –por llamarlos de alguna forma– que le ayudan a devolver el cauce de la conferencia a los temas del presidente.

Con esta efectiva estrategia no hay forma de que se cuelen periodistas o preguntas que no desea responder. Es el noticiero del presidente, en horario estelar y sin la menor posibilidad de réplica.


***

Ha sufrido sus primeras consecuencias el Congreso del Estado por el castigo presupuestal a que está sometido por el ciudadano gobernador Javier Corral. 

Desde hace buen rato no han recibido su pago los proveedores de servicio digital y simplemente dejaron caer el servidor con todas las implicaciones administrativas y mediáticas correspondientes. El ‘detalle’ fue presentado como hackeo.

La página del Congreso y otros accesorios de internet quedaron funcionando porque están respaldados en la nube pero el grueso de la operatividad interna cero. Nóminas, proveeduría, etc.

El gobernador Corral sostiene muy forzadamente una mayoría legislativa con su partido, el PAN, y varios diputados de otros partidos literalmente comprados. 

Esa situación no la perdona porque tal mayoría la alcanza apenas por un voto, así que castiga con el látigo de su ausencia y presupuestariamente a todo el órgano legislativo. Apenas alcanza el dinero para pagar sueldos y algunos servicios. La regateada está a todo lo que da.

Tal vez advierte que el voto de diferencia ahora en su favor se volverá nuevamente en contra.

No ha pisado el Congreso desde que inicio la actual Legislatura.